viernes, 11 de enero de 2013

CICLO Mr. ALLEN: 15. "SEPTIEMBRE" (1987)

INTRO. Retomamos hoy al fin (que ya tocaba) el "interminable" repaso a la filmografía alleniana. Además hoy promete ser breve el asunto. Siempre considero a Allen entre los más grandes a pesar de lo autoninguneante (para con su propia carrera) que ha resultado en el último par de décadas a veces el genio de Manhattan. Prueba de ello es esta sección, qué narices. Y lo és, o me lo resulta a mi más preciso, por su largo periplo que va de "El dormilón" a "Balas sobre Broadway". Veinte años del tirón de rallar a un nivel descuajaringante.  Y con todo, en el mentado espacio hay tres films (de veinte si no me descuento y brutal estadística en cualquier caso) que particularmente no me acaban de convencer plenamente. Repelente es uno, miren, pero para gustos peces, colores y rocanrol. Y, ojo, que no digo que dichos films sean malos (nada más lejos que Wisconsin), solo que me chirrían un algo entre tanto acierto y puras masterpieces. El primero ya lo vimos tiempo ha, "La rosa..." que me parece su eterno top 1 en la (innecesaria) lista de sus "largometrajes sobrevalorados", y el tercero nos lo encontraremos de aquí tres o cuatro posteos a la sazón con aquella "Alice" que resulta entretenida (en el mejor de los casos) pero de la que opino que precisa de un "bajar el listón de exigencia" previo bastante acusado (más en comparación con lo que le rodea cronológicamente).  Hoy, finalmente, toca la de en medio: "Septiembre". Y allá vamos.

"SINOPSIS PRESTADA". Son los últimos días de agosto. Diane, una vieja y vitalista estrella de cine, y su pareja visitan a su hija Lane en su casa de campo. Lane es una mujer depresiva, cuya vida está marcada desde la infancia por el asesinato del amante de su madre, a la que culpa de su mala suerte. Lane está enamorada de Peter, un escritor, pero éste ama a a una amiga suya, Stephanie, que le corresponde, aunque está casada.

A FAVOR. Pues mirando más allá de lo tan manido de la -obvia- influencia bergmaniana (una de  las debilidades del cineasta y que puestos a dejarse influenciar pues tampoco está mal, la verdad), es un film de interiores muy directo y sin concesiones (en cuanto a su dramática militancia, entiéndase), con una dirección de actores tremenda de la que se extraen varias interpretaciones a recordar. Allen hace una nueva exhibición de mesura y concreción de metraje (uno de sus grandes activos para mí y que no suele mencionarse) y, finalmente (obviando el buen oido acostumbrado en cuanto a elecciones sonoras), nos queda todo el asunto de la proyección poética del título hacia el propio relato... "Septiembre". El fin del verano, tiempo de despedidas -parciales o definitivas- y atardeceres, que aquí el cineasta extrapola a la vida de sus protagonistas, encontrando perfectamente el tono visual y argumental...

EN CONTRA. ... Aunque no (siempre en mi opinión) dialéctico. "Septiembre" es una buena película, repito y ni que decir, pero me peca de algo que sus otros dos films dramáticos en esos veinte años de bonanza (magnífica "Interiores", mejor aún "Otra mujer") no hacen: sobreafectismo. Se pretende un film tan maduro, hiriente y trascendente de forma tan acuciante y expresa (y por bandera) que el tema se acaba por cuajar en exceso. Se robotiza. Y aunque en su resolución (o parte de ella) hay canela fina (tremendos West y Elliot) la sensación de "rebozarse" una y otra vez en lo mismo acaba por salpicar en exceso y anquilosa (y hasta detiene, parececiera puntualmente) el tema. Lo dicho: la narrativa (poética si se quiere) visual y base argumental funciona, los diálogos (y recordemos de quien venimos hablando) se tensan en demasía y de forma exagerada en demasiadas ocasiones (repitiendo una y mil veces lo subjetivo de todo lo escrito).

CONCLUSIÓN. Mejorable muestra de drama woodyallenesco a mi entender, rebasados ya los cincuenta por parte del artista, que aunque haya a quien guste (y no poco incluso) siempre me parece algo pasada de vueltas. Un drama no es una tragedia y creo que el Maestro se columpió en su celo para con esta "Septiembre" que, particularmente, solo recomendaría a ciegas para completistas.

GUZZTÓMETRO: 6/10

5 comentarios:

  1. Lo que me llama mucho la atención es que Woody Allen rodase la película completa de nuevo cuando ya estaba montada y todo. La que se estrenó es, pues, la segunda versión. De acuerdo en tu valoración, por cierto.

    Un abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
  2. no la ví y eso que Woody está en mi panteón de ídolos del cine junto a Kubrick, Chaplin y Buster Keaton... que 4 no?

    lo que yo siempre resalto de él es su noción de ritmo, casi perfecta, que hace que sus películas menos valoradas no sean fracasos estrepitosos... solo malas películas dentro de su genial cinematografía...

    siempre espero mas Allen aún hoy incluso... salu2

    ResponderEliminar
  3. Recierdo September como una pelicula bastante opresiva que cuesta ver. Esto no es Manhattan o Hannah. Tirando a sueca y si, se vuelve y se retuerce sobre las angustias de algunos personajes. En exceso?. Puede ser. Pero esta es una version de Allen que a mi me gusta mas que la habitual y muy acomodada (con excepciones) autoparodia a la que nos somete en los ultimos años. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es una peli de Allen que aún no he visto y que quiero hacer en breve. A ver si me acuerdo y te digo lo que me pareció.
    Gracias por la recomendación, aunque parece que no es lo que más te gusta de él. Estupendo post, Guzz.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que es uno de los Allen que menos me gusta, pero tendría que revisarla, veo que a ti tampoco te emociona mucho.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar