jueves, 30 de agosto de 2012

GRACIAS GUZZERAS x 100

Vaya de inicio que no es lo de abajo una lista de mis films favoritos por órden riguroso. Se trata simplemente de algunas, 100 en concreto, de aquellas películas que se recomiendan desde éste humilde espacio de manera ex profesa y sin reserva alguna. Por supuesto, es más les invito a ello, pueden pasarse lo que sigue por el arco del triunfo ya que, y vamos al tema, este posteo no és sino para celebrar el haber llegado a las cien membresías (muchas gracias a todos/as como ya consta en título) y, realmente, estoy convencido que se puede hacer otra listita igual de apañada mañana mismo y con otras cien referencias distintas (y pasado mañana lo mismo)... Eso pasará, lógico, si por algún caso extraño de locura colectiva total se llega a los doscientos miembros y miembras en esta cochambra. De momento, y rogando que se entienda que no son las que faltan (que solo acabar empecé a contar omisiones y es como para echarse a llorar antes de que termine el primer minuto de recuento) sino las que están, allá vamos:


- La noche del cazador / Laughton, 1955
- M, el vampiro de Dusseldorf / Lang, 1931
- El tercer hombre / Reed, 1949
- Rashomon / Kurosawa, 1950
- Doce hombres sin piedad / Lumet, 1957
- Ser o no ser / Lubitsch, 1942
- Psicosis / Hitchcock, 1960
- Blade Runner / R. Scott, 1982
- Testigo de cargo / Wilder, 1957
- Uno de los nuestros / Scorsese, 1990
- Los verdugos también mueren / Lang, 1943
- ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú / Kubrick, 1964
- Anatomía de un asesinato / Preminger, 1959
- Con faldas y a lo loco / Wilder, 1959
- Sopa de ganso / Leo McCarey, 1933
- La mujer del cuadro / Lang, 1944
- Ciudadano Kane / Welles, 1941
- Z / Costa-Gavras, 1969
- El halcón maltés / Huston, 1941
- Amarcord / Fellini, 1973
- Muerte entre las flores / Coen, 1990
- Manhattan / Allen, 1979
- Un condenado a muerte se ha escapado / Bresson, 1956
- El verdugo / Berlanga, 1963
- Cautivos del mal / Minnelli, 1952
- Andrei Rublev / Tarkovsky, 1966
- El Padrino / Coppola, 1972
- El Padrino, 2ª parte / Coppola, 1974
- Casablanca / Curtiz, 1942
- Centauros del desierto / Ford, 1956
- El crepúsculo de los dioses / Wilder, 1950
- Dies Irae / Dreyer, 1943
- Smoke / Wang, 1995
- El gabinete del Dr. Caligari / Wiene, 1920
- El gatopardo / Visconti, 1963
- Amadeus / Forman, 1984
- Noche en la ciudad / Dassin, 1950
- Banda aparte / Godard, 1964
- La mirada de Ulises / Angelopoulos, 1995
- Underground / Kusturica, 1995
- La ventana indiscreta / Hitchcock, 1954
- Mientras N.Y. duerme / Lang, 1956
- Perdición / Wilder, 1944
- El hombre que mató a Liberty Valance / Ford, 1962
- Recuerdos / Allen, 1980
- El sabor del sake / Ozu, 1962
- La ronda / Ophüls, 1950
- Malas tierras / Malick, 1973
- Johnny cogió su fusil / Trumbo, 1971
- Dublineses / Huston, 1987
 - Noche de estreno  / Cassavettes, 1977
- El cuarto mandamiento / Welles, 1942
- Trono de sangre / Kurosawa, 1957
- Harakiri (Seppuku) / Kobayashi, 1962
- Eva al desnudo / Mankiewicz, 1950
- Los ojos sin rostro / Franju, 1960
- Días de vino y rosas / Edwards, 1962
- El pianista / Polanski, 2002
- El manantial de la doncella / Bergman, 1960
- King Kong / Cooper & Schoedsack, 1933
- Nosferatu / Murnau, 1922
- Aguirre, la cólera de Dios / Herzog, 1972
- Senderos de gloria / Kubrick, 1957
- El ángel exterminador / Buñuel,1962
- La escalera de caracol / Siodmak, 1945
- El hombre elefante / Lynch, 1980
- Berlín Express / Tourneur, 1948
- Perros de paja / Peckinpah, 1971
- Roma, ciudad abierta / Rosselini, 1945
- El ladrón de bicicletas / De Sica, 1948
- El jovencito Frankenstein / Brooks, 1974
- Cuentos de la luna pálida de agosto / Mizoguchi, 1953
- Un tranvía llamado deseo / Kazan, 1951     
- El apartamento / Wilder, 1960
- La parada de los monstruos / Browning, 1932
- El gato negro (Kuroneko) / Shindô, 1968
- Perversidad / Lang, 1945
- Malas calles / Scorsese, 1973
- Gosford Park / Altman, 2001
- Pickpocket / Bresson , 1959
- Chinatown /Polanski, 1974
- Laura / Preminger, 1944
- La huella / Mankiewicz, 1972
- Vertigo / Hitchcock, 1958
- El golpe / Roy Hill, 1973
- El más allá (Kwaidan) / Kobayashi, 1964
- El secreto de sus ojos / Campanella, 2009
- El castillo en el cielo / Miyazaki, 1986
- El estrangulador de Boston / Fleischer, 1968
- Dersu Uzala / Kurosawa, 1975
- Qué fue de Baby Jane / Aldrich, 1962
- La noche americana / Truffaut, 1973
- The straight story (una historia verdadera) / Lynch, 1999
- Una noche en la ópera / Wood, 1935
- El secreto de la isla de las focas / Sayles, 1993
- Delitos y faltas / Allen, 1989
- Esta tierra es mía / Renoir, 1943
- El exorcista / Friedkin, 1973
- Sed de mal / Welles, 1958
- El gran Lebowski / Coen, 1998


Nos vemos en los 200 miembros con cien peliculazas más si tal proeza/milagro llega a ocurrir y a, su vez, sigo vivo para escribirlo. Renovadas gracias y abrazos guzzeros a tutiplén.
(Pd. Posteo motivado desde la última entrada del blog Cuando el Arte Ataque).

CICLO Mr. ALLEN: 14. "HANNAH Y SUS HERMANAS" (1986)

                      "Nadie, ni siquiera la lluvia
                       tiene manos tan pequeñas".

INTRO. Ese es el final del poema de E.E. Cummings que usa el pájaro de Caine en este film para tratar de seducir a su cuñada, una guapísima Barbara Hershey que proyecta (o a mí me pasa al menos) desde aquí unas ganas de recuperar "El ente" como bastante acuciantes... Por lo demás se despide con esto un agosto atípico en el espacio, más marcado por "rocanroleos" que por "cineradas" (y más o menos en la proporción contraria a lo habitual). Eso sí, lo hace como empezaba, con el Sr. Allen y para la ocasión con una de sus referencias más consensuadas. Que además, particularmente, me parece que mejora en mucho (muchísimo, en verdad) su entrega inmediatamente anterior de la "rosa púrpura". Y antes de meternos en harina una breve curiosidad... Estaba hace un par de días recuperando este film por a saber qué ocasión y a fin de realizar el presente posteo y, de repente y en una de estas, me quedé completamente mosca con la mujer que hace de madre de las tres hermanas: "coñe, esta cara, esta cara...". En resumen, se trata de Maureen O'Sullivan ya en edad muy avanzada quién, como muchos/as ya sabrán, no es otra que la guapísima Jane que aparecía en tantas y tantas de todas aquellas pelis con Chita y el otro. Y, aclarado el misterio, al tema.

"SINOPSIS PRESTADA". Tres hermanas de caracteres muy diferentes, hijas de un maduro matrimonio de actores, mantienen entre sí una estrecha relación. La mayor, Hannah, la que tiene un carácter más fuerte, está casada con un rico empresario y su vida parece equilibrada, perfecta. Actriz de éxito, esposa y madre ejemplar, se ha convertido en el centro de gravedad de toda la familia. Holly, la segunda, sensible e inestable, sueña con ser actriz. Lee, la pequeña, es una ex-alcohólica que vive en una buhardilla del Soho con un pintor minimalista mucho mayor que ella. Mucho menos afortunadas que Hannah, suelen recurrir a ella cuando necesitan consejo o tienen problemas económicos. Pero esta situación comienza a tambalearse cuando Elliot, el marido de Hannah, se enamora de una de las hermanas de su mujer.


A FAVOR. Siempre me ha parecido que las mejores referencias de Allen son aquellas donde el leit motiv de arranque  queda en segundo plano, superado por la interrelación entre personajes (para mí, seguramente, el punto más fuerte del cineasta, dada su ingeniería verborreica natural). Y escribía antes lo de que prefiero ésta en mucho a  "la del Cairo" porque en "Hannah" no hay una idea motriz y un montón de chistes/situaciones flotando alrededor con mejor o peor suerte... Sea esa idea alguien que sale de una pantalla de cine, o alguien hipnotizado, o alguien que se queda ciego, o alguien que se hace invisible, considerable etc... Que, ojo, el tipo es tan bueno guionizando que hay un ingente considerable de pelis que con eso ya les vale y sobra para funcionar (hasta llegar a flirtear a veces con la pura "masterpiece", caso de "Sleeper", "Otra mujer" o "Zelig" por rápidos y muy distintos ejemplos). Pero no ocurre eso en Hannah, ni en "Manhattan", ni en "Delitos y faltas", ni en algunas otras que aunque, repito y obviamente, cuentan con una idea inicial a modo premisa (como el 99'9 % del resto de largometrajes existentes, nos jodió) se hayan cimentadas sobretodo, y de mas que marcada forma, en los diálogos y en lo que de ellos se extrae. A sumar para la ocasión que es el primer acercamiento de Allen a un planteamiento más abierta y puramente coral avezado a un film que alterna comedia y drama, como en sus más mejores registros/logros (que existen previa y coralmente escribiendo "Interiores" y "La comedia sexual...", sí,  pero sendos films son drama y  comedia respectivamente y de manera muy acusada).
Y es que puede resultar fácil pensar de primeras que estamos ante "una típica comedia de Woody Allen"... hasta que empezamos a pensar en lances y personajes concretos y caemos en la cuenta que, cuidado, hay más carga dramática de lo que parece ahí en medio. Y es entonces, tambíen, cuando mejor vemos el principal valor del film: su agilidad narrativa, en drama o comedia, absolutamente definitiva. Estamos hablando de cinco personajes principales y otros tantos secundarios pero con cierta presencia en el todo resultante al hacer recuento, y de casi hora y tres cuartos (algo inédito o poco menos en el cineasta) de un film que se pasa, al fin, en medio suspiro. Y, claro ni qué decir, el triunfo principal de esa tan lograda cadencia es lo bien definidos de unos personajes interpretados, por otro lado, en una horquilla que oscila del "muy bien" al "magistralmente", al encontrarse éstos con unos diálogos donde la pluma del famoso gafotas andaba fina fina, de verdad. Y a esos personajes vamos... No sorprende que Caine y Wiest ganarán sendos oscars y algunos premios más (así como el propio film) siendo sus roles los más cachondos o atacados, cada uno a su manera, solo superados por el propio Allen que, al otorgarse el papel de hicondríaco total (what a strange !), se sale de tablaturas. Por otro lado tenemos a la Hershey, guapísima, con el papel femenino más completo y el que cuenta con las mejores escenas de ámbito dramático de largo con especial atención a esos mano a mano con el gran Von Sydow que borda el mejor papel puramente secundario en ese ermitaño, enfermizamente pagado de si mismo hasta alcanzar la más absoluta y aborrecible misantropía. Y fantásticos todos en definitiva, desde la Fisher hasta Waterson pasando por la antes mentada y clásica O'Sullivan.

EN CONTRA. Ya sé que al final va a parecer que le tengo manía y tal (que algo de eso hay, no lo niego), pero es que realmente el papel de la Farrow como la hermana pluscuamperfecta desmerece bastante en comparación a los otros cuatro protagonistas principales... Por momentos produce algo de repelencia y hasta no extraña que a Wood... , estooo, a Caine le de por pegársela con la otra. Además, integra a su vez la cuota de snobismo de las clases pudientes "manhattaneras" tan habitualmente vacuas y que Allen suele dibujar/parodiar tan bien... Aunque, bueeeno vaale, no es por culpa de la actriz (o casi seguro) sino por lo recalcitrante del arquetipo, encontrando aquí lo único no excelente de un libreto que si lo és por todo lo demás que ofrece y presenta. Sea como fuere, eso hace que hoy a la postre le caiga el 9/10 en el Guzztómetro (tm) en vez del pleno... Aunque ojo: ya he explicado, muchas veces por eso (y aclaro), que la diferencia entre el 9 o el 10/10 responde muy frecuentemente al estado de ánimo que toque del que suscribe (hoy por ejemplo al "Hombre que pudo..." le pondría el pleno que no le puse hace ya bastantes meses). Tampoco cabe disculpa por ello creo, que ya es lo que tiene ser humano, que uno se sabe falible -y si no lo lleva claro, a no ser que sea algo o muy simple- por ser imperfecto (con las salvedades de Groucho y la Tierney -por motivos tan claros como distintos-, y quizá Elvis Costello) y tal.

CONCLUSIÓN. Magnífico film de un Woody Allen que encuentra un más que logrado equilibrio cómico/dramático a través de una serie de personajes (con la excepción que -para mí- falla un algo y ya planteada) y diálogos más que logrados que, de hecho, pueden (lo uno y lo otro) destacarse sin problemas incluso llegado el momento de enumerar sus más mejores cimas realizadas.  Hermosa y/o divertida según momentos y más que recomendable en cualquier caso (y soplagaiteces guzzeras al margen), quedándose uno siempre especialmente para el recuerdo con el romance Caine/Hershey y la "cita" entre la Wiest y el propio Allen (la banda del garito si alguien tiene curiosidad se llamaba 39 Steps, que lo he buscado, y ahí abajo dejo la escena).

GUZZTÓMETRO: 9/10


martes, 28 de agosto de 2012

DINOSAUR JR : "I BET ON SKY" (2012)

Claro que hay cosas posteriores que me agradan y no poco (aunque tampoco demasiadas, ojo), pero no me cansaré nunca de recordar que ese poker Replacements-Sonic Youth-Pixies-Dinosaur Jr son en base a mis gustos lo último que realmente me deja locuelo total hablando en clave de cronología rocanrolera. O si se prefiere: todo lo que me gusta más o igual es de antes y de lo que les sucede nada, aún siendo de mi agrado, les llega al chicle pisado que llevan clavado a la suela (recordando ahora lo de "en base a mis gustos" por si fuera necesario). Bien, pues resulta que de esas cuatro bandazas la que, al fin y lo confieso sin problema alguno, es mi predilecta en ese último escalón en el que si no confiesas te juegas el pellejo, saca flamante nuevo disco. La banda Dinosaur Jr, el disco "I bet on sky". Dicho álbum, anunciado para la tercera semana del próximo septiembre, cayó ayer ya en mis zarpas por gentileza del amigo Chals del, más que recomendable, blog On the Route (de no conocerlo, cosa improbable de gustar el r'n'r y habitar este país, y por ejemplo, el espacio en lengua cervantina donde he leído los mejores posteos sobre el Boss con escandalosa diferencia). Dando las gracias (muchas) al susodicho y apuntando a los comentarios del ahora penúltimo posteo de cara a los interesados en hacerse cuanto antes con la última andanada jurásica de Mascis y cia, queda el tiempo ya para tratar las impresiones recogidas a este día y medio de escuchas compulsivas al que estoy sometiendo al mentado y rutilante álbum (que será comprado en elepé y cedé en cuanto asome por las tiendas, ni qué decir).

Lo primero que choca tras una primera escucha (y además de la tremenda portada) es que estamos mucho más que posiblemente ante el disco más "alegre" de Dinosaur Jr en sus prácticamente tres décadas de vida (con sus separaciones y reuniones y tal). Más inmediato y concreto que "Beyond" o "Farm" (que a la postre los tres son de traca, ni qué decir -y que elija otro que yo me quedo con todos al mismo nivel-), tiene pinta que quizá sea éste el que más altas cotas de consenso crítica-público alcance de los tres discos ofertados hasta hoy y desde la Reunión. Pero, cuidado, que puse "alegre" entrecomillado por alguna cosa... Y es que esto no deja de ser un disco de quien és, conviene aclarar desde ya (quien se espere radio fórmula o tontuna modernera más le vale hacerse con una butaca confortable). De cara a los fans decir que, atención, en palabras del propio Jay en las promos nos encontramos (con su habitual "clarividencia" a la hora de expresarse en palabras): "mmm, no sé, hay quien me ha dicho que le recuerda bastante a "Where you been"... Hostias, que ese disco es mi predilecto de la formación !. Lo que sumado al tremendo y cojonudo single (ya aquí repasado) de avanzadilla me tenía puestas las expectativas en todo lo alto y más allá... Y ahora, tras varias horas de exprimir como loco el álbum, solo cabe admitir que: sí, desde luego, es una virguería, un lujo de álbum. Mira que llevamos un par de disquitos rockeros este año (el de los Cult y, especialmente para mí, el de Redd Kross) del "cáguense en tó", pero nada oigan...Desde el ya mencionado "Farm" del 2009 que hacía dupla con aquél acojonante "The eternal" de los SY (que cada vez huele más a coda y espero que no, no fotem), que no escuchaba nada que me entrase en vena a este nivel. Aclaro que hace dos décadas que me cuento como incondicional de los de Massachusetts, pero aun con todo y asimilando que llevo poco más de un día de escuchas por compulsivas que sean, este disco combina sin duda la doble cualidad de poder "adoptar nuevos miembros a la familia" y de poner pelos cual escarpias a los fans de siempre. El "where you been" en efecto o, al menos, el "green mind" de ésta impagable y excelente regeneración de los Dinosaur que empezara hace un lustro aprox. Y sin más jerigonzas vamos ya con el contenido que, no se dude, es recomendable no, lo que sigue a lo siguiente.

 01. Don't pretend you didn't know. Siempre ha empezado sus discos muy fuerte, muy arriba, esta gente. Que no solo a las recientes y tremebundas "almost ready" y "pieces" se limita el tema. Quitando su estreno (con producción pseudo-amateur), todos su/s demás discos (todos indispensables para mí -añadiendo los dos firmados como JMascis+The Fog-) empiezan con un castañazo (emblemático) importante. Y esto no va a ser una excepción, claro. Arranca a saco, más melódico desde luego y si se quiere, pero también guitarra en ristre como siempre (que esto es y será siempre un engendro de guitarras y guitarrazas, sean más aceradas -mayormente- o más folkies, nadie se engañe) acompañando para la ocasión unos teclados espectrales inéditos en la singladura del bicho... La cosa va creciendo sin perder adictivo ritmo hasta que se nos planta un piano sobreponiéndose al todo hacia el final que se acaba mezclando con unas partes de guitarra que hacen llorar de alegría a los fieles del combo sin remisión que valga (atención con ese par de pasajes donde el putas de J caza la sencilla melodía "pianil" sin dejar de fuzzear como un bendito -piel de corral entero-). Temazo, de verdad. No sorprenda encontrarla a finales de diciembre en esas listas tan bonitas de según donde como uno de los temas del año.

02. Watch the corners. El single de adelanto ya conocido (y ya con video oficial por si alguien tiene interés). Me recuerda bastante por momentos al sonido de los primeros temas del "Hand it over" (97) y es una buena elección sin duda a modo presentación. Con esa garra que los puñeteros imprimen antes del chorrus y el fade in hippiero repitiendo el título de la canción antes de, cómo no, otro solo final de esos del caerse de culo dos veces. Leí en un blog de un tipo que tiene una banda en León como éste se refiría a los Dinosaur Jr como "la mejor banda de guitarras del mundo"... Si nos ceñimos a la música rock de los últimos cinco años el tema roza lo evidente, vaya qué sí... Y si nos ceñimos al último par de décadas pues también, qué cojones.
03. Almost fare. Ésta no me la esperaba. Enorme. El "D'yer mak'er" particular de los Dino y qué buen rollo transmite la puñetera. Solo que a estos, por sus giros y tal, les pega bastante más esta canción que aquella, también cojonuda perse, a los Zep (sin comparación que valga -y cuidao que yo por los Zep mato las veces que se requieran-). Será, de nuevo, por el reverso hippie-folk del tono, me imagino. Genial para empezar el día o arreglar, en la medida de lo posible, ánimos truncados. Y el doctor, además, me ha dicho que cojonudo si la escucho después de aquella "see you" del anterior disco.
04. Stick a toe in. El primero de los tres momentos "where you been"... Repito que, atendiendo especialmente a esa vital e imparable tripleta inicial, este disco gustará bastante generalizando (o es fácil de imaginar al menos). Pero, al loro, es en este tema y en el otro par que ya veremos, donde los seguidores que tenemos el disco antes mentado en un pedestal sacamos especial tajada. Esto es como lo de los veteranos de guerra... Hay que haber superado muchas penurias de muy distintos tipos cogido de la mano de las "what else is new", "drawerings", "get me", "goin' home",etc, para apreciar esto en todo su esplendor... O tampoco hace falta, que es un temaco en definitiva y cualquier fan del tito Neil que se precie -y por ejemplo mismamente- se las pasará pipa con esto, sin duda... pero (insist) si que puede proyectar recuerdos a algunas gentes y además de los mejores.
05. Rude. La primera de las dos aportaciones de Barlow, que se sigue superando el cabrito. Ya las dos de "farm" superaban, al menos para mí, a las dos de "beyond". Y aquí vuelve a la carga, dando además nueva pulsión al álbum con tan vivaracho tema y su bajo metralleta. No sorprende ya el nivelaco del pájaro, que este hombre hizo "Bakesale" coñe, pero hace que uno se pregunte porque narices se cansó Lou de sus (muy añorados por mí) Sebadoh...
06. I know it oh so well. Estos (o este tipo si prefieren) ya se atreven con todo. Saltarina pieza (¿"Dino Funk Jr"?) con más pistas guitarriles que el copón entrecruzándose como Peter por su casa y unas percusiones de lo más fetén (nunca sabremos del todo si J le "dicta" las partes a Murph o si es todo leyenda pero ahí queda eso en cualquier caso). Cuantos giros, solos y medio solos tiene esta canción, caray... Muy cachonda ella en cualquier caso.

07. Pierce the morning rain. Invencible total. Parece una típica y rápida pista de indie rock (que no pop) de los primeros noventa pero, faltaría, en un momento dado se le/s hinchan y empiezan a hacerse cambios y juntarse overdubs a toda pastilla. Encantará a todos los fans de Superchunk del planeta (ante los que me saco el sombrero y les aplaudo el gusto hasta hacerme daño). Además es la canción más corta del disco de las de Mascis (escúchese dos veces seguidas si procede, que esa melodía de entrada merece eso y mucho más).
08. What was that. La "segunda". Caviar absoluto. Lo mejor de Mascis como guitarrista o, al menos, esas partes en que más y mejor logra emocionar pulsando cuerdas, aparecen siempre inefablemente en este tipo de discursos (de ahí que los fans de "WYB" seamos una pequeña secta que no bajaremos del burro por mucho que críticos e historiadores varios y de a granel se enperren en recordar siempre que "you're..." y "bug" son las "masterpieces" por sus huevos y sin debate a valer). Son canciones paridas desde una desesperanza que se aparece fragmentada para irse acercando, sus distintas partes, en unos finales de viaje de difícil abarcar. No falta el solo de quilates hacia el final, innegociable y además. Y es que son estas canciones/construcciones de Mascis (las que no entran de primeras pero te van calando un poco más y más cada vez) las que dan sentido a aquella afirmación de Ignacio Julià del Ruta, que acababa desesperado por el el poco feedback del pollastre en una entrevista telefónica de tiempo a: "Por qué molestarse en hablar si uno puede expresar lo inexpresable pulsando seis putas cuerdas". Ni más ni menos.
09. Recognition. La mejor composición de Barlow para los renacidos Dino Jr, para mí. Tal cual (y que tampoco es poca cosa). La canción donde finalmente secuestra al greñudo golfista-esquiador para llevárselo a los terrenos de los mejores Sebadoh. Una virguería de pieza con ecos del mejor lo-fi de los primeros 90's pero con producción "no tan low" y bastante más punch. No tan "agradable" como la anterior "rude" quizá pero, como seguidor de la obra de Lou con su otra banda -o la que más trasciende de sus bastantes otros proyectos, matizo-, pienso que algo de oscuridad siempre le cae mejor al muy honorable bajista gafotas.
10. See it on your side. Magnífico broche de Mascis con una canción que crece cada vez más que la escuchas (la tercera, para los que sigan la no-saga de ecos al "Where you been") y seguramente la más desgarrada en lo que a interpretaciones guitarriles refiere, y seguramente también la que después de todo acabará siendo mi predilecta del disco o una de ellas... Aquí está el Mascis que sangra, el de abismos y tempestades, el de su mítica versión de Funkadelic, el del descenso a los infiernos de "Alone" o el de la épica de "get me", entre tantísimas otras. Genial y "mascistático" al fin. Y por no poner de puta madre que es muy ordinario.

PD (aunque esté en enorme deuda con el implicado en la imagen que sigue espero se aprecie que escribir para que se lea en el espejo tiene también lo suyo):

 

sábado, 25 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (31-35)


31. "SQUEEZING OUT SPARKS" / Graham Parker (1979)
32. "THE TIMES THEY ARE A-CHANGIN' " / Bob Dylan (1964)
33. "KICK OUT THE JAMS" / Mc5 (1969)
34. "A NIGHT AT THE OPERA" / Queen (1975)
35. "SONGS IN THE KEY OF LIFE" / Stevie Wonder (1976)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

jueves, 23 de agosto de 2012

LA (entrada) DEL PULPO

Esta es la tan necesaria entrada sobre el mundo del Pulpo/Calamar gigante on screen que tenia pendiente. Y es que es legendaria mi fijación por el tema (todo aquel que me haya tratado con cierta asiduidad puede dar fe todas las veces que se requiera) y, por supuesto, película que aparece o descubro con algún cefalópodo de gran tamaño de por medio es ingerido por el menda a la mayor premura sin cuestionarse nada en lo más mínimo... y da igual, por ello mismo, la calidad del engrudo en cuestión que, por supuesto y ni qué decir, la cantidad de bazofias que me he metido entre pecho y espalda a la sazón es importante (y preocupante, añado).
A continuación una breve representación de las muchas apariciones que se han dado en la historia del cine de los bichejos en cuestión (ocho ejemplos en total, uno por tentáculo -y es que aquí nada queda al azar, cuidao conmigo-). Pero antes un par de conceptos básicos: los pulpos dan más miedo que los calamares porque tienen más cara de cabrones (y además las patas más gordas y no tienen la cabeza en forma de cucurucho) y, sobretodo -vital-, si alguna vez cazáis un bicho de estos no os lo comáis, por favor, que la ingente cantidad de amoniaco que integran hace su carne más que incomestible para el ser humano y podría mataros... Para más información visitar la exposición del Cepesma en Luarca (Asturias) donde, ni qué decir, el que suscribe se acojonó vivo imaginando a esos bichos vivos y en su habitat... Sí, y aunque no fueran una décima parte de lo que acostumbra a aparecer en las pelis. Y es que (lo admito) es puro trauma lo mio con el asunto, recalco nuevamente antes de seguir/empezar.

1. SURGIÓ DEL FONDO DEL MAR (1955). Con la mítica estampa del tentáculo gigante arremetiendo contra el Golden Gate por cortesía del gran Harryhausen. Eso si, teniendo controlada dicha estampa ya hemos visto lo mejor del film de largo y por romántico/a de la plastelina o el stop-motion que uno/a sea...


2. 20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO (1954). El siempre reivindicable Fleischer ponía en serio brete a Mason, Douglas, Lorre y cia, en la que (aún hoy) es más que posiblemente la mejor versión de la célebre novela de Verne. Divertida y recomendable pero, eso si, es un calamar y no un pulpo lo que aparece lo que, recordemos, acongojaría todavía más.




3. TARZÁN Y LAS SIRENAS (1948). Para su último Tarzán el tan recordado Weissmuller se las tenía con un pulpo gigante y, perse, vivía para contarlo... Nunca sabremos si su grito ultrasónico y "junglero" era realmente reproducible bajo el agua pero, por el bien del posteo y, sobretodo, porque Chita no deja de necesitar secundarios que la alimenten, lo dejamos pasar...



4. LA ISLA MISTERIOSA (1961). En esta producción británica otro enorme cefalópodo angustiado de la vida la toma con el Nautilus comandado, en esta ocasión, por el gran Herbert Lom como el iracundo Capitán Nemo... No es tan buena como la de las "20000..." de arriba pero, ojo, ver al jefe de Clouseau enfrentado a un bicho de estos tiene lo suyo... Y además, ¿me atreveré a decirlo?, siempre me ha gustado más ésta novela/historia que la otra, contrariamente, mucho más célebre y puestos a "vernear"...

5. TENTÁCULOS (1977). Seguramente espoleados por el éxito del terror marino de un par de años antes con "Jaws" (y por una pasta importante, también), Huston, Henry Fonda, la Winters y Bo Hopkins aparecían en esta infumable producción italiana de hace siete lustros. Eterno saldo de los videoclús ochenteros en que, y aviso para navegantes, el espectador acaba deseando que alguien le eche tinta en los ojos para acotar sufrimientos... Very chunga.

6. EL NAVEGANTE (1924). Tampoco se libró el entrañable "cara piedra" del ataque de estos engendros... En pleno descenso acuático un tentáculo aparece por un lado del encuadre y se enzarza con el tubo de su escafandra. Por supuesto Buster, genio de eternos recursos, subsanaba la situación en este mediometraje de los tiempos aún silentes.



7. LA BRUJA ROJA (1948). El gran John Wayne se echa al agua para recuperar un cofre y, de paso, se lia a mamporros con un pulpo gigante (toma !)... Por supuesto, sin escafandra, respiradores ni chuminás, que con lo puesto y el cuchillo de pelarse las peras de la merienda el Duque se sobre y basta. Poor octopus que no sabía ande se metia, cabe añadir.



8. MEGASHARK vs. GIANT OCTOPUS (2009). En esta producción de serie M (de "más mala que la tiña tiñera") una serie de seres humanos y también Lorenzo Lamas son testigos de la batalla definitiva por la supremacía marina entre las dos bichas que rezan en título... Y sí, la he visto (o la empecé a ver, siendo exactos), y sí,  es lo que parece...  Ergo: argh !.




BONUS. El entrañable juguete ochentero "MAGIC OCTOPUS" ! (que no era gigante pero si "magic", cuidado ahí). Qué tiempos aquellos que jugábamos con los amiguitos a tirar estos cacho plásticos con patas contra los vidrios a modo carreras... Todavía lo recuerdo: "si los mojas un poco bajan más rápido"... Y minutos más tarde: "Me cago en la puta ya con las cosas éstas ...". Y entonces, limpia-cristales en ristre, el/la progenitor/a de turno los confiscaba pero en cualquier caso, que buenos ratos, leñe.






EPÍLOGO EN TINTA CHINA. No hace demasiado y en algún lugar de lo más profundo del Pacífico una cantidad inabarcable de pulpos gigantes conspiraron para invadir los lugares habitados de la superfície. Era de preveer. Al tomar conciencia que contaban con tres corazones (como todos sus congéneres independientemente del tamaño) cayeron finalmente en la cuenta de que si les sobrevenía alguna afección cardíaca, por interactuar demasiado en la superfície y tal, tenían un plus de tiempo (sino dos) suficiente para regresar a su habitat natural y vivir para contarlo... Así, tras varios meses de luchas y trifulcas con la especie humana, los más que mastodónticos cefalópodos veían cerca su triunfo final... Fue entonces cuando un joven científico coreano que trabajaba, a tiempo parcial por supuesto, en una reputada universidad de investigación en Wichita dio con el invento destinado a salvar nuestra especie. Cuenta la leyenda que el chaval dio con un sistema que, partiendo del principio activo del plástico hinchándose en su formato menos solido posible (y una serie de potingas químicas que todavía no me he inventado), conseguía "encapsular" a los bichos dentro de una inmensa burbuja de goma, transparente y tan grande como ellos mismos, que tenía (además) la virtud de tener un peso final -bicho dentro inclusive- nunca superior a 1 Kg. a pesar de su gran tamaño (volvemos a las "potingas químicas que aún no me he inventado" -ruego comprensión-)... Aquellos fueron tiempos felices... Los niños jugaban por las calles y parques con aquellos grandes orbes (100 % irrompibles) con asquerosos bichos gigantes dentro y como si se tratasen de una especie de balones de playa Nivea inmensos cuya desquiciada promoción comercial hubiera sido encomendada al mismísimo señor Lovecraft... Pero todo lo bueno tiene un precio al fin, faltaría. Y, poco después, una serie de entidades bancarias con ínfulas y realidades intercontinentales se juntaron en ruin consorcio a fin de comprar la fórmula del joven científico (que había tenido el buen tino de patentarla previamente, claro está). Por supuesto y a la postre, a base de ir los banqueros añadiendo ceros al cheque, el chaval acabo por transigir. Y así y de esta forma, los Banqueros (ya en mayúsculas, como todos los personajes malos e hijoputescos que realmente se precien de serlo) no tardaron en poner precio al asunto de las "grandes burbujas de plástico" y, así y de esta forma también, cogieron por enésima ocasión por los apéndices bajeros a los distintos gobiernos existentes ya que, conviene aclarar, seguían habiendo un montón de pulpos gigantes libres y amenazantes (ahora, para más inri, clamando venganza por sus compañeros humillados y destinados a morirse de pena y asco en ridículas pompas plastificadas)... Por supuesto al final*, partiendo de la lógica que se genera de lo leído hasta ahora, la especie humana entera (unos antes, otros después y Banqueros inclusive) se va a parir panteras víctima de los ambages definitivos del llamado neoliberalismo (enemigo mucho más feroz e implacable que aquellos pobres asquerosos bichos ya que, el cabrón, es invisible y se autoabastece en todo momento sin pausa alguna) llevado a las postreras consecuencias... un poco como la Realidad pero bastante más rápido (por contar aquí con un enemigo físico que no virtual -aunque igualmente real-) en vez de a cuentagotas y sin bichos gigantes ni nada.

*(El plano definitivo, de hecho y para los curiosos, consiste en Franco Battiato sentado en el punto más alto de las gradas de un Coliseo inundado y tarareando "Beyond the sea" con el agua por los tobillos mientras un pulpo especialmente gigante se dirige hacia él, no sin cierta precaución, bajo un precioso cielo rojizo crepuscular de otoño).

miércoles, 22 de agosto de 2012

EL CUARTO HOMBRE (1952)

INTRO. No son pocos los espacios blogueros donde encuentro con cierta asiduidad las siglas P.O.M., de "Puta Obra Maestra", referidas a obras de artistas que vendrían a ser la repanocha elevada al cubo sino más. Bien, desde aquí y humildemente, instauro yo lo de P.A.M... de "Puto Agosto Mierdero", ya que: joder, qué asco de calor pegajoso e insoportable de los cojones! (¿pero no tenía qué llover?, la madre que parió a "el del tiempo" -que me encanta esa expresión, ojo: "el del tiempo"-). Pero bueno, como dice el dicho: "a las penas palanganas con agua y hielo en los pies". Y en dicho, valga la rebuznancia, formato me dispongo a empezar este posteo, que no se diga...
Y es que con tanto disco y tanta gaita estoy abandonando este (satánicamente caluroso) mes el tema cinero... Y no es lo suyo, no. Recuerdo que este "es un espacio de cine que también roncanrolea" (no al revés, aunque este mes lo parezca -la proporción que intento es 3/4's partes de celuloide por una de semicorcheas y por ello, desde luego, este agosto estoy fracasando por todo lo alto, o bajo, según cuentas-). Así que, nada, nos escupimos en las manos antes de frotarlas, crujimos los nudillos con agresividad y, tras limpiar el teclado y joderme el meñique de la mano derecha, al tema. Para la ocasión un film "noirense" de esos que tanto me agradan ubicado, para el caso, en los primeros cincuenta: "El cuarto hombre", cuyo título original es "Kansas City Confidential"... como dos gotas de agua siamesas, en efecto y mismamente.

 "SINOPSIS PRESTADA". Timothy Foster tiene un plan meticuloso para atracar un banco de Kansas, pero para llevarlo a cabo necesita tres cómplices. Consigue ponerse en contacto con tres delincuentes perseguidos por la policía, pero, durante el encuentro, todos llevan careta, de manera que no puedan reconocerse entre sí. El atraco resulta un éxito, y Foster entrega a cada uno de sus cómplices pasajes para lugares desconocidos y medio naipe como único medio de identificación.

A FAVOR. Puede que un guión adaptado por dios y su madre en el que han metido mano no ya solo el director (que esto vendría siendo normal) sino hasta el protagonista y hasta tres o cuatro tipos más en comándita, genere cierto recelo de entrada por la posible dispersión que se pueda dar... Un poco el "efecto Sueño Eterno" -la buena, la de Hawks-. Pero, quede bien clarinete, nada debe temerse en esa dirección y aunque este "cuarto" no sea el "tercer" hombre (que no muchos films lo son en definitiva, al menos para el que suscribe, que cuenta aquella virguería -sobre obra de Greene y con Welles y Cotten en danza- como uno de sus films más predilectos de siempre). Buena historia sobre chorizos de bancos y falsos culpables tratando de exonerar su buen nombre (vaaale, si, "muy visto"... pero hay que agarrarse a lo que funciona, qué narices) cuyo peso interpretativo recae principalmente en un esforzado John Payne (que se hartó de trabajar en los 50' s mayormente pero cuya estrella queda algo difuminada por la luz de las grandes stars -y grandes actores, también- de la época) como prota, viéndose superado únicamente por un Preston Foster (magnífico intérprete recordado, mayormente, por su periplo en los 30's) sencillamente magnífico. Del resto de secundarios no está de más destacar a un joven Lee Van Cleef haciendo de malo o uno de ellos (y cómo no), y también a esa Coleen Gray con el rol femenino principal y a la que recordamos de "peliculitas" como "El beso de la muerte" o "Atraco perfecto". Buena premisa de arranque con ese planteamiento que busca sacarse de encima lo que sería "el golpe" en si, para detonar desde ya la historia con las pesquisas de ese Payne que, además de ser floristero, se pone la gabardina de Bogart si es menester y se pone a repartir collejas burreras como si tal cosa. Para no eternizarlo dejo constancia que me parece especialmente fetén la curva lograda desde la breve presentación, donde ya te advierten de que estamos ante un "unresolved case" clásico y de los de libro, hasta esa resolución de final feliz donde se encaja y cuadra la trama francamente bien. Y sin empalagamientos a caber (bravo). Buen film "noirense" en definitiva el firmado por el señor Phil Karlson, sin alardes técnicos ni artísticos que, por contra, tampoco necesita apoyado como está en su muy efectivo libreto/historia.

EN CONTRA. Quizá un mayor horadar en el pasado (convicto) del prota o un entrar antes el personaje de la Gray, entre otras pocas puñetitas a rascar... Pero, en definitiva, todo serían futesas ya que a la postre el film no es ni más ni menos que lo que vende. Y con ello volvemos a la última frase de "a favor".

CONCLUSIÓN. Sin ser una referencia de las más claras del "mejor cine negro americano" si es, al fin y como mínimo, una más que buena representación del mismo que, en cualquier caso, de la "recomendación guzzera" no baja (recuerdo que estamos tratando mi género predilecto ande los haya). E insisto, one more time, con el papel de Preston Foster y me despido, finalmente, con la duda de si Van Cleef hizo alguna vez de bueno, que ahora no lo recuerdo la verdad...

GUZZTÓMETRO: 8/10

martes, 21 de agosto de 2012

FELICES 60 Mr. MELLOR !


           JOE STRUMMER (21/08/1952 - 22/12/2002)



                Up in heaven, not only here...

domingo, 19 de agosto de 2012

¿ALGUIEN HA VISTO "LA ESPUMA DE LOS DÍAS"?

Major Guzz to Ground Control (bloguero)...
Y es que esta es una entrada de auxilio, en efecto. Para resumir el asunto lo más posible, y tal y como reza el título, se trata de dar con alguien que haya visto el film francés "L'écume des jours" ("La espuma de los días") del tal Charles Belmont y de 1968, y que ese alguien diga un poco lo que opina y si le parece mínimamente "recomendable". Y, ahora sin resumir, toca explicar que sin ser su humilde servidor un ilustrado literato (ni pretender pasar como tal) si es cierto que el polifacético Boris Vian es mi novelista predilecto desde la más tierna adolescencia (o el año el botijo, si se prefiere)... Mis gustos literarios/noveleros son algo peculiares, aunque no pegaré la chapa ahora al personal... Dígamos que, para hacerse una idea a modo síntesis,  van de Dickens a Pratchett, pasando por Faulkner y Chandler sin descuidar los cómics de Conan y los X-Men o los relatos "poenianos" (no tan "peculiares" quizá, ahora que lo veo escrito, si). Pero de entre todo eso, y más, Vian sigue inamovible en mi "top uan" desde hace ya algo más de veinte años. Ese ahínco del francés por equiparar elementos raros de cojones ("surrealistas" si mola más) con lances propios de la novela negra o el melodrama (según toque) y rellenando, casi siempre, con un tono humorístico como bastante inclasificable, me ha llevado al huerto siempre sin siquiera empezar a sudar. De entre toda su, relativamente exigua, obra solo hay una novela que me queda en pendiente y de forma ex profesa: "El otoño en Pekín", que me guardo como tesoro en formol para tiempos de apatía y desconexión extrema (un seguro del parchís al que llegaré seguro ponga lo que ponga en el dado y cuando me de la puta gana). Del resto, y en base a mis querencias, lo recomiendo todo y sin pestañear (sean las cuatro "noirenses" novelas firmadas como Vernon Sullivan, o las poco más de media docena firmadas como B.Vian), haciendo especial hincapié en "Escupiré sobre vuestras tumbas", "Vercoquin y el pláncton", "Que se mueran los feos" y, sobre todo, esa "La espuma de los días" que sigue siendo mi novela favorita por más años que pasen... Fascinante es poco lo de esta historia. Y no tendré los santos arrestos de jugar al crítico literario pero, eso si, zambullirse en las andanzas de Colin, Chick y demás, puede crear un punto de no retorno en la vida de algunas de las buenas gentes de este planeta si no se anda en preaviso... Quizá todo, todo mi fanatismo, se deba a que nunca había leído nada en esa dirección hasta entonces (hablamos de los ultimísimos ochenta), y la cadencia del relato donde la misma historia (y todo lo que integra) se va empequeñeciendo, hasta cotas claustrofóbicas, de la mano de lo que va sucediendo a sus personajes era algo para lo que no estaba preparado. Fantástica, irrepetible y fetiche total. Por eso, volvamos al inicio, me sorprende que un film que trate sobre ello, y aunque esté facturado con el culo y cuesta arriba en un día de tormenta y pedrizo, no goce de mayor repercusión oficiosa... Su originalidad y, más allá y sobretodo, ingenio debieran haber sido suficiente reclamo. Por eso insisto: ¿alguien la ha visto?, ¿tan mala és para qué, al fin, no la recuerde ni el gato que mató al ratón con desgana?...

Pd. Por cierto, ya que menté al gran Charles Dickens, recomiendo encarecidamente el ciclo dedicado al periplo on screen del legendario hacedor de las "Oliver Twist", "Historia de dos ciudades", "Almacén de antigüedades", y tantísimas otras, realizado por Manderly en su muy honorable/disfrutable espacio. Cosa fina y de la buena.

viernes, 17 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (26-30)



26. "THE CLASH" / The Clash (1977)
27. "EVERYBODY KNOWS THIS IS NOWHERE" / Neil Young (1969)
28. "JAILBREAK" / Thin Lizzy (1976)
29. "FEAR OF MUSIC" / Talking Heads (1979)
30. "HIGHWAY TO HELL" / AC/DC (1979)




(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

jueves, 16 de agosto de 2012

BUBBA HO-TEP (2002)

INTRO. Se cuentan hoy siete lustros del fallecimiento del Rey del R'n'R. Había pensado poner un posteo con alguna de sus pelis pero, honestamente, la última vez que ví una de Elvis debía contar yo unos catorce-quince años (que mi prima un algo mayor que el nene ha sido siempre una fan acérrima y nos obligaba a verlas si o si compulsivamente a toda la familia) y tras más de dos décadas de aquello no me acuerdo de nada o poco menos. Eso si, recomiendo (si hace falta) el documental de los primeros ochenta "This is Elvis" que recoge, en algo menos de dos horas, parte de vida y parte de milagros del King con jocosos testimonios de diversa índole. Y en cuanto a la entrada de hoy, escrita al son vinilero del inolvidable "From Elvis in Memphis" (que dignifica un algo el asunto quieras o no), me salgo por la tangente en cuestiones conmemorativas con esta absoluta fricada con el bendito chalado de Bruce Campbell al frente... Que al Mito, amante de cachondeos y carcajadas (que era "pythoniano", ojo y por ejemplo), creo le hubiera gustado.

"SINOPSIS PRESTADA". Elvis Presley vive y reside en una vieja residencia al este de Texas. Años antes de su "muerte", Elvis cambió su identidad por un Elvis desconocido, pero perdió la oportunidad de dar marcha atrás al cambio. Elvis forma equipo con Jack, un compañero de la residencia que dice ser el presidente John F. Kennedy, y los dos valientes héroes lucharán contra una maligna entidad egipcia.

A FAVOR. Vuélvanse a leer la "sinopsis" de arriba, please... Ahora otra vez... Y otra vez... Bien, a partir de aquí creo ya está un algo asimilado el tema y seguimos. Don Coscarelli (firmante de la saga "Phantasma" y, con ello, azote del terror ochentero -uno de tantos si se quiere, pero ahí queda eso-) presentaba ésta inclasificable pseudocomedia de serie B hace una década con la que, atención, se llevó algunos premios avezados al cine freakie-fantástico. Sorprende el tono/ritmo pausado en no pocas ocasiones que casa bien con la situación de los personajes en el film pero no con lo que uno se ha predispuesto a ver partiendo de la premisa de arranque (vuelvan a leer la sinopsis si fuera menester). Y es que la peli es una canallada, sin duda, pero al centrarse tanto en el personaje de ese impagable Bruce "Ash" Campbell como el Rey, retirado en clandestinidad geriátrica, parece como si el resto de cosas (aún por sonadas que resulten) sean como bastante insignificantes... Solo Ossie Davis en su rol de JFK negro (brutal) le da réplica y, por lo demás, todo se limita a una colección de chistes/situaciones de variopinta suerte que, eso si, dejan no pocos momentos de brillante y logrado cachondeo (esto es de brocha gorda, sin duda que ya es lo que vende, pero quizá no tanto tanto como alguien pueda imaginarse, al loro). El enfrentamiento final , por más claro ejemplo, entre la momia y este Elvis con problemas testiculares y diversas dolencias propias de la edad (taca-taca incluido) es, directamente, indescriptible... No hay miedo, total, "tengo un cáncer en la polla (...) matemos a la momia Presidente". Un poco lo de "de tan cutre hasta mola por momentos y todo" es lo que tenemos aquí... Imaginativa y bizarraca a samiesas partes.

EN CONTRA. Un poco más de "rocanrol" no le hubiera venido mal a la cadencia de este film, no... Se "duerme" en más de un momento y no es, precisamente, por ese tan tremendo recurso de (por ej) la magistral "A straight story" de Lynch, donde se adecua el ritmo a personaje... Eso, y que no se tenga humor para entrar en el juego que propone por temas de (supuestas) "irreverencias" ya que, al fin, este Elvis no deja de molar lo suyo, y este film no deja de ser un homenaje a su tan peculiar manera.

CONCLUSIÓN. Homenaje (repito) al Rey en militante serie B a mayor gloria, a su vez, del irreductible prota de la entretenida/divertida saga "Evil dead"... Particularmente, puestos a hacer el crápula de la mano de Ash en "nuevo milenio mode", me quedo con la algo posterior "My name is Bruce" (que esa ya si es una ida la castaña absoluta) pero, se admite, ésta "Bubba Ho-Tep" está bastante mejor facturada (otro día ya comentaré la otra, ya...) y hará pasar un rato entretenido (ni que sea parcialmente) a aquellos con el sentido del humor necesario para encajar y aceptar su propuesta. Innegablemente curiosa a pesar de lo evidentemente gamberro en cualquier caso y, con ello, volvemos por última vez a recordar la sinopsis...

GUZZTÓMETRO: 6'5/10

miércoles, 15 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (21-25)




21. "HUNKY DORY" / David Bowie (1971)
22. "LOOK SHARP !" / Joe Jackson (1979)
23. "STICKY FINGERS" / The Rolling Stones (1971)
24. "THE STONE ROSES" / The Stone Roses (1989)
25. "IF I SHOULD FALL FROM GRACE WITH GOD" / The Pogues (1988)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

EL VIAJE DE CHIHIRO (2001)

INTRO. No es la primera vez que se rinde aquí pleitesía al gran Miyazaki. Para mi el mejor director vinculado a la animación on screen que jamás haya existido, con toda la rimbombancia y sin comparación que valga. También he comentado ya que, y siguiendo con lo del "para mí", este señor cuanta sus largometrajes por "masterpieces" del copón... Aunque ahí ya si se admite duda razonable por la inclusión o no de sus referencias más claramente infantiloides. Básicamente "El castillo de Cagliostro" -su primera peli y que manía este hombre con los castillos-. "La aprendiz de bruja", el "Totoro" y su último film estrenado hasta fecha presente, "Ponyo", que también son cojonudas (sobretodo las dos últimas) pero se alejan del despiporre onírico-aventurero de los "otros dos castillos", "Porco Rosso", "Nausicaa", "La princesa Mononoke" y, claro, la peli de hoy: "El viaje de Chihiro". Muy posiblemente su largometraje más universalmente reconocido.
Y antes de seguir queda apuntar que, aunque me dije a mí mismo que nunca valoraría con 11/10 un film de animación por lo obvio de la carencia en sutilezas interpretativas (que ese 11/10 es para films que además de ser la repera tienen una cierta sobreestima guzzera por distintos motivos), se demuestra con ello, one more time, que aquí el nene dice taaantas cosas al cabo del año...


"SINOPSIS PRESTADA". Chihiro es una niña de diez años que viaja en coche con sus padres. Después de atravesar un túnel, llegan a un mundo fantástico, en el que no hay lugar para los seres humanos, sólo para los dioses de primera y segunda clase. Cuando descubre que sus padres han sido convertidos en cerdos, Chihiro se siente muy sola y asustada.

A FAVOR. La imaginación y exaltación fantástica que conviene esperar del Maestro (sin igual  ni de lejos en este plano existencial y parte del extranjero) con el añadido de una nitidez en el dibujo especialmente esmerada. Y no es que sea mejor que la anterior "Mononoke" (por ejemplo rápido) que, es más, a mí incluso me tira un poco más esa (aunque, faltaría, a la postre da igual porque ya sugerí arriba que todas las -más- destacadas son de 10, 11 o 27 sobre diez pero nunca menos). Pero seguramente al tratarse del film de Miyazaki con más secuencias en interiores, todo un qué en un adalid de la naturaleza como és este señor, el nivel de detalle y la concreción es incluso más palpable de lo habitual. Precioso el cuento que se nos relata, ni qué decir, subrayado también por la banda sonora del innegociable, para Hayao y en estos menesteres, Joe Hisaishi (que no solo de imágenes mil se vive). Momentos como el baño de ese extraño trágalo-todo, el gigantesco bebé desatado o el tren por encima del agua (y tantos otros) son cosas que solo podemos esperar de este sensacional realizador. Y ahí lo dejo ya que, al fin, tratar de describir un film de este hombre siempre me parece está un algo de más... Mejor dejar expanderse todo alrededor (e independientemente de si es la primera u octava vez que se visita), si,  que ya como comentaba hace la tira en otro posteo la entrañable amiga violetera "este hombre crea universos paralelos a cada parpadeo" y, en verdad, no veo como describirlo mejor.

EN CONTRA. Que no dure el triple de esas dos horas de metraje y que no le dieran el "Premio internacional de cine de Villamoñigos"... que me parece que los otros premios los ganó todos.

CONCLUSIÓN. No es solo un peli de dibujos o un film de animación... Es "una de Miyazaki" (un género en si mismo) y, además, una de la media docena de indispensables, por lo menos hasta día presente y para más inri. Vaya ese punto de más por ser, sin entrar al "pues a mí me gusta más esta/otra", el largometraje con el que Hayao puso definitivamente el mundo a sus pies. Donde debe estar.  

GUZZTÓMETRO: 11/10

sábado, 11 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (16-20)




16. "CATCH A FIRE" / Bob Marley & The Wailers (1973)
17. "HOUSES OF THE HOLY" / Led Zeppelin (1973)
18. "#1 RECORD" / Big Star (1972)
19. "DOOLITTLE" / Pixies (1989)
20. "LOADED" / The Velvet Underground (1970)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona  por órden de preferencia ni de ninguna clase)

viernes, 10 de agosto de 2012

EL MAGO DE OZ (1939)

INTRO. "We're off to see the wizard, the magical wizard of Oz"... Nunca leí el cuento de Baum por lo que no puedo poner eso que queda tan bien de "capta perfectamente el espíritu del original" (que sospecho lo utilizan algunos críticos by the face cuando, sencillamente, es que les ha gustado la peli aunque no se hayan leído en la puta vida dicho original). Eso si, me la puse ayer por la noche (por vete a saber qué ocasión)  con clara intención de quedarme dormido en el sofá y, no falla, la puñetera de la Garland sigue emocionando con lo del "sooooomewhere..." al principio del film. Y no fue un mal año, de cara a la leyenda, para el realizador Victor Fleming ese 39 en que lograba constar como firmante del film de hoy y como director (definitivo) de lo que el viento se llevaba.  "Because because because because because, because of the wonderful things he does"...

"SINOPSIS PRESTADA". Dorothy sueña con viajar "más allá del arco iris", y su deseo se hace realidad cuando un tornado se la lleva con su perrito al mundo de Oz. Pero la aventura sólo acaba de comenzar: tras ofender a la Malvada Bruja del Oeste (Margaret Hamilton) y aconsejada por la Bruja Buena del Norte (Billie Burke), Dorothy se dirige por el Camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que puede ayudarla a regresar a Kansas. Durante el viaje, se hace amiga del Espantapájaros (Ray Bolger), el Hombre de Hojalata (Jack Haley) y el León Cobarde (Bert Lahr). El Espantapájaros desea un cerebro, el Hombre de Hojalata quiere un corazón, y el León, el coraje que le falta; convencidos de que el Mago también les puede ayudar a ellos, deciden unirse a Dorothy en su odisea hasta la Ciudad Esmeralda.


A FAVOR. Pues siempre me ha parecido bastante definitivo que, aún visto desde mi perspectiva (que no soy precisamente fan de los musicales, aunque entiendo perfectamente para el caso que un film dirigido -primordialmente- a un público infantil debe valorarse como tal), el "Wizard of Oz" de marras me parece un film único por su singular manufactura sobre el que no procede echar vinagre alguno. Todo el asunto de las coreografías (con tantos y "extraños" pequeños extras a cascoporro) y piezas musicales son quizá lo más recordado del grueso del film que, ojo, a su vez funciona también perfectamente como el cuento infantil que, sobretodo, és. Por supuesto la mamá de Liza (seguramente el caso de explotación infantil más famoso del joligú clásico de la mano con su amiguito Mickey) lleva todo el peso de la película con esa Dorothy (o Dorita, si prefieren y sea cantando o no) y su inseparable y entrañable perro-patada Toto (que, de hecho, es el personaje que detona toda la historia). De entre el resto de personajes, acostumbro a pasar por encima de Hadas, Espantapájaros, Hombres de Hojalata y Leones de dudosa gallardía, para quedarme siempre con la malvada y vengativa  Bruja del Oeste (tremenda la foto resultante cuando se aparece encima el techo una choza y le prende fuego -parcialmente- al tontaina de paja) y, especialmente, con el propio Mago de Oz en si (que es el rol más cachondo de todos... y además esta doblado al castellano por la misma persona que hacia lo propio -habitualmente- con Chico Marx, ojo). Las conversiones de personajes realidad/fantasía están bien conseguidas aunque palidecen, como todo lo demás de hecho, con la inundación en colores mil que envuelve la pantalla a partir del segundo uno de  poner Dorita  los pies en el país de Oz. Aunque, en verdad, lo que precede (la secuencia del tornado) es seguramente mi momento predilecto del film... bruja chafada inclusive. Y no veo porqué seguir... que cada uno/a extraiga su momento predilecto aunque, desde luego y al fin, como apuntaba Mr. Lombreeze en un comentario de hace algunos posteos, los monos azules dan un mal rollo importante, si...

EN CONTRA. De la peli en si nada. Por lo demás, lo ya medio apuntado de que no se entienda que estamos viendo un film infantil-musical y se pretendan poner trabas a la hora de ubicarlo en lugar que, sin duda, merece. ¿Qué gustan más otros géneros?, perfect (que coincidimos en ello), pero como "film infantil-musical" realizado con actores de carne y bone, éste "The Wizard of Oz" es incontestable. En 1939 y mañana.

CONCLUSIÓN. Nada a añadir a su condición de, obviamente, indispensable en su género. Y pòr muchas parábolas lisérgicas que se quieran ver... Eso si, el siguiente diálogo (literal en el film) entre León y el Hombre de chapa: "Espero que no me fallen las fuerzas"... "Pues yo espero que no me falle tu rabo", me parece algo agresivo para este tipo de largometraje...  Un puro 10 en cualquier caso, claro.  

GUZZTÓMETRO: 10/10

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (11-15)


11."FOXTROT" / Genesis (1972)
12."RUBBER SOUL" / The Beatles (1965)
13. "THE HANGMAN'S BEAUTIFUL DAUGHTER" / The Incredible String Band (1968)
14. "GENTLEMEN" / The Afghan Whigs (1993)
15. "SHAKE SOME ACTION" / Flamin' Groovies (1976)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

martes, 7 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (6-10)




6. "ROAD TO RUIN" / Ramones (1978)
7. "FLEETWOOD MAC" / Fleetwood Mac (1975)
8. "RID OF ME" / PJ Harvey (1993)
9. "MY AIM IS TRUE" / Elvis Costello (1977)
10. "RANK" / The Smiths (1988)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

lunes, 6 de agosto de 2012

CÓMO SER JOHN MALKOVICH (1999)

INTRO. Parece que al fin alguien les ha hecho caer en la cuenta que los dos juntos, Spike Jonze y Charlie Kaufman (dirigiendo y guionizando respectivamente), logran un equilibrio incapaces de conseguir por separado. Y sí, estaría de acuerdo que el primero necesita más al segundo que viceversa pero, ojo, hasta cierto punto. Y, a pesar de los logros alcanzados por Kaufman solateras (tanto como guionista -"Olvídate de mi"-,  que es lo habitual, como realizador -"Synecdoche, NY"-), ese nivel de inventiva y descaro que se demostrara tanto en el film de hoy como en la posterior, y también recomendable, "Adaptation" (que ni Cage consigue cárgarsela), hace pensar en aquello de "por qué tocar lo que -evidentemente- funciona"... Y este par en comándita, por lo poco pero contundente de lo visto hasta hoy y desde luego, tienen su miga.  De esta forma quedamos por el momento a la expectativa de esa tercera película, a estrenar el próximo año, que vuelve a juntar al par de dos pasada una década desde la última colaboración para un largometraje.

"SINOPSIS PRESTADA". La vida de Craig Schwartz está llegando al final de un ciclo. Craig es un marionetista callejero con un gran talento, pero él tiene la impresión de que su vida carece de sentido. Nueva York ha cambiado mucho y la gente no le presta mucha atención. Lleva diez años casado con Lotte, que trabaja en una tienda de animales y está obsesionada con su trabajo. Él consigue encontrar trabajo en la planta 7'5 del edificio Mertin-Flemmer de Manhattan, donde encuentra una pequeña puerta que le permite el acceso a un pasillo secreto que le aspira y que le permite acceder al cerebro de John Malkovich.

A FAVOR. Pues el anterior párrafo no deja mucho lugar a dudas y así queda, por encima de todo,  esa desbordante y bien desarrollada imaginación on screen que se pretende y logra. Alejada del tono aséptico de diseño de , por ejemplo, su ex (la de Jonze), o muy aséptico, casi clínico en verdad, de un Solondz (al que detesto), así como a su vez de los hypes de temporada de turno, entretenidos pero sin poso y condenadas a (mi) olvido,  tipo "Little Miss Sunshine" o "Juno" (que esta, de hecho, la pongo no se por qué ya que me parece una hez de padre y muy señor nuestro), con "Cómo ser J.M." se genera esa sensación de frescura también ubicable en otros notables films, de los que se mueven en similares coordenadas (o más/menos), como "American beauty", "Entre copas", "Los Tenenbaums" o hasta incluso  aquella inolvidable charlotada del "Napoleon Dynamite"... y con el añadido de su indebatible plus de valentía por lo (puramente) estrambótico que se propone.  Que eso es primordial para atender al film como se merece... Puede que sea un tipo de film (como ya ocurre con las las anteriormente mentadas) que a alguien pueda caer "gordo" por ese "chupiguayismo de cine pseudocómico de última horná" al que, por qué no, puede pertenecer. Pero aún aquellos más intransigentes con estas "modernidades mainstream" que se pretenden colar como "cine de autor" (añádase "moderno", si se siente necesidad) deben admitir que ese no ya jugar con lo grotesco sino, directamente, irse de farra con ello y sin mirar la hora de acabar de esta película, tiene su coña. Además, metidos ya a full con lo que sería el film en si, tenemos por ahí en medio la música del gran Burwell (compositor habitual de los Coen por ejemplo). Así como unas interpretaciones francamente entretenidas de Cusack, Keener y, en menor medida, Diaz que, eso si, son devoradas sin piedad desde el segundo uno en que aparece en pantalla el pedazo de monstruo escénico que consta en el título del folletín... Magistral en lo suyo el señor Malkovich, como siempre e independientemente de la calidad del film a tratar. Para la historia queda esa aparición en la cuneta tras ocupar el cuerpo de J.M. (mi gran debilidad de entre todos los árdides mostrados desde tan patafísico libreto), lo del ascensor detenido en el piso 7'5, o esa tan recordada secuencia donde el propio damnificado entra en su propia mente, entre bastantes otras. Muy cachondo el film éste, vaya.

EN CONTRA. La exposición del film en su presentación es magnífica (encontronazo imposible entre el ingenio cómico de Allen y la inventiva onírica de Lynch) lo que, de alguna manera, hace que llegados a la mitad (o aprox.) la cosa se detenga y se empiece con una sucesión de gags (algunos memorables como ya destaqué) que funcionan casi en su totalidad pero dejan cierta sensación de montaña rusa en la que una comedia clásica lineal -a pesar de lo "raro"- deja paso a una suerte de secuencias/situaciones cómicas/resultonas de corta-pega (notables, insisto, pero "corta-pega", insisto too), sobre la que conviene poner perspectiva... Y es entonces, si, cuando nos damos cuenta de lo bastante cojonudo del asunto aunque no se acierte en la diana de pleno. 

CONCLUSIÓN. Extraña, divertida, y más que entretenida carta de presentación de la dupla Jonze-Kaufman que gozó, y goza, de merecido reconocimiento por su logrado órdago hacia lo "peculiar" por montera sin caer en treguas hacia lo convencional ni vacios ambages de baratura gafapastil. Recomendable y con 0'5 de más en el Guzztómetro (tm) por, qué narices, reconocerse uno fan del gran J.M.

GUZZTÓMETRO: 8'5/10

sábado, 4 de agosto de 2012

1002 DISCOS QUE DEBERÍAS ESCUCHAR ANTES DE QUE GUZZ TE MATE (1-5)


1. "TRUST" / Elvis Costello & The Attractions (1981)
2. "MARQUEE MOON" / Television (1977)
3. "LET IT BE" / The Replacements (1984)
4. "LIVE AT HARLEM SQUARE CLUB" / Sam Cooke (1963)
5. "NEW YORK" / Lou Reed (1989)



(Esta lista está sujeta única y exclusivamente a pareceres/gustos guzzeros y no funciona por órden de preferencia ni de ninguna clase)

CONAN, EL BÁRBARO (1982)

INTRO. Como ya he comentado en alguna ocasión siempre he sido bastante o muy seguidor de las martingalas estas de la "fantasía heroica" (y/o similares). Sumado ello, para la ocasión,  a que también soy acérrimo de los cómics basados en la obra literaria sobre el famoso cimmerio de Robert E. Howard, pues la verdad... para qué más. Y es que pasan los años y ahí donde "espidermanes", "hulkes", "vengativos" y demás historietas superheroicas de la Marvel me acabaron por aburrir (con algunas excepciones, claro, que yo soy muy -y especialmente- de los X-Men a partir de Claremont o aquel Daredevil de Miller y sin olvidar el Thor de Simonson -y entre alguna que otra cosilla-), Conan permanece. Tan pancho y espadote en ristre... Así que, y sin entrar en valoraciones sobre el original novelesco, la cosa con el fin de hoy para mí és: ¿está este tan conocido film a la altura del trabajo desarrollado por el gran Thomas, B.W.Smith, Buscema, De Zuñiga, Adams, Chan y demás?, o bien, ¿estamos ante una digna puesta de largo on screen del enorme cimmerio o un festival de collejas burreras, a lo Bud Spencer, de "Chuarche" y poco más?...
La producción del film tiene su historia, desde luego. El tal Pressman, uno de los dos productores, quedó impactado por la presencia del futuro senador californiano en alguno de sus films anteriores y le pareció perfecto para dar vida al gigantón Conan... ahora solo le faltaba un socio que apoquinara el pastizal necesario. Lo que nos lleva de cabeza, cómo no, a De Laurentis, quien tras asimilar la propuesta decidió que vale, que le iba la juerga. A partir de aquí se contrata para el libreto, faltaría, al ya mentado y muy honorable Roy Thomas, el guionista más importante del periplo de Conan por el mundo del cómic en sus no pocos años de historia y, por extensión, la persona que más ha hecho por la difusión del personaje sea al nivel que se quiera solo por debajo del propio creador (y a veces hasta de eso hay dudas). Sin embargo el trabajo de Thomas se considera "poco cinematográfico" y se contrata a un jovenzuelo Oliver Stone que, tras empaparse hasta el tuétano de las historias del rey de los mascaos hyberios, presenta una historia repleta de escenas con un trillón de extras y, en general, mucho más espectacular (aunque, obvio, mucho más carente de profundidad en historia y personajes). Esto, cómo no, ya se ajustaba mucho mejor a las intenciones recaudatorias de la dupla productora (que acabarían triplicando ganancias a los gastos, por cierto). Pero, claro, era irse de un extremo a otro... Finalmente se contrata al director Milius (que Stone quería hacerse cargo pero le dijeron que se fuera a comprar unos donnettes si eso) quien iba loco por hacer "una de vikingos" desde hace largo tiempo y, tras repasarse el personaje él también, cayó en la cuenta que la cosa se ajustaba a sus intenciones en no pocos puntos. Milius le pegó pues las tijeradas finales al tan manoseado guión hasta dejarlo como lo conocemos. Dicho guión, a la postre, se resiente de tantas "zarpadas" y alterna guiños míticos para solaz de los fans del cómic/personaje (la cueva con la espada, la crucifixion, esa vuelta de entre los muertos de la amada al rescate -aunque no sea Belit- o entre otros, y por supuestísimo, la ascensión a la torre que recuerda a la inolvidable "Torre del Elefante" -uno de los más míticos relatos/historietas, sin duda que valga-) con unas licencias que, la verdad, no joden tanto por el mearse encima del seguidor purista/clásico sino por los innegables vacios de ritmo y cohesión argumental que generan. Y como guinda, que esta es de las buenas, que se sepa que la producción de la peli en cuestión estuvo a punto de irse a hacer gárgaras por culpa de Swarzenegger y con todo el asunto de la pre-producción finiquitado... Por lo visto el lumbreras del Chuarche al entrar por primera vez en el despacho de Dino De Laurentis (un hombre con una mala leche importante, por lo que se dice-cuenta-comenta) le espetó: "¿Y por qué necesita un hombre tan pequeño un despacho tan grande?", como para hacerse el simpático... En sintésis, no creo que se sepa nunca lo que tuvo que llegar a arrastrarse realmente el Sr. Milius para convencer a De Laurentis de que no se echara atrás y lo enviara todo a pastar barro de manera fulminante (que el mosqueo fue mastodóntico, cuenta la leyenda). Es un misterio. Como el de la "leyenda del secreto del acero" de los huevos, o también, "por qué una introducción a un texto no puede ser más larga que el propio texto"... Crom nos asista a todos.


"SINOPSIS PRESTADA". Un niño que pertenece a una tribu primitiva graba en su memoria los rostros de los guerreros que han exterminado a su familia y a él lo han vendido a unos mercaderes de esclavos. Años después, el joven se ha convertido en un forzudo y valiente guerrero.

A FAVOR. Pues que aún con sus lacras a cuestas el mejunje final lo que se dice entretener, entretiene. Swarzenagger se ajusta al Conan-armario-empotrado made in John Buscema (aún a pesar de cambiar pelo castaño claro por el moreno habitual) que en definitiva es su caracterización más popular (con permiso del original del cómic y bastante más estilizado de Barry Smith) y, teniendo en cuenta que el personaje no demanda precisamente una serie de matices a lo E.G.Robinson en "La mujer del cuadro", la cosa le queda la mar de apañá. De los secundarios me quedo, por supuesto, con el malvado y tremendo James Earl Jones (cuya voz debiera ser enlatada y lanzada al espacio para ver quién tiene bemoles de invadirnos nunca jamás) encarnando a Thulsa Doom (enemigo acérrimo de Kull, otra de las creaciones de Howard y antepasado oficioso de Conan -volvemos al tema licencias, si ... e incomprensible para el caso teniendo a todo un Toth-Ammon del que disponer, pero bueno...-), sin animarme a destacar a ninguno/a de los demás intérpretes sea para bien o para mal... Y habría opciones ojo, y sin recurrir al Jorge Sanz niño o a "mamá" Nadiuska, que (coñe) sale el descomunal Von Sydow por ahí en medio... pero, lástima, en un papel más cercano al figureo que otra cosa. Las localizaciones son cojonudas, eso si. Rodada íntegramente en tierras españolas (Almeria, Segovia y Cuenca, para matizar) y logrando transmitir sin mácula los contextos habituales de buena parte de las andanzas cómunes de Conan. De comer a parte queda la impagable soundtrack de Basil Poledouris que se te queda grabada a fuego en la almendra ya de buenas a primeras (y pensar que había uno de los productores que quería poner heavy metal del guarro por ahí en medio...). Así, en definitiva y para no estirarlo más, tenemos al fin esa puesta de largo on screen de un Conan que, sin ser todo lo que podría, logra engañar bien al hambre (al menos según te pille) aunque no alimente todo lo que pudiera... Y, ojo, que el bodriazo infumable en formato videoclip de la Mtv del pasado año la ha revalorizado cosa seria... Y, vaaale, la lechuza al pobre camello, de acuerdo.

EN CONTRA. Muchas veces cuando alguien, y yo el primero, ve un film/serie basado sobre otra obra (del medio que toque) del que se es seguidor desde hace largos años se cae fácilmente en la trampa de no valorar esa versión de manera intrínseca, evacuándola del original. Tratando, de verdad, de pasar por encima de eso (que Valeria se parezca al personaje original en el rubio del pelo y nada más, lo de Thulsa como enemigo cuando murió siglos antes en la mitología de Howard -y aunque Thomas lo resucitara en cierto momento-, que Conan fuera esclavo cuando nunca lo fue, y un muy -MUY- considerable etcétera) nos encontramos que lo ya mencionado del baile de screenplays le juega una mala pasada al ritmo de este film que, realmente, empieza cojonudo en esa primera mitad para amuermarse después de manera palpable, guste o no de admitir, y hasta un final que es correcto pero para el que uno ya anda algo desanimado o disperso. Correctas caracterizaciones, impecables localizaciones/contextos, magnífica banda sonora... guión bastante mejorable...

CONCLUSIÓN. El gran problema de este film es ese recurrente "está bien, si... pero con lo qué podría haber sido ...!" que le viene a la cabeza a todo fan del personaje/cómic de los de verdad y que se precie,  y a su vez y para el no "conanólogo" (o el que más sabiamente, en relación a los de antes, prefiera olvidar que lo és, consciente que una peli no es lo mismo que un cómic), esa montaña rusa de fallos/aciertos en que entra el film tras poco más allá de la escapada de la torre y hasta el final... Eso si, que es Conan joder, los aciertos tampoco son pocos y aunque no me parezca recomendable a ciegas y con todas las de la ley (guzzera, para el caso), es la mejor versión en pantalla del personaje definitivo de las aventuras de espada y brujeria nunca habido en este planeta y parte del extranjero... Ay, voto a Crom, si pusieran un par o tres de Conan y algún Terminator a mi servicio... verías tú los políticos que iban a quedar...

GUZZTÓMETRO: 7/10

miércoles, 1 de agosto de 2012

Y EL GUZZER DE AGOSTO DE LA BLOGOSFERA GOES TO...

Llegamos a agosto y toca proclamar el nuevo Guzzer del mes, faltaría. Enseguida vamos con el relevo de la Long Black Limousine del Agente Cooper, si. Antes, por eso, me gustaría esclarecer detalles sobre el significado, o mejor, lo que supone tener el Guzzer en si. La insignia/logotipo "Guzzer", más allá del reconocimiento definitivo que se hace desde este espacio a otro de la blogosfera (investigar lateral para conocer a los premiados hasta hoy), no implica ninguna recompensa económica, premio físico, ni descuento alguno. Hay quien (y se agradece mucho), como los amigos Mr. Henry del Decibelio Tóxico o Chals de On the Route, han tenido el detallazo de ponerlo en el lateral de su espacio a lo Liebster... Pero las opciones no terminan ahí, ojo, que son infinitas: se puede tatuar, se puede hacer una camiseta, se puede montar un helipuerto con una inmensa insignia guzzera, se puede ignorar por completo y hasta se puede montar una diana con el Guzzer en medio y echarle huevos podridos, largo etcétera. Eso si, quede muy claro, de manera fidedigna solo nueve (diez a partir de hoy) personas en todo el planeta pueden presumir hasta día presente de tener un Guzzer en propiedad para hacer con él lo que le rote. Y sin más: el Guzzer de agosto/2012 goes to.......

CIUDADANO NOODLES  ! (by himself -clickeen el nombre, clickeen-)


Desde la reencarnación de IGWT en este "Citizen" actual de a finales de abril no son pocos los espacios de la blogosfera que he descubierto para mi solaz y algarabía general. No me pondré a mentar nombres porque de liarme iba a pecar por omisión seguro. Que no es lo suyo. Dejémoslo en que tengo Guzzers para "repartir" durante muuuuchos meses (a sumar a los ya conocidos de antes, o mucho antes, que también se harán con el preciado galardón tarde o temprano). En base a ese último paréntesis, y dado que esta gruta del averno  pretende ser "un lugar de cine que también rockea", me gusta la incertidumbre (o película mental que me monto, para ser  más exacto) a generar: ¿será el próximo Guzzer un lugar peliculero o uno rockero... o se saldrá por la tangente con otra cosa el gañán?. De cualquier manera, para este mes creo que tocaba uno "cinero" para ir equiparando (hasta ahora el palmarés está pelín desiquilibrado en favor de los amantes de las semicorcheas y tal), y porque -básicamente- apetecía.  ¿Por qué Noodles y no otro blog?... Revirtamos eso: ¿por qué no Noodles?...  De acuerdo que el tocayo tiene mucho ganado de entrada por tener como imagen a uno de mis actores preferidos de cualquier época en su papel más popular pero es que, por si acaso y además, se ha acordado también de tener un blog de cine de reputísima madre. Un blog este Ciudadano Noodles con el que coincido de pleno en cuanto a ese espíritu de devorar cine por montera sin obsesionarse con las procedencias, aunque respetando siempre a los clásicos con especial cariño -faltaría-, y ciñendo todos sus textos a un parecer estrictamente suyo, particular, que se puede compartir o no pero que huye de populismos garraferos basado en pareceres ajenos y que ahí queda. Así se hace. Os dejo que lo descubráis (si -cosa poca recomendable, y hasta denunciable según como- no lo conocéis). Por mi parte confieso que su repaso del periplo de Bowie por el mundo del cine ya le puso en primera línea de "guzzers futuribles" desde no hace pocas semanas... Después, entre otras, llegó su entrada sobre la maravillosa "Los ojos sin rostro" de Franju (descubrir ese filmaco es quererlo forever) o, por ejemplo también, la del siempre reivindicable y disfrutable estreno de Malick. Al rebuscar en trabajos pretéritos, en su aproximado año de historia, también se lleva uno su buen botín en crudo, además y por supuesto... Y, en cualquier caso, la reciente entrada sobre el enorme Superlópez, reivindicándolo entre tanto calzón yanquiloide del celuloide de última horná y que me dejo de pasta boniato, ya finiquita el tema para mí de todas todas...


(El Ciudadano Noodles explicando, de forma harto evocadora, su punto de vista a uno de los jueces que querían meter baza a fin de negarle su tan merecido y reluciente nuevo Guzzer)

… Y atento amigo/a de la blogosfera que, por qué no, el Guzzer del mes que viene puedes ser tú !.

CICLO Mr. ALLEN: 13. "LA ROSA PÚRPURA DEL CAIRO" (1985)

INTRO. Dejo escrito de inicio que me gusta este film. Y lo digo para quien tenga la intención de quedarse exclusivamente con la parte menos positiva de todo lo que sigue...
"La rosa púrpura..."  es un ameno, ligero y buen film de un Allen en estado de gracia. Otro más y de eso no tengo duda. El problema que yo le veo (y hago especial hincapié en estas últimas tres palabras) es que saca una tajada pelín desproporcionada por pertenecer de pleno a esos años del "estado de gracia" ya mentado y "allenero". Ya he comentado en diversas ocasiones mi devoción (por tantos/as compartida con los matices a añadir que toquen) por el Allen que va de "Sleeper" a "Balas". Unos veinte años de bonanza incontestable e imborrable, por mucho que desde hace algunos lustros el tiro al Konigsberg se haya convertido casi en deporte olímpico (con una vehemencia y sed de sangre, a veces, de un asqueroso y desagradecido que tira de culo -y aunque sea merecido en una media docena de ocasiones y puede que alguna más-). En ese periplo de tiempo siempre he visto que, en base a mis gustos, existen tres films (el de hoy, "Septiembre" y "Alice") que se me antojan algo inferiores y aún atendiendo a que, precisamente, "La rosa..." (un film de notable, en definitiva y aunque sea bajo, siempre para mí) es el caso menos descarado. Eso si, desde la mezquindad que me caracteriza en tantas ocasiones, me produce no poca hilaridad que haya tantas gentes (aún entre críticos que se ganan la vida, o parte de ella, ejerciendo) que echen mierda sobre, por ejemplo, la muy posterior "La maldición..." (cuyo único problema para mí es la funesta elección para el papel femenino principal) y tengan las narices de poner la peli de hoy en una tarima por encima de un pedestal subidos a una escalera de mano y en la azotea... Las dos parten de un contexto cronológico casi idéntico y de una premisa motriz de inicio rígida (salida de pantalla del actor/hipnosis con engañosas intenciones) que enjuicia todo lo que sigue al gusto del consumidor, pero ojo, mientras una vende magia (que la magia de Woody yo la encuentro en "Manhattan", "Recuerdos", "Zelig", "Delitos" y demás, que no aquí) la otra "solo" vende comedia pura y dura... "La rosa púrpura del Cairo" queda como una masterpiece -o casi- para un ingente considerable y, por contra, la otra como un buñuelo de un Allen ya caduco para otros/as tantos/as. La una, a su vez, es un ligero cuento de hadas (agradable pero muy lejos de los picos de calidad del gafas) y la otra es una divertida peli (con algunos de los mejores lances de la comedia, en su acepción clásica, del nuevo milenio y una producción como muy superior al film con la Farrow y Daniels). Los prejuicios by the face de los cojones, vaya. Y recuerdo ahora, antes de seguir, la primera frase de esta entrada.

"SINOPSIS PRESTADA". EE.UU., Gran Depresión. Mientras Cecilia trabaja como camarera en Nueva Jersey, su marido se dedica a hacer el vago. Su única vía de escape es el cine, al que acude una y otra vez para evadirse de la realidad y soñar con un mundo de champagne, trajes de noche y fiestas elegantes. Una noche, el protagonista de su película favorita, "La rosa púrpura de El Cairo", se fija en ella y atraviesa la pantalla para conocerla.


A FAVOR. Pues por de pronto que resulta francamente complicado llegarse a aburrir con este film... Poco más de hora y veinte  de metraje (todo un dogma de fe para Allen, por lo menos en sus mejores versiones) con un ritmo que si bien va de más a menos en cuanto a ingenio no decae nunca en cadencia o/y dinamismo. Además, todo queda nivelado por un muy buen buen final... El despertar del "cuento de hadas", y para mí lo mejor de largo de la película (especialmente si entramos en el juego de concebir esta historia, pura y duramente, como una fábula que no como una comedia romántica... que es ahí donde más y mejor triunfa, claro). Genial Aiello como el troglodita marido de una sufrida Farrow algo pasada de "afectismos" (tanta pureza carga) o quizá sobreedulcorada por su marido/director para la ocasión (tampoco hacerme mucho caso en esto que ya expliqué en una ocasión que no sería yo el presidente del club de fans de Mia -a pesar que, diox me libre, no le negaré nunca sus más mejores logros-). El resto de secundarios capitaneados por un resultón (y poco más) Daniels, no chirría pero tampoco es que alcance lo memorable... Las discusiones del resto del (y con el) reparto de "La Rosa...", que tan descolocado queda en pantalla al no poder seguir con el argumento por la desaparición del rol de Daniels, hacen gracia al principio pero quedan eclipsados rápidamente por las controversias que, en "el mundo real", genera dicha desaparición... Para el recuerdo Woody nos deja algunas imágenes realmente logradas desde ese romance a la fuga por zonas urbanas desoladas, una ambientación de esos 30's espartana pero acertada, algunos gags -con distinta suerte- en el encontronazo actor/realidad y, entre otras y cómo no, la siempre innegociable calidad musical de la selección de turno, que envuelve el asunto con el buen hacer acostumbrado.

EN CONTRA. Pues aunque insisto con lo acertado del final, lo también ya mentado del ritmo de acierto en sentido descendente me lastra un tanto el tema... "La rosa púrpura del Cairo" tiene un planteamiento muy original y divertido y un desenlace fetén, pero ese nudo (ay) da demasiadas vueltas, buenas y no tan buenas, en el humilde parecer de un servidor. Además, que si Allen estaba enamorado de la Farrow por aquellos tiempos es cosa suya... A mi siempre me ha parecido más que correcta en films más corales o, al menos, en protagonismos compartidos. Como prota absoluta, con la excepción de la cojonuda semilla de Polanski, me carga (sorry).

CONCLUSIÓN. Realmente entretenido film/cuento que, por contra, muchos/as hacen pasar por una obra maestra que yo, honestamente, nunca he sido capaz de ver en esto (y aún apreciando sus indiscutibles bondades).

GUZZTÓMETRO
: 7/10