jueves, 16 de agosto de 2012

BUBBA HO-TEP (2002)

INTRO. Se cuentan hoy siete lustros del fallecimiento del Rey del R'n'R. Había pensado poner un posteo con alguna de sus pelis pero, honestamente, la última vez que ví una de Elvis debía contar yo unos catorce-quince años (que mi prima un algo mayor que el nene ha sido siempre una fan acérrima y nos obligaba a verlas si o si compulsivamente a toda la familia) y tras más de dos décadas de aquello no me acuerdo de nada o poco menos. Eso si, recomiendo (si hace falta) el documental de los primeros ochenta "This is Elvis" que recoge, en algo menos de dos horas, parte de vida y parte de milagros del King con jocosos testimonios de diversa índole. Y en cuanto a la entrada de hoy, escrita al son vinilero del inolvidable "From Elvis in Memphis" (que dignifica un algo el asunto quieras o no), me salgo por la tangente en cuestiones conmemorativas con esta absoluta fricada con el bendito chalado de Bruce Campbell al frente... Que al Mito, amante de cachondeos y carcajadas (que era "pythoniano", ojo y por ejemplo), creo le hubiera gustado.

"SINOPSIS PRESTADA". Elvis Presley vive y reside en una vieja residencia al este de Texas. Años antes de su "muerte", Elvis cambió su identidad por un Elvis desconocido, pero perdió la oportunidad de dar marcha atrás al cambio. Elvis forma equipo con Jack, un compañero de la residencia que dice ser el presidente John F. Kennedy, y los dos valientes héroes lucharán contra una maligna entidad egipcia.

A FAVOR. Vuélvanse a leer la "sinopsis" de arriba, please... Ahora otra vez... Y otra vez... Bien, a partir de aquí creo ya está un algo asimilado el tema y seguimos. Don Coscarelli (firmante de la saga "Phantasma" y, con ello, azote del terror ochentero -uno de tantos si se quiere, pero ahí queda eso-) presentaba ésta inclasificable pseudocomedia de serie B hace una década con la que, atención, se llevó algunos premios avezados al cine freakie-fantástico. Sorprende el tono/ritmo pausado en no pocas ocasiones que casa bien con la situación de los personajes en el film pero no con lo que uno se ha predispuesto a ver partiendo de la premisa de arranque (vuelvan a leer la sinopsis si fuera menester). Y es que la peli es una canallada, sin duda, pero al centrarse tanto en el personaje de ese impagable Bruce "Ash" Campbell como el Rey, retirado en clandestinidad geriátrica, parece como si el resto de cosas (aún por sonadas que resulten) sean como bastante insignificantes... Solo Ossie Davis en su rol de JFK negro (brutal) le da réplica y, por lo demás, todo se limita a una colección de chistes/situaciones de variopinta suerte que, eso si, dejan no pocos momentos de brillante y logrado cachondeo (esto es de brocha gorda, sin duda que ya es lo que vende, pero quizá no tanto tanto como alguien pueda imaginarse, al loro). El enfrentamiento final , por más claro ejemplo, entre la momia y este Elvis con problemas testiculares y diversas dolencias propias de la edad (taca-taca incluido) es, directamente, indescriptible... No hay miedo, total, "tengo un cáncer en la polla (...) matemos a la momia Presidente". Un poco lo de "de tan cutre hasta mola por momentos y todo" es lo que tenemos aquí... Imaginativa y bizarraca a samiesas partes.

EN CONTRA. Un poco más de "rocanrol" no le hubiera venido mal a la cadencia de este film, no... Se "duerme" en más de un momento y no es, precisamente, por ese tan tremendo recurso de (por ej) la magistral "A straight story" de Lynch, donde se adecua el ritmo a personaje... Eso, y que no se tenga humor para entrar en el juego que propone por temas de (supuestas) "irreverencias" ya que, al fin, este Elvis no deja de molar lo suyo, y este film no deja de ser un homenaje a su tan peculiar manera.

CONCLUSIÓN. Homenaje (repito) al Rey en militante serie B a mayor gloria, a su vez, del irreductible prota de la entretenida/divertida saga "Evil dead"... Particularmente, puestos a hacer el crápula de la mano de Ash en "nuevo milenio mode", me quedo con la algo posterior "My name is Bruce" (que esa ya si es una ida la castaña absoluta) pero, se admite, ésta "Bubba Ho-Tep" está bastante mejor facturada (otro día ya comentaré la otra, ya...) y hará pasar un rato entretenido (ni que sea parcialmente) a aquellos con el sentido del humor necesario para encajar y aceptar su propuesta. Innegablemente curiosa a pesar de lo evidentemente gamberro en cualquier caso y, con ello, volvemos por última vez a recordar la sinopsis...

GUZZTÓMETRO: 6'5/10

3 comentarios:

  1. La buscare, como homenaje al rey y porque tengo curiosidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. De donde sacas esta frikada, dios mío!!!!! Solo leer la reseña ya provoca efectos psicotrópicos jejeje. Hay una peli con Harvey Keitel (no recuerdo el título) que a mí me gustara bastante donde un tipo vuelve a Memphis a su hogar tras muchos años fuera y por el camino recoge a un autoestopista (Keitel) que le confiesa ser Elvis (evidentemente es un loco) que había fingido en su momento su muerte y ahora decide también regresar a Graceland. Era de esas pelis sin pretensiones pero muuu bonicas, con un gran trabajo del bueno de Harvey y que a cualquier fan del rey le sacaría más de una lagrimilla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Addison. Espero que le encuentres el un punto coñón que tiene... de lo contrario creo que se podrá llamar al gato por lo de la curiosidad y tal (y en este caso espero no me lo tengas en cuenta Mr. De Witt)

    Coops. Aclarado lo de los Whigs. Y es que me casaba bien que teniendo inquietudes interpretativas Dulli por un lado y rocanroleantes Lynch por otro, juntaran fuerzas... Además, tienes razón con lo de ese disco que ya desde su edición interior parece querer emular un film noirense de los de antaño... Y sobre lo de hoy, investigando un algo, veo que la peli que refieres es "Graceland" que no, no la he visto y así que apuntada queda, faltaría plus.

    Abrazo guzzero x2

    ResponderEliminar