jueves, 15 de noviembre de 2012

LA TRAMA (1976)

INTRO. Fijarse si soy fan de Sir Alfredo que, comúnmente, lo cuento como mi tercer (en discordia) realizador predilecto tras Lang y Wilder. No soy sospechoso en ese sentido. Pero, argh, el film de hoy... Y, ojo, que no me parece de ninguna manera un mal largometraje (quede bien claro y aún con sus abusos/carencias) pero, repasando vida y obra del genio, la romántica idea de que su último film hubiera sido esa (para mi muy superior) "Frenesí" producida al fin y de nuevo en las inglaterras, la friolera de treinta y tres  años después de aquella tremenda "Posada Jamaica" (descomunal Laughton inclusive), pues como que gusta. Hubiera sido como acabar de redondear del todo un inmenso y brillante círculo. En cualquier caso, y como todo parte como siempre de apreciaciones muy personales, ésta "Familiy plot" de hoy merece serio respeto ni que sea, obvio, precisamente por eso: ser el último largometraje (fuera por tejemanejes con la Universal o por convicción) del maestro.

"SINOPSIS PRESTADA". Blanche Tyler, una mujer que se gana la vida haciéndose pasar por vidente, sabe que Arthur Adamson es hijo ilegítimo de una rica anciana que desea dejarle su herencia. Adamson se ha convertido en un estafador con la complicidad de su amante Fran.

A FAVOR. Pues lo innegablemente entretenida y amena que resulta a pesar de sus dos horas de metraje invertidas en una "trama" (valga lo que te dije) tan poco abierta a arpegios argumentales. Simple pero efectiva que se dice. La dupla de pillastres protagonistas Bruce Dern/Barbara Harris derrocha un carisma y complicidad importantes que,inefablemente, se come con papas a los malosos Karen Black y William Devane (y aún a ese muy secundario aquí Ed Lauter)  que, al no ser precisamente advenedizos del medio, sacan sus papeles sin empezar a sudar y por supuesto. Por otro lado, aunque los tics cómicos corren suerte dispar el tono ligero general -o mayormente- del planteamiento también rema a favor (noir de manual y básico disfrazado de moderno thriller setentero que funciona sin problemas aún huyendo, eso sí, del concepto "suspense" de grandes cimas pasadas). Y, a partir de ahí, solo queda aplaudir detalles de calidad que de haberlos los haylos, naturalmente (lo del bicho que no puede quitarse las manchas por mucho que quiera)... Esa escena del cementerio con plano general, por ej,  en donde el personaje de Dern va cercando a la viuda a más de uno/a puede iluminar el rostro al reconocer ahí al gran maestro que, aún hoy, hay quien insiste en tildar como "grande pero también comercial" (falacia total a mí entender pues pocos realizadores han sido tan abiertamente pegigueros y tocacojones como Hitch). Detalles como ese no faltan en verdad pero, finalmente, aún hoy (que ni recuerdo cuando ví este film por vez primera) confieso si la tan exagerada y trilladísima secuencia del descenso en coche, a toda castaña y sin frenos, me parece una genialidad (más) o una desbarrada por la curra... Eso sí, divertida -la secuencia- lo és y mucho la puñetera.

EN CONTRA. Lo ya más o menos apuntado que queda en la duda de si este argumento merecía alcanzar los ciento veinte minutos. A restar también lo tan desdibujado y fugaz del concurso de las altas autoridades (parece que vayan a tener su peso, ensachando más el grueso del nudo, pero desparecen para no volver y sin previo aviso)  o -repito- esos chascarrillos contados que abiertamente no funcionan (siendo el ejemplo más bochornoso ese guiño final directamente a cámara, a lo serie "Embrujada", por parte de la Harris...). Y, por supuesto (que por favor se lo pido), que a nadie se le ocurra la tropelía de mediar comparaciones con duchas, pájaros y rubias resucitadas...

CONCLUSIÓN
. Entretenida despedida del "Maestro del Suspense" con esta, más que bastante consensuada, "obra menor" que (eso sí) no me atrevo a recomendar a ciegas por sus obvios tirones y lagunas  desde el libreto. Cojonuda para después de comer (o tras siesta) pero, claro, como "film del día" -ya por la noche- más vale recuperar (da igual el número de ocasión  que sea) duchas, pájaros, rubias resucitadas... o/y posadas, sogas, recuerdos, encadenamientos, sombras dudosas, ventanas chafarderas y un etcétera como bastante considerable.

GUZZTÓMETRO: 7/10

7 comentarios:

  1. Siempre he pensado que esta película está algo infravalorada, es cierto que no se acerca a sus grandes obras, pero en su campo me parece una joya, entretenida, llena de intriga y divertida.

    ResponderEliminar
  2. Es que "Frenesí" es una de sus mejores películas, amigo Guzz. Y la anterior, "Topaz", también es una joya. "La trama" es muy entretenids, como dices, pero poco más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No me suena haber visto la película es mas yo diria que la conocia buena entrada, Gracias por el aporte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Descubrepelis. Quizá si que queda pelín infravalorada por la historia pero, caray, creo que resulta humano (por lo erróneo si se quiere pero humano al fin) comparar. Y ahí es donde esta "trama" empieza a tener problemas... Qué divertida lo és, ojo, estoy completamente de acuerdo.

    Gonzalo. Enorme "Frenesí" Gonzalo. La escena de la violación-asesinato de entrada es de esas que se te quedan a fuego por lo crudo y sin ambages que valgan. "Topaz" también me gusta pero me costó más (necesite de un par de visitas extra), debido ello supongo a que el Hitch de las "de espías" me gusta (faltaría) pero prefiero el otro... el del "mal rollo" para entendernos.

    Javier Ramírez. Al revés: gracias a ti por comentar, faltaría. Y me reafirmo: muy buen entretenimiento ésta "Family plot" pero, sin duda, alejada de las grandes cimas (siempre en mi modesta opinión, claro) del genio.

    Abrazo guzzero x 3

    ResponderEliminar
  5. Rompiendo con la gravedad que marcara sus películas precedentes, Hitchcock recobró a Ernest Lehman, su guionista de "CON LA MUERTE EN LOS TALONES" (en la que comentamos hay alguna escena que repite patrones de aquella como, por ejemplo, la cómica pero tensa del coche sin frenos equivalente a la de Cary Grant borracho al volante) y transformó la novela del británico Victor Canning en una irónica comedia de suspense que contaba dos historias primero paralelas, finalmente convergentes. La fluidez y ligereza de la narración y la deliciosa composición de Barbara Harris, deparan algunos momentos felices, pero el film en su conjunto, efectivamente, no logró alcanzar la genial e inventiva redondez de obras anteriores.
    Con todo, lo más triste de esta cinta es que fuera la última del gran maestro, privándonos así de seguir disfrutando y emocionándonos con su cine. Según recuerdo, tenía ya preparada "La noche más corta", una historia romántica en un contexto de espionaje, con Sean Connery y Liv Ullman. Sin embargo, su delicado estado de salud hizo que las compañías aseguradoras se negaran a respaldar el rodaje de la película y el proyecto se vino abajo. Ignoro qué habrá sido de aquel guión pero resultaría interesante que un Martin Scorsese lo rescatara e hiciera un "pastiche" hitchcockiano con él (al respecto, ¿recordáis aquel fabuloso spot que realizó hace unos años para Freixenet?).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Enorme contribución Teo. Si que es cierto que el "corte" del film resulta claramente más afín a la célebre película con Grant, Mason el Rushmore y cia que a otros registros (más habituales) del maestro. Desconocía esa recuperación del guionista para la ocasión y gracias por el aporte. Pero, desde luego, lo que ya me resultó sublime es toda la explicación sobre ese "film que no fue" recuperado por el señor Scorsese para el anuncio de Freixenet... Me quito el sombrero las veces que sean menester y saludos guzzeros.

    ResponderEliminar
  7. Megapeliculón. No recordaba eso de que dura 2 horas. Un abrazo, Don Guzz.

    ResponderEliminar