miércoles, 1 de agosto de 2012

Y EL GUZZER DE AGOSTO DE LA BLOGOSFERA GOES TO...

Llegamos a agosto y toca proclamar el nuevo Guzzer del mes, faltaría. Enseguida vamos con el relevo de la Long Black Limousine del Agente Cooper, si. Antes, por eso, me gustaría esclarecer detalles sobre el significado, o mejor, lo que supone tener el Guzzer en si. La insignia/logotipo "Guzzer", más allá del reconocimiento definitivo que se hace desde este espacio a otro de la blogosfera (investigar lateral para conocer a los premiados hasta hoy), no implica ninguna recompensa económica, premio físico, ni descuento alguno. Hay quien (y se agradece mucho), como los amigos Mr. Henry del Decibelio Tóxico o Chals de On the Route, han tenido el detallazo de ponerlo en el lateral de su espacio a lo Liebster... Pero las opciones no terminan ahí, ojo, que son infinitas: se puede tatuar, se puede hacer una camiseta, se puede montar un helipuerto con una inmensa insignia guzzera, se puede ignorar por completo y hasta se puede montar una diana con el Guzzer en medio y echarle huevos podridos, largo etcétera. Eso si, quede muy claro, de manera fidedigna solo nueve (diez a partir de hoy) personas en todo el planeta pueden presumir hasta día presente de tener un Guzzer en propiedad para hacer con él lo que le rote. Y sin más: el Guzzer de agosto/2012 goes to.......

CIUDADANO NOODLES  ! (by himself -clickeen el nombre, clickeen-)


Desde la reencarnación de IGWT en este "Citizen" actual de a finales de abril no son pocos los espacios de la blogosfera que he descubierto para mi solaz y algarabía general. No me pondré a mentar nombres porque de liarme iba a pecar por omisión seguro. Que no es lo suyo. Dejémoslo en que tengo Guzzers para "repartir" durante muuuuchos meses (a sumar a los ya conocidos de antes, o mucho antes, que también se harán con el preciado galardón tarde o temprano). En base a ese último paréntesis, y dado que esta gruta del averno  pretende ser "un lugar de cine que también rockea", me gusta la incertidumbre (o película mental que me monto, para ser  más exacto) a generar: ¿será el próximo Guzzer un lugar peliculero o uno rockero... o se saldrá por la tangente con otra cosa el gañán?. De cualquier manera, para este mes creo que tocaba uno "cinero" para ir equiparando (hasta ahora el palmarés está pelín desiquilibrado en favor de los amantes de las semicorcheas y tal), y porque -básicamente- apetecía.  ¿Por qué Noodles y no otro blog?... Revirtamos eso: ¿por qué no Noodles?...  De acuerdo que el tocayo tiene mucho ganado de entrada por tener como imagen a uno de mis actores preferidos de cualquier época en su papel más popular pero es que, por si acaso y además, se ha acordado también de tener un blog de cine de reputísima madre. Un blog este Ciudadano Noodles con el que coincido de pleno en cuanto a ese espíritu de devorar cine por montera sin obsesionarse con las procedencias, aunque respetando siempre a los clásicos con especial cariño -faltaría-, y ciñendo todos sus textos a un parecer estrictamente suyo, particular, que se puede compartir o no pero que huye de populismos garraferos basado en pareceres ajenos y que ahí queda. Así se hace. Os dejo que lo descubráis (si -cosa poca recomendable, y hasta denunciable según como- no lo conocéis). Por mi parte confieso que su repaso del periplo de Bowie por el mundo del cine ya le puso en primera línea de "guzzers futuribles" desde no hace pocas semanas... Después, entre otras, llegó su entrada sobre la maravillosa "Los ojos sin rostro" de Franju (descubrir ese filmaco es quererlo forever) o, por ejemplo también, la del siempre reivindicable y disfrutable estreno de Malick. Al rebuscar en trabajos pretéritos, en su aproximado año de historia, también se lleva uno su buen botín en crudo, además y por supuesto... Y, en cualquier caso, la reciente entrada sobre el enorme Superlópez, reivindicándolo entre tanto calzón yanquiloide del celuloide de última horná y que me dejo de pasta boniato, ya finiquita el tema para mí de todas todas...


(El Ciudadano Noodles explicando, de forma harto evocadora, su punto de vista a uno de los jueces que querían meter baza a fin de negarle su tan merecido y reluciente nuevo Guzzer)

… Y atento amigo/a de la blogosfera que, por qué no, el Guzzer del mes que viene puedes ser tú !.

5 comentarios:

  1. ¡Eh, eh, para cuando mi premio Guzzero!

    ResponderEliminar
  2. Pues nos vamos a acercar por el hogar del ganador, no conozco el blog y promete.
    Felicidades al premiado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Que honor Mr. Guzz! Hace que me sonroje.
    De verdad que me hace mucha ilusión, y más de donde proviene.

    Thak you very much! Seguiremos dando guerra por mucho tiempo.

    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  4. Pese a que no hay incentivo material,¡¡¡yo quiero un Guzzer!!!, y los Guzzer cuestan...

    Me voy a poner las medias que no quería ponerse Leroy Johnson y voy a sudar como un loco para conseguirlo. Enhorabuena a Citizen Noodles por el premio.

    ResponderEliminar