jueves, 28 de junio de 2012

UN CADÁVER A LOS POSTRES (1976)

INTRO. El televisivo Robert Moore dirigió esta tan popular comedia del segundo lustro setentero y aún hoy no se encuentra explicación razonable que valga, echando un vistazo rápido a su currículo previo, que nos pueda dar luz a la cuestión: ¿cómo narices se lo montó el palomo para hacerse con este cast de tan altos vuelos?... Supongo que la obra original del tal Neil Simon, que además guioniza el film, fue un pepinazo en la escena teatral de la época y ayudó (y puestos a lanzar suposiciones rápidas, si). Un par de años después, por cierto, recuperaría este Robert Moore a Falk para su "Un detective barato" donde el famoso alter de Colombo protagonizaba una serie de parábolas/sketches a costa de algunos films de Bogart ("Casablanca" y "El halcón maltés" mayormente)... Film ese que recordaba yo con cierto cariño de cuando era enano, por cierto (y es que recordaba vívidamente haberme partido el páncreas bastante, la verdad), pero que al recuperar hará algo menos de un lustro... Ay los recuerdos, qué bonicos que son a veces... y qué necesario el dejarlos en eso... Pero, ojo, este "cadáver" es otra cosa (faltaría). Recuerdo cuando entró el primer video en casa (que por cierto le ponias una sábana con un palo y llegabas a Mallorca con el cabrón... ¿y cuanto debía pesar aquello, además?) y en el primer "videoclú" del que nos hicimos socios (el del Corte Inglés -y con una oferta más escueta de referencias que de neuronas el congreso, o casi-) aquí el nene siempre daba por el saco con el tema... Se alquilaban tres o cuatro pelis (que era semanal el alquiler, alcanzo a recordar) y además prácticamente siempre, gracias al que suscribe, el film del posteo de hoy... Y es que me rajaba vivo con Sellers y Falk.


SINOPSIS. El excéntrico multimillonario Lionel Twain invita a cenar a su castillo a los cinco detectives más importantes de la historia: el chino Sidney Wang, el neoyorquino Dick Charleston, la inglesa Jessica Marbles, el belga Milo Perrier, y desde San Francisco llega Sam Diamond acompañado de su rubia secretaria. Después de ser recibidos por un mayordomo ciego (Alec Guiness), Twain les explica durante la cena el motivo de la reunión: a medianoche se producirá un asesinato; el que sea capaz de resolverlo ganará un millón de dólares.

A FAVOR. Pues que si coges a Guinness, Niven, Sellers, Maggie Smith, Elsa Lanchester y hasta el ya mencionado Peter Falk y demás (y sin pararnos a recordar la cachonda aparición del Sr. Capote como maestro de ceremonias) te aseguras, obvio, un nivel calitativo importante... Vamos que a esta gente los alineas para bailar "La Chatunga" (o similar) y también funciona la cosa, claro qué si. Además el también ya tocado guión es relojería pura y deja evidente su latencia teatral de cabo a rabo. Así que por ritmo y ajustado (quizá demasiado) metraje a nadie le da realmente tiempo a aburrirse... Y ya expliqué antes que antaño, o hace la tira y media, me lo pasaba pipa con el descacharrante y oriental Sellers y el ex profesamente casposo Falk pero, sin dejar de apreciar a ese par y re-vista hoy (y además con cierta asiduidad que no se que canal de esos de pelis -que respetan el medio/arte lo que te dije por cierto y visto el trato otorgado... pero eso lo dejo para otro día-), me quedo sobre todo (obviously) con el gran Niven (y su exagerada para la ocasión flema británica -y aunque interprete a un detective de SF-) y el gigantesco Guinness (que me termina las lisonjas -uno de mis actores top-10 de siempre, fijo e intocable-)... Y también, claro, con la Sra. Laughton, esa gran Lanchester recordada por siempre como la "novia de la criatura" y la gran Maggie Smith como megapija partenaire de Niven. No és una de las grandes comedias de la historia, queda claro, pero sigue funcionando la mar de bien tras sus más de tres décadas y media de vida.

EN CONTRA. Que no se explote el tono "negro" de comedia que esto podría haber tenido (y sin entrar a repartir culpas, que se trata de una apreciación puramente personal)... Y aún sin esperar "arsénicos" o, la para mí siempre a reivindicar, "La comedia de los horrores" (algún día tengo que empezar a escribir mi chorrotesis guzzera de "Tourneur, el realizador/maestro más ninguneado de todos los tiempos", a ver si me animo), esto podría haber ganado muchos enteros con menos "tono familiar" y más mala gaita...

CONCLUSIÓN. Entretenido film que funciona la mar de bien como la comedia ligera que por otro lado también pretende ser... Y se le puede achacar cierta pérdida en las formas durante el camino, se admite, pero tampoco cae en el absurdo (aún integrando algún que otro lance bastante grotesco en que, en verdad, patina un algo el embrague) y, en cualquier caso, juega bien su carta de "agilidad de texto por montera" (lógico por la procedencia madre y tal) por lo que, si no se abusa con las "visitas" y no se espera una "masterpiece" de la comedia de manual del santísimo copón, creo que se antoja lícito el hacerla llegar a la "guzzemendación" ... o no. A lo mejor es que (por parte de lo anteriormente explicado) el menda la tiene algo bastante sobredimensionada por la curra y todo se limita a eso. De hecho, siendo honesto, creo que el 7/10 le cae mejor y más ajustado a este film pero, caray, volvemos a lo de los recuerdos del principio... y este, "Un cadáver a los postres", es de los que se le tiene cariño y, mal que bien,  logra aguantar el tipo a día presente.

GUZZTÓMETRO: 8/10

4 comentarios:

  1. Mira, ya tengo película para esta tarde.

    ResponderEliminar
  2. La adoro tanto en sus mejores momentos (ese Guiness pre-Star Wars sencillamente memorable, para variar) como en sus momentos más flojos (Capote)

    De crio flipaba con ella. Me parecía un cuento maravilloso. Alucinante Sellers, por cieto. Su puesta en escena, su sentido del humor, su tono….Una delicia.

    A ver si la vuelvo a recuperar un dia de estos.

    ResponderEliminar
  3. Esta esta muy entretenida, si señor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Alex. Espero no te decepcione Alex (de ser así te queda el consuelo de que es más bien escueta en duración).

    Mansion. Guinness estaría perfecto hasta en "Aquí llega condemor" como el genio que fue (insisto, "top 10 guzzero de intérpretes de all the times y forever"). Y la peli pienso que sigue reteniendo frescura, si (no menté por ejemplo todo el tema de la cocinera muda o los problemas con los artículos del rol de Sellers...).

    Addison. Es que ese casting Mr. De Witt... Muy malo tendría que ser el guión (y aún con eso tengo dudas) para que saliera algo no digno de revisarse un mínimo.

    Gracias por comentar y saludos guzzeros x3 !

    ResponderEliminar