miércoles, 31 de octubre de 2012

"THE LA'S" / THE LA'S (1990)

Acabamos este mes con otra píldora de soleado pop del más alto copete. Y aunque las opciones no son pocas, aún sin volver a los 60's con Mr. Wilson y demás o recurrir a los magníficos Teenage Fanclub que ya aparecieron en este tugurio tiempo ha, me he decidido por ese único disco de The La's de hace poco más de un par de décadas. Perfecto compañero (sin duda a mi humilde parecer) para cerrar octubre de la mano de las referencias de Bats, Smiths, Go-Betweens o Posies repasadas aquí tan recientemente con más/menos tino. Mucho más que el disco de la tan emblemática "there she goes", estamos ante un disco sin fisuras, niquelado de principio a fin y sin altibajos que valgan. Que no despisten las opiniones de su propio líder, Lee Mavers, en que ningunea su propia obra. En poco más de media hora Mavers y cia dispensan una docena de canciones (diecisiete en su posterior extended version)  que entran en vena y alegran el más ruín de los días. Y si bien es cierto, por otro lado, que el comparar la trascendencia de The La's con la de los Go-B's o la banda de Morrisey y Mars (las dos referencias en sonidos más claras que se me ocurren) se estima como bastante sacrílego, a nivel de discos -y mucha atención- este homónimo elepé del ojo no tiene porque bajar la vista ante nadie. El principio con "son of a gun" y "I can't sleep" es tan emblemático como la belleza de la eterna canción estrella-single antes mentada y mi momento predilecto compuesto por el cuarteto: "doledrum", "feelin' ", "way out" y "I.O.U." es sublime, pero se insiste fervientemente, no hay desperdicio posible en "The La's" -el disco- (se podría destacar cualquier canción tan ricamente sin incurrir jamás en error, vaya). En un mundo mejor -para mí al menos- estos y los TF se hubieran repartido la sandía de los noventa (con The Auteurs como infravalorados e interesantes terceros en discordia) a nivel de bandas de pop-rock británico. Lástima, sí, pero el disco de hoy ahí queda para los restos y por suerte. Escúchese hasta la extenuación forever y sin miramiento alguno.

4 comentarios:

  1. Buen disco, pero en mi nada humilde opinión ligeramente sobrevalorado.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaba mucho, me trae muy buenos recuerdos, me lo compré en mis días holandeses pero también pienso como dice tu archi que está algo sobrevalorado, por ejemplo en comparación con algunos nombres que citas como Bats, Go Betweens, Auteurs,... Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mother of the beautiful love... (episode II)

    ResponderEliminar