miércoles, 1 de agosto de 2012

CICLO Mr. ALLEN: 13. "LA ROSA PÚRPURA DEL CAIRO" (1985)

INTRO. Dejo escrito de inicio que me gusta este film. Y lo digo para quien tenga la intención de quedarse exclusivamente con la parte menos positiva de todo lo que sigue...
"La rosa púrpura..."  es un ameno, ligero y buen film de un Allen en estado de gracia. Otro más y de eso no tengo duda. El problema que yo le veo (y hago especial hincapié en estas últimas tres palabras) es que saca una tajada pelín desproporcionada por pertenecer de pleno a esos años del "estado de gracia" ya mentado y "allenero". Ya he comentado en diversas ocasiones mi devoción (por tantos/as compartida con los matices a añadir que toquen) por el Allen que va de "Sleeper" a "Balas". Unos veinte años de bonanza incontestable e imborrable, por mucho que desde hace algunos lustros el tiro al Konigsberg se haya convertido casi en deporte olímpico (con una vehemencia y sed de sangre, a veces, de un asqueroso y desagradecido que tira de culo -y aunque sea merecido en una media docena de ocasiones y puede que alguna más-). En ese periplo de tiempo siempre he visto que, en base a mis gustos, existen tres films (el de hoy, "Septiembre" y "Alice") que se me antojan algo inferiores y aún atendiendo a que, precisamente, "La rosa..." (un film de notable, en definitiva y aunque sea bajo, siempre para mí) es el caso menos descarado. Eso si, desde la mezquindad que me caracteriza en tantas ocasiones, me produce no poca hilaridad que haya tantas gentes (aún entre críticos que se ganan la vida, o parte de ella, ejerciendo) que echen mierda sobre, por ejemplo, la muy posterior "La maldición..." (cuyo único problema para mí es la funesta elección para el papel femenino principal) y tengan las narices de poner la peli de hoy en una tarima por encima de un pedestal subidos a una escalera de mano y en la azotea... Las dos parten de un contexto cronológico casi idéntico y de una premisa motriz de inicio rígida (salida de pantalla del actor/hipnosis con engañosas intenciones) que enjuicia todo lo que sigue al gusto del consumidor, pero ojo, mientras una vende magia (que la magia de Woody yo la encuentro en "Manhattan", "Recuerdos", "Zelig", "Delitos" y demás, que no aquí) la otra "solo" vende comedia pura y dura... "La rosa púrpura del Cairo" queda como una masterpiece -o casi- para un ingente considerable y, por contra, la otra como un buñuelo de un Allen ya caduco para otros/as tantos/as. La una, a su vez, es un ligero cuento de hadas (agradable pero muy lejos de los picos de calidad del gafas) y la otra es una divertida peli (con algunos de los mejores lances de la comedia, en su acepción clásica, del nuevo milenio y una producción como muy superior al film con la Farrow y Daniels). Los prejuicios by the face de los cojones, vaya. Y recuerdo ahora, antes de seguir, la primera frase de esta entrada.

"SINOPSIS PRESTADA". EE.UU., Gran Depresión. Mientras Cecilia trabaja como camarera en Nueva Jersey, su marido se dedica a hacer el vago. Su única vía de escape es el cine, al que acude una y otra vez para evadirse de la realidad y soñar con un mundo de champagne, trajes de noche y fiestas elegantes. Una noche, el protagonista de su película favorita, "La rosa púrpura de El Cairo", se fija en ella y atraviesa la pantalla para conocerla.


A FAVOR. Pues por de pronto que resulta francamente complicado llegarse a aburrir con este film... Poco más de hora y veinte  de metraje (todo un dogma de fe para Allen, por lo menos en sus mejores versiones) con un ritmo que si bien va de más a menos en cuanto a ingenio no decae nunca en cadencia o/y dinamismo. Además, todo queda nivelado por un muy buen buen final... El despertar del "cuento de hadas", y para mí lo mejor de largo de la película (especialmente si entramos en el juego de concebir esta historia, pura y duramente, como una fábula que no como una comedia romántica... que es ahí donde más y mejor triunfa, claro). Genial Aiello como el troglodita marido de una sufrida Farrow algo pasada de "afectismos" (tanta pureza carga) o quizá sobreedulcorada por su marido/director para la ocasión (tampoco hacerme mucho caso en esto que ya expliqué en una ocasión que no sería yo el presidente del club de fans de Mia -a pesar que, diox me libre, no le negaré nunca sus más mejores logros-). El resto de secundarios capitaneados por un resultón (y poco más) Daniels, no chirría pero tampoco es que alcance lo memorable... Las discusiones del resto del (y con el) reparto de "La Rosa...", que tan descolocado queda en pantalla al no poder seguir con el argumento por la desaparición del rol de Daniels, hacen gracia al principio pero quedan eclipsados rápidamente por las controversias que, en "el mundo real", genera dicha desaparición... Para el recuerdo Woody nos deja algunas imágenes realmente logradas desde ese romance a la fuga por zonas urbanas desoladas, una ambientación de esos 30's espartana pero acertada, algunos gags -con distinta suerte- en el encontronazo actor/realidad y, entre otras y cómo no, la siempre innegociable calidad musical de la selección de turno, que envuelve el asunto con el buen hacer acostumbrado.

EN CONTRA. Pues aunque insisto con lo acertado del final, lo también ya mentado del ritmo de acierto en sentido descendente me lastra un tanto el tema... "La rosa púrpura del Cairo" tiene un planteamiento muy original y divertido y un desenlace fetén, pero ese nudo (ay) da demasiadas vueltas, buenas y no tan buenas, en el humilde parecer de un servidor. Además, que si Allen estaba enamorado de la Farrow por aquellos tiempos es cosa suya... A mi siempre me ha parecido más que correcta en films más corales o, al menos, en protagonismos compartidos. Como prota absoluta, con la excepción de la cojonuda semilla de Polanski, me carga (sorry).

CONCLUSIÓN. Realmente entretenido film/cuento que, por contra, muchos/as hacen pasar por una obra maestra que yo, honestamente, nunca he sido capaz de ver en esto (y aún apreciando sus indiscutibles bondades).

GUZZTÓMETRO
: 7/10

6 comentarios:

  1. Solo para saludar Guzz, que yo de cine no tengo mucho de qué hablar.

    Que se le lee, sépalo usted. Espero además que no esté mosqueado conmigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues para mí sí que es una de sus mejores películas, más hermosa y elegante que, por ejemplo, "Annie Hall" y "Hannah y sus hermanas".

    Un abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
  3. Personalmente creo que es uno de sus mejores trabajos aunque no sea ni del top five que la gente elige para darse el pego. Es genial y Allen estuvo francamente inspirado. Aunque las dos que cita Gonzalo son la repera. Con esas dos, Manhattan y Love and death (=el Grushenko, por cita runa de las absurdas) estaría mi top 5. Ahora, de sus últimas diez películas sólo salvo Match Point y ya sabes lo que opino del final: le sobran 15 minuntos!!! (ahora me acabo de parecer a Pumares!) pero... le sobran 15 minutos!.

    Pd: grandísima la Farrow!!!

    ResponderEliminar
  4. Para mi es una de las mejores de Allen!! Y como muchas otras veces, un homenaje al cine clásico y a los deseos cumplidos.
    Como bien dices, un cuento de hadas. Siempre genial Woody Allen!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. En esa etapa tan fantástica de Mr. Allen, esta Rosa destaco bastante.
    Pero comparto que no es del todo redonda, creo que el paso del tiempo, juez inexorable, la ha perjudicado quedándose en una notable película y sobre todo entrañable.

    El 7 está más que correcto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Está bien un 7/10 si se compara con tooodas las del Allen. A mí me parece dulce y divertida, coincido con lo de la maldición del escorpión, son parecidas.

    PS. por cierto, iremos a ver el bichejo galáctico??

    KSS ligeros, que hace un calor infernal

    ResponderEliminar