viernes, 29 de junio de 2012

ROCKUMENTAL: "THE TRANSATLANTIC FEEDBACK" (2006)

Pero esto qué es !. Por qué no sabía nada de esta gente hasta hace medio año aprox. Además (dejando a Tsi-Na-Pah, Green Bean, Mr. Truffle y alguno más al margen que todavía no se hicieron miembros del "nuevo" espacio como lo eran del otro -no se vayan a herniar por dar dos clicks, claro-), tengo la suerte de contar con algunos de los creadores de los mejores espacios rocanroleros de la blogosfera y ninguno (Johnny, Gonzalo, Chals, Addison, Mansion, Nikochan -que este además es vecino y padrino de mi nena para más bemoles-, Manel, Coops, TwoHeads, Paco, Dr.Quatermass, Mr. Thunderstruck y demás -y perdones mil por las omisiones que seguro se han dado-) ha tenido nunca la decencia (o igual si -y perdón de nuevo de ser así-) de hacerme conocedor de este mito de la historia del medio: The Monks. Coñas de a granel al margen, por supuesto, si alguno de los anteriormente mentados pusó algo en su espacio sobre estos monjes le agradecería me remitiese ahí para aumentar conocimientos a la mayor premura.

No he visto el rockumental del título, vaya por delante. Pero descubrí el único disco de la carrera de los Monks a principios de año (poco antes de adquirir compromisos paternos y tal), ese "Black Monk Time" (1966), y la verdad es que pocas cosas he escuchado nunca que encajen tan  perfectamente en aquello tan manido de "adelantado a su tiempo". The Monks eran proto-punk antes del proto-punk, su influencia en bandas arty rock posteriores como The Fall, Suicide, The Feelies, Pere Ubu o Swell Maps (y unas muchas más) es más que evidente, el minimalismo tan irrepetible de la Velvet (después grabado en techo alto por los de Curtis) también aparece por aquí, ¿psycodelia?... también tenemos de eso, si (y por un tube). Además, que en esto ya soy más zote, se adelantó al krautrock siendo una evidencia más que reconocida para Faust o Can, entre otros.  Transgresores como pocos y con unas pintas que anunciaban el apocalipsis no puedo imaginar lo que sería ver a estos tipos en directo en la Hamburgo de 1965 donde se establecieron... Y lo más cojonudo es que ese disco, con ese sonido tan particular por bandera, sigue aguantando los embites del tiempo mejor que bien. Pura adrenalina sixtie con machaconas bases, órganos de Satán, guitarras desgarradas, berreos por doquier y hasta un hit en potencia y todo ("I hate you" de título -perfect, si-), que encontramos en "Black Monk Time" entre muchas otras cosas...


 Así que, tras todo lo comentado, no pienso pedir disculpas por titular el posteo con algo que no he catado aún pues, por -puro y duro- legado de la formación, la cosa era que The Monks aparecieran aquí cuanto antes y dejar constancia, además, de  la/mi necesidad imperante de echarle guante a este (premiado) documental del 2006, "The Transatlantic Feddback", donde se explica la historia de estos soldados yanquis que se quedaron en las alemanias al licenciarse para cagarse en el sistema de gobierno de su país natal y arrearle con todas las ganas a la iglesia de paso mientras reinventaban la concepción de entender la música contemporánea,  cuanto antes.  Ni tres décadas de censura pudieron con The Monks al fin y su propuesta sigue sorprendiendo y creando una, difícil de explicar, adicción tras una docena de años de nuevo milenio... Si les conocen cojonudo (bueno... no, por no haberme avisado) y si es que no, pues nada, agarrarse fuerte que toca.

4 comentarios:

  1. No es por tirarme un pegote, que también, pero yo ese único disco que tienen, "black monk time", lo tengo más oido que las quejas de mi santa esposa por no hacer nunca la cama... Y con eso lo digo todo, pero como no me escuchas..., como me ninguneas.... tu sigue sin hacerme caso, lo último ha sido lo del disco y el concierto de Chuck Prophet, al final te arrepenitrás de no hacerme caso.

    Por cierto, el del comentario eliminado he sido yo, que me había equivocado

    ResponderEliminar
  2. A ver sielo... que el Prophet este está bien, mola si prefieres, pero no nos volvamos locos tampoco... Y esto de que ya conocieras a los Monks te creo sin reservas pero si alguna vez me has dicho algo estaría borrasho perdío y, además, no te pega nada de nada, que lo sepas... Un abrazo caraculo !

    ResponderEliminar
  3. Gran descubrimiento para mí. Acabo de indagar por la red, me gustan, lógico.

    ResponderEliminar
  4. Y es que tenemos una historia interesante con estos Monks. De ahí que ande tan picado detrás del docu este... Y, además, es que de verdad que me parece mentira que alguien sonase así tan pronto. Abrazo guzzero Johnny.

    ResponderEliminar