viernes, 10 de agosto de 2012

EL MAGO DE OZ (1939)

INTRO. "We're off to see the wizard, the magical wizard of Oz"... Nunca leí el cuento de Baum por lo que no puedo poner eso que queda tan bien de "capta perfectamente el espíritu del original" (que sospecho lo utilizan algunos críticos by the face cuando, sencillamente, es que les ha gustado la peli aunque no se hayan leído en la puta vida dicho original). Eso si, me la puse ayer por la noche (por vete a saber qué ocasión)  con clara intención de quedarme dormido en el sofá y, no falla, la puñetera de la Garland sigue emocionando con lo del "sooooomewhere..." al principio del film. Y no fue un mal año, de cara a la leyenda, para el realizador Victor Fleming ese 39 en que lograba constar como firmante del film de hoy y como director (definitivo) de lo que el viento se llevaba.  "Because because because because because, because of the wonderful things he does"...

"SINOPSIS PRESTADA". Dorothy sueña con viajar "más allá del arco iris", y su deseo se hace realidad cuando un tornado se la lleva con su perrito al mundo de Oz. Pero la aventura sólo acaba de comenzar: tras ofender a la Malvada Bruja del Oeste (Margaret Hamilton) y aconsejada por la Bruja Buena del Norte (Billie Burke), Dorothy se dirige por el Camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que puede ayudarla a regresar a Kansas. Durante el viaje, se hace amiga del Espantapájaros (Ray Bolger), el Hombre de Hojalata (Jack Haley) y el León Cobarde (Bert Lahr). El Espantapájaros desea un cerebro, el Hombre de Hojalata quiere un corazón, y el León, el coraje que le falta; convencidos de que el Mago también les puede ayudar a ellos, deciden unirse a Dorothy en su odisea hasta la Ciudad Esmeralda.


A FAVOR. Pues siempre me ha parecido bastante definitivo que, aún visto desde mi perspectiva (que no soy precisamente fan de los musicales, aunque entiendo perfectamente para el caso que un film dirigido -primordialmente- a un público infantil debe valorarse como tal), el "Wizard of Oz" de marras me parece un film único por su singular manufactura sobre el que no procede echar vinagre alguno. Todo el asunto de las coreografías (con tantos y "extraños" pequeños extras a cascoporro) y piezas musicales son quizá lo más recordado del grueso del film que, ojo, a su vez funciona también perfectamente como el cuento infantil que, sobretodo, és. Por supuesto la mamá de Liza (seguramente el caso de explotación infantil más famoso del joligú clásico de la mano con su amiguito Mickey) lleva todo el peso de la película con esa Dorothy (o Dorita, si prefieren y sea cantando o no) y su inseparable y entrañable perro-patada Toto (que, de hecho, es el personaje que detona toda la historia). De entre el resto de personajes, acostumbro a pasar por encima de Hadas, Espantapájaros, Hombres de Hojalata y Leones de dudosa gallardía, para quedarme siempre con la malvada y vengativa  Bruja del Oeste (tremenda la foto resultante cuando se aparece encima el techo una choza y le prende fuego -parcialmente- al tontaina de paja) y, especialmente, con el propio Mago de Oz en si (que es el rol más cachondo de todos... y además esta doblado al castellano por la misma persona que hacia lo propio -habitualmente- con Chico Marx, ojo). Las conversiones de personajes realidad/fantasía están bien conseguidas aunque palidecen, como todo lo demás de hecho, con la inundación en colores mil que envuelve la pantalla a partir del segundo uno de  poner Dorita  los pies en el país de Oz. Aunque, en verdad, lo que precede (la secuencia del tornado) es seguramente mi momento predilecto del film... bruja chafada inclusive. Y no veo porqué seguir... que cada uno/a extraiga su momento predilecto aunque, desde luego y al fin, como apuntaba Mr. Lombreeze en un comentario de hace algunos posteos, los monos azules dan un mal rollo importante, si...

EN CONTRA. De la peli en si nada. Por lo demás, lo ya medio apuntado de que no se entienda que estamos viendo un film infantil-musical y se pretendan poner trabas a la hora de ubicarlo en lugar que, sin duda, merece. ¿Qué gustan más otros géneros?, perfect (que coincidimos en ello), pero como "film infantil-musical" realizado con actores de carne y bone, éste "The Wizard of Oz" es incontestable. En 1939 y mañana.

CONCLUSIÓN. Nada a añadir a su condición de, obviamente, indispensable en su género. Y pòr muchas parábolas lisérgicas que se quieran ver... Eso si, el siguiente diálogo (literal en el film) entre León y el Hombre de chapa: "Espero que no me fallen las fuerzas"... "Pues yo espero que no me falle tu rabo", me parece algo agresivo para este tipo de largometraje...  Un puro 10 en cualquier caso, claro.  

GUZZTÓMETRO: 10/10

5 comentarios:

  1. Puede gustar más o menos (o no gustar)pero, creo, que es obligado verla. Un poquito "campy" pero sigue funcionando como historia infantil. El diseño de producción es impagable: decorados, efectos, maquillaje. Y, por supuesto, Over the Rainbow y algún número musical aunque, quizás el mejor (la presentación del Espantapájaros), fue cortado del montaje final. Un hito del cine infantil, sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Es más que una película infantil y más que un musical. A mí el "we´re off to see the wizard" me da el subidón.
    No recuerdo esos diálogos tan sustanciosos león-chapaman, jajaja, voy a tener que verla otra vez...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Encantadora pelicula, me estan entrando unas ganas de volver a verla... igual este fin de semana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Entrañable película!

    Las frases que más recuerdo, a parte de algunas canciones, son:
    "Sigue el camino de baldosas amarillas" - http://www.youtube.com/watch?v=CIg_pth_FYs

    Y "Leones, tigres y panteras, Dios mío" - http://www.youtube.com/watch?v=rugIU8XSBBM

    Saludos a Guzz! Enhorabuena por tu blog ;-)

    ResponderEliminar
  5. Goodbyeeeeee yellow brick roooooooad!!! Where the dogs of society howl. You can't plant me in your penthouse. I'm going back to my plough.....

    ResponderEliminar