lunes, 9 de julio de 2012

LOS VIKINGOS (1958)

INTRO. Me resulta extraño que este film no haya aparecido antes en el blog. Tengo testigos feacientes de lo plasta que soy a la hora de reivindicar "loj vikingos". Dirigida por, el algo injustamente ninguneado, Fleischer autor de entre otras aquella "El estrangulador de Boston" (el mejor papel de la carrera de Tony Curtis) y contando con un reparto de aquí te espero (y no solo al cuarteto más popular me refiero que también aparecen los siempre magníficos Frank Thring y Alexander Knox en significantes roles secundarios), es una bonita manera (o eso creo) de despedirse del gran Sr. Borgnine con cuyo óbito nos despertábamos hoy, y sin recurrir al tópico del (por otro lado) inolvidable Marty.

SINOPSIS. En la Alta Edad Media, los vikingos o normandos (hombres del Norte) adoraban a Odin, el dios pagano de la guerra, que los guiaba a través de los mares cada vez que emprendían sus habituales incursiones de saqueo. Einar y Eric, hijos ambos del rey vikingo Ragnar -aunque ignoraban su parentesco-, se odiaban profundamente, pero se vieron obligados a luchar juntos para rescatar a la princesa Morgana, de la que ambos estaban enamorados, de las garras del rey de Inglaterra.

A FAVOR. Pues el cojonudo tono de aventura clásica que mantiene de cabo a rabo, ni qué decir. Guionizada sobre la novela de Edison Marshall (autor también de la novela en que se basa aquella bastante anterior, y muy notable, "El hijo de la furia" con mi querida Tierney de por medio y un malísimo -atención Mr. De Witt- George Sanders) y con la inolvidable música del tal Mario Nascimbene que se te queda en el disco duro para los restos desde la primera vez que la escuchas, a sumar lo tremendo de las elecciones para exteriores e interiores y lo -obvio- de los trabajos interpretativos, me resulta una película más que recomendable en definitiva y a todas luces. Obligatoria de hecho para aquellos que gusten (como el que suscribe) de las memorables andanzas con los Flynn, Granger o el propio Lancaster, entre otros, haciendo el indio. Aunque sería injusto, que no procede, despedir este "a favor" sin hacer mayor hincapié en el trabajo actoral, si... El gran Douglas cuadra a ese protagonista que parece esculpido para él y que hace de la venganza su modo de vida (hacia Curtis por dejarle tuerto y hacia los ingleses, en general y por cargarse a su señor padre); Tony Curtis sale igualmente bien parado con ese bastardo Eric y como "el bueno" del asunto (y que infravalorado me parece de siempre este actor, pardiez); su entonces esposa  Janet Leigh, la ducha más famosa de la historia del cine, demuestra por enésima ocasión que quien quiera ver floreros mejor se marcha al Ikea estando secundada, además, y en casi todo momento por ese antes mentado Alexander Knox cuyo papel -sin contar con lo primordial de que es el que se queda con en el entramado familiar del asunto y tal- ejerce de Pepito Grillo para con esta guapísima Morgana; y de comer aparte que, finalmente, quedan el Sr. Borgnine como el padre de Einar y Eric (que curiosamente Borgnine tiene un año menos que Douglas) con su tan recordada, por ejemplo, escena del foso y el pérfido Frank Thring como el malo maloso que detiene hasta el tiempo cada vez que aparece (si alguien ha visto algún film donde este enorme intérprete australiano haya ejercido de "bueno" me lo haga saber, por favor).

EN CONTRA. Pues nada, la verdad. Es un largometraje de aventuras clásicas y eso es, precisamente, el botín que obtenemos...  Y chimpón.

CONCLUSIÓN. Seguramente el film de aventuras vikingas más memorable jamás filmado (que, de acuerdo, la competencia tampoco es especialmente holgada en referencias) que además se desdobla en un melodrama de celos/odio a recordar por parte de sus dos tan populares protagonistas. Además, puede que cuente con la escena más memorable del cine para los amantes de la cetrería...

GUZZTÓMETRO: 9/10

ERNEST BORGNINE (24/01/1917 - 08/07/2012). Lo dicho, me despertaba hoy con esta noticia... Qué horrible manera de empezar la semana: el fallecimiento de uno de los ultimísimos grandes de su época que quedaban (que aunque sea ley de vida no deja de joder). Y puede que Borgnine sea más recordado por muchos/as por aquel humilde charcutero Marty que le supuso el Oscar (y en unos tiempos que eso realmente podía significar algo), pero para mí siempre será el ilustrísimo secundario de "Johnny Guitar", "Conspiración de silencio", "Grupo salvaje", "Doce del patíbulo" y tantísimas otras a mentar, en las seis décadas de carrera de este magnífico actor, que tuvieron la gran suerte de contar con él en su reparto. La potente personalidad y expresividad de este señor, uno de los mejores actores secundarios de cualquier época, no caerá en el olvido. El núcleo fuerte del Grupo Salvaje ya nos vigila al completo desde el cielo. Rest in peace.

8 comentarios:

  1. "Los Vikingos" que peliculón.
    Es una de las mejores de aventuras de todos los tiempos.
    Y la música, y como empieza.. grande, grande de verdad.

    Y del gran Borgnine, que decir. Creo que a todos nos gustaba. En todas las películas estaba genial. Un gran actor.
    Me acuerdo también de "El emperador del norte"...
    Pero "Grupo Salvaje", es la de Dios, obra maestra excepcional.
    -"¿Vamos?"
    -"¿Por qué no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Guzz, me emociono cuando alguien reivindica a Richard Fleischer, uno de mis directores favoritos. "Los vikingos" me impresiona por la habilidad de Fleischer para, sin rebajar ese "cojonudo tono de aventura clásica", introducir miles de matices con una puesta en escena magistral, ¡cómo manejaba de bien el scope!

    La filmografía de Fleischer está llena de películas interesantes. Por cierto, y ya que la mencionas, solo un artista de primera categoría puede hacer que "El estrangulador de Boston" pase de policiaco a caso clínico de manera tan natural.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Comparto plenamente contigo ese entusiasmo hacia la cinta de Fleischer, la más bella de las seis o siete obras maestras que encuentro en su brillante filmografía (si nos olvidamos de sus últimos trabajos).
    Te invito a que visites mi blog y pinches directamente en "Richard Fleischer" para que compruebes mi desmedida pasión por "LOS VIKINGOS".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Otro que se apunta al entusiasmo por los Vikingos (Los sábados por la tarde, cuando hacían "sesión de tarde" y podías ver cosas como Los vikingos, EL temible burlón, EL halcón y la flecha o el Príncipe Valiente, y me acabo de dar cuenta de que ya voy siendo mayorcito...)

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  5. Enamorado de esta película estoy desde la primera vez que la vi de niño (el verano pasado la volvieron a echar y ahí estuve fiel como siempre y van...). Posiblemente sea mi peli de aventuras favorita y de paso me uno a los apologistas de Fleischer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Mucho mejor en azul pastel que naranja chillón.. De la peli sé que la he visto, pero no me acuerdo.

    ResponderEliminar
  7. Revindico yo también mi pasión por esta aventura vikinga... de las que ya no hay.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias todos por comentar y a muerte con "The vikings" ni qué decir!... Recomiendo por cierto el posteo a colación que se marcara Teo Calderón, encontrable a un par de clickeos desde este mismo lugar, en su MOVIE MOVIE.

    ResponderEliminar