jueves, 8 de noviembre de 2012

DUENDES ON THE ROUTE !!

Esto ha sido para recuperar la fe en la especie directamente. Joder qué ilusión me ha hecho !... Pero vayamos a cachos, of course.

Diez y media de paso de la noche, hace un rato, estamos señora y servidor (con our little angel -guiño costelliano gratuito- ya planchando la pella desde hace un rato) mirándonos el segundo capítulo de la tercera temporada del "Boardwalk Empire". Suena el timbre... "¿Quién coño puede ser a estas horas?"... "Hooola, soy Ana, la vecina del cuarto tercera"... "Ah, si si, hola" (abrimos la puerta)... "Mira, que ya hace unos días el cartero trajo esto -entiéndase por "esto" un paquete cartón plano de vinileras dimensiones- y como no estábais y se iba a quedar abajo con los buzones os lo cogí. Pensaba que mi hija ya os lo habría traído y ahora al llegar de trabajar -que salgo a las diez- lo he visto y, hostia, ¿todavía no se lo habéis dado al vecino?"... "Anda, pues muchas gracias"... "Por cierto que hemos estado hablando y queremos cambiar las alfombrillas de las entradas que las ponemos siempre todos iguales y estas ya están bastante hechas polvo"... "Aha, está bien"...  "Hemos pensado en unas de forma media luna que ocupan menos"... "Me parece bien, si"... "Bueno pues nada y perdonad por las horas pero es que pensaba que ya os habían dado el paquete"... "Nada, nada, gracias vecina"..."Buenas noches"... "Buenas noches". Tras tan trascendente e interesantísimo diálogo me quedo mirando el paquete en cuestión. Me fijo que en el remite aparece un nombre propio que no conozco (y no desvelaré) y que me viene de una localidad valenciana... "Mmm, ¿a quién conozco que no sea por temas del curro via teléfono y tal en Valencia?".

Pues resulta que al abrir el paquete me encuentro con un single de los primerísimos noventa de mis tan queridos Pixies ("Planet of sound", primer sencillo extraido del cojonudo "Trompe le monde")... "Hala, cómo mola"... Y al fondo del mentado receptáculo, para más inri, una nota manuscrita (que siempre se agradece y agrada lo indecible más) del amigo Chals (On the Route) en la que me explica que prefiere que esta edición acabe en mis manos sabedor como és de como adoro a esa formación (la mejor entre el 87 y el 91 del planeta rockero para mí). Así, tras ascender (todavía) más a Chals en mi ránking particular de ídolos personales (que ya se venía destapando últimamente como mi proveedor oficial de buenas noticias en cuanto a estrenos rocanroleros) ya se me ha alegrado la de diox la semana. Y me iba haciendo falta, leñe, que estaba encallado en una especie de desencanto bloggueriense malsano (hasta hace bien poco) al no poder dedicarle al tema todo el tiempo que quisiera en el último par de meses aprox. por motivos de pura y dura paternidad (por no hacer hasta hay un montón de comentarios que no he re-comentado nunca -que entiendo que por la confianza bien entendida no hace falta y eso pero, claro, algo desconsiderado siempre me lo parece-)... Solo faltaba la guinda de que fallara anteayer el gadget de "encuestas" de blogger, y de las narices, para acabar de joderme (argh)  pero, aún y así, ya me venía notando yo interiormente que, mal que bien, se me iban mejorando/recargando ánimos y motivaciones ni que fuera un algo... Y, de esta forma, el regalazo de Chals funciona pues, y además, como espaldarazo y refuerzo anímico importante ya que, más allá de la ilusión intrínseca que me genera, llega en un momento que ni planeado antemano . No sé si alcanzaré de nuevo el promedio de 20-25 posteos mensuales pero de entrada ya me he pensado los próximos tres films a comentar, un disco al que quiero hacer justicia por ser importante para el menda y algún que otro documental... Finalmente: un millón de gracias amig... qué digo amigo, blood brother bloguero directamente, Chals, y viva la madre que te matriculó por las santas espuelas del Sr. Guthrie !.

 

8 comentarios:

nikochan dijo...

Ya te llegó? qué bien! estuve tentado de darle a Chals mi dirección (tendría que haberlo hecho pues el vinilillo mola que te cagas) pero ... ya te lo robaré uno de estos días cuando pase por tu casa. Aij, qué bonico es esto de los blogs, qué amistades más desinteresadas se hacen y cómo alegra ver que los terrícolas no han perdido la humanidad. Y sí, Chals es muy grande pero para cuando un regalo para mí? esa cajita nueva de woody guthrie es muuuuu chula y no digo más.

Chals dijo...

Guzz, escribe sobretodo cuando te apetezca, a veces el ritmo viene y va, mientras no te dejes esto, que me lo paso pipa leyendo por aquí.
Pues yo que llegué a correos y el señor de la ventanilla me dió una caja de cartón para que me fabricara mi portavinilos yo mismo, je je je, estuvo bien, cartón, cuchilla y precinto en mano, mientras el señor de la barra me comentaba que el disco estaba chulo mientras me tarareaba el here comes your man, lo que me dió por empaquetarlo más deprisa y mejor para que no se perdiera por la oficina je je je. Me alegra que te guste, y estoy seguro que en tu casa vivirá a cuerpo de rey. Y bueno, pues Niko... todo se andará, y gracias por la dire.
Saludos guzzeros

nikochan dijo...

Ni se andará ni leches, yo soy muy envidiosos, y este lío entre vosotros me tiene loco. Mañana mismo me cuelo en casa de Guzz y se lo robo, espero que no me dé el cambiazo con el Private Dancer de Tina. Saludos y abrazos Chals, gesto como el tuyo dan felicidad y ganas de vivir y pasarlo bien.

Alex Palahniuk dijo...

Qué grandes son los Pixies y Boardwalk Empire, con el gran Steve Buscemi al mando, lo bordan. Un abrazo, Guzz.

TSI-NA-PAH dijo...

Envidia, envidia!Pero sana!Me emociona ver tanta buena gente por la blogesfera!
A+

Mr. Thunderstruck dijo...

Desde luego regalos así alegran ¡¡un mes!! a cualquiera...qué lujazo!! Disfrútalo a tope!! Saludos

Johnny dijo...

Joer, vaya regalazo. Grande el mestre Chals. Abrazo.

C. Noodles dijo...

A mi lo que me ha fascinado ha sido el felpudo de media luna, jajaja.

Ahora en serio, tiene que ser una gozada recibir ese regalo, todo un sorpreson.

Que dura la vida de ser padre!

Un abrazo.