martes, 19 de febrero de 2013

"FADE" / YO LA TENGO (2013)


Buenas tardes, me llamo Guzz ("Hola Guuuzz" -aplausos y vítores, incluso-) y soy un adicto a "Fade"... Ni me dí cuenta de cómo pudo suceder. Todo empezó hace unas pocas semanas. Escuchaba un par de canciones un día, otro par al siguiente. Al principio todo estaba bajo control, era un poco como: "qué buenos son estos tres la madre que los parió, otro discazo más". Pero por pura inercia, e insisto en que ni lo ví venir aún siendo ferviente seguidor de la banda desde el año los videojuegos de cartucho, el par de canciones de un día se convirtieron en cinco, después en seis, ocho... Ahora lo escucho compulsivamente, no puedo parar ni escuchar otra cosa. Me afecta en el trabajo cuyo rendimiento se resiente, en mis momentos de calidad familiar ya que me resta tiempo para estar con mi mujer e hija, en el blog que lo tengo más aparcado que el 127 de mi tia abuela del pueblo, incluso en mi higiene personal (ya ni me afeito, ni me corto las uñas ni nada -NdA. No es asqueroso del todo si uno es consciente, ojo-)... Solo quiero escuchar el maldito "Fade" all the day and all the night. Apenas presto atención al nuevo de los Eels (y eso que me parece, en general, cojonudo) y ni tan siquiera me he puesto a buscar como un loco por la interné el nuevo They Might be Giants (alabados sean por loanzas mil) que saldrá a principios de marzo... Me la pela prácticamente todo, vaya, que no sea el nuevo y flamante álbum de los Yo La Tengo (y con o sin perdón). Hasta le comenté a mi sra la posibilidad de pedirme una excedencia de dos meses en el curro (que no medró pero los argumentos en contra me parecen harto egoistas -me desahogo aquí, si-). Joder, ya es que ni veo películas... Bueno sí, alguna cosa: el tercer Batman de Nolan (que me parecio una Bat-sura mu cara), la de "Hitchcock" (que ni fú ni lo otro) y (al fin) la de "Prometheus" (que contra todo pronóstico me gustó y que ya comentaré/defenderé en breve, o eso espero).






"Fade", volvamos al asunto. Vaya disco. Que a estas alturas, tocando ya las tres décadas de vida, un pedazo de formación como el trio de Hoboken se descuelgue con algo que bien pudiera pasar sin problemas como el mejor trabajo de su singladura es algo que, aún atendiendo al altísimo nivel que nutre toda su tan recomendable carrera hasta fecha presente, sorprende. Y bastante, y para bien. Muy para bien. Hasta, tiene narices, le empieza a ganar según como a los puntos a mi idolatrado "Painful" de hace veinte años (para mí uno de los mejores discos de su década y mi predilecto de la banda... ¿hasta ahora? -tiempo al tiempo y que "Big day coming", querida vieja amiga, me perdone por si acaso-). Con este disco, por cierto, los Yo La Tengo me completan, directamente, mi podio del indie rock yanqui definitivo (del bueno, "del de verdad") de 4 (Pixies, Replacements, Sonic Youth, Dinosaur Jr -los intocables de Guzzest Ness-) + 2 (Rem, Hüsker Dü/Sugar), para ponerse en medio de los unos y los otros y conformar así lo que ya vendrían siendo mis "7 samurais" en ciernes... Sí, quizá es al fin la obra que les faltaba (en las cuentas propias, aclaro si procede) para ponerse justo en el escalon superior de formaciones, tan distintas entre si y queridas por mi, como Pavement, Superchunk, Afghan Whigs, Throwing Muses, Fugazi, Mudhoney, Galaxie 500, Sebadoh, Built to Spill, Feelies, Guided by Voices (apreciable etcétera ochenta-noventero)... Quizá, ups (la onomatopeya no la empresa de reparto), a alguien pueda parecer que su humilde servidor viene exagerando un algo... Pues no. Lo aseguro. Los que conozcan y aprecien la obra previa de YLT pueden (o no) convenir fácilmente, y aún conservando tras "Fade" algún otro elepé del combo como "el-suyo-más-mejor-forever" en sus preferencias, que todo lo antes parido parece desembarcar al fin en este disco. La puesta de largo total de su propuesta que más y mejor les define. Y puede que, por qué no, alguien eche en falta la "sugarcube" de turno o alguna tempestad eléctrica de alto voltaje distorsionado (que Ira es un guitarrista del caerse uno de culo, quieras que no), pero siempre he pensado que es en esos pasajes melódico-eléctricos tan pausados como hermosos donde los YLT encuentran el camino que más y mejor les desmarca del resto. Para la bronca ya tenemos todos nuestras neuras pero esas particulares caricias sónicas (y muchas veces eléctricas también al fin, no se obvie) les son propias por derecho propio (y aunque cabe señalar, efectiviuonder, la sombra de La banana warholliana es muuuy alargada damas y caballeros). Y yendo ya al material en si, a los diez temas que integra "Fade", es de recibo prevenir por enésima ocasión al incauto que nunca fueron YLT un grupo de "primeras escuchas"... Te acabarán venciendo, no se dude, pero siempre exigen un algo (no mucho quizá, pero si "un algo") al hablar en clave de álbumes (hace falta escucharlos muy de cerca un tiempo para echar unos pasos atrás y verlo después como un todo en perspectiva para sintetizar lo magníficos -enormes- músicos que son esta gente). A partir de ahí, se antoja meramente coyuntural que tu favorita pase por la emblemática e inicial "Ohm" (con esa guitarraza hacia el final tras los uh-uuh que bien logran, ni que sea esporádicamente, que me coma eso de "disco mayormente reposado" que antes venía significando), los violines de la siguiente "is that enough" (que Kaplan es un apasionado de Reed no sería la novedad del año precisamente -aunque esta es incluso más "rollo Cale" si me apuran-), o la amabilidad de la para mi más que adictiva "well you better" (que el último de los Eels es la reoca pero, yes... "hay niveles" que se dice)... Coyuntural insisto, porque iremos cambiando las querencias (o su órden, mejor) por supuesto. Tras ese tripleta inicial llega la más movidita "paddle forward" (lo más parecido a "sugarcube" que hallaremos aquí) que será el tocarse para los fans de los Flaming Lips, la solemnidad de "stupid things" con ese inquietante bajo (a lo Joy Division) acompañando la preciosa canción de cuna que resulta, y pocas canciones definen tan bien eso de las "caricias sónicas" que me saqué antes de la manga de gratis como "I'll be around" (toda una sacrosanta porción de paz en estos tiempos mierderos que nos vienen tocando ya no tan "últimamente"). Y capítulo aparte para una Georgia Hubley que se pone los zapatos de Nico para esa absoluta preciosidad que és "Cornelia and Jane" que es como para escucharse hasta el desmayo. La traca final llega con "two trains" que continua las melosas formas y maneras de la anterior (si alguien espera llegados a este punto algún tipo de aceleración le digo que mejor se vaya buscando otro disco, sea de YLT o no) pero ahora con Ira al frente y cierto posillo de folk psicodélico, lo que te deja el estado de ánimo adecuado para enfrentarte a "the point of it" que es incluso más bonita que la anterior la cabrona (seguramente la más "bonita" de las tratadas por Mr. Kaplan para mí... hoy... en este rato) y la postrera "before we run" atacada de nuevo por Georgia (y coros ocasionales de su señor marido) que con sus vientos y cuerdas aquí a recuperar nos llevan de la mano al final del paseo. Paseo más que recomendable, sobretodo si se le da el tiempo que merece (que yo, por suerte, aún sigo y seguiré -presumo- arrancándole candela a esto una apreciable temporada), aunque por supuesto (me repito) sus partes, una vez te empiezas a hacer con él, pueden hacer que se pase por alto de primeras y segundas lo enorme que resulta el todo. Precioso y muy necesario disco cuya aparición además, y por aquello "del espíritu de los tiempos" que tocan, se asemeja al tópicazo de la flor que nace en un mar de gris cemento. Y lo que me alegra que sea de los Yo La Tengo, coñe. Disco del año guzzero por el momento (que solo estamos en febrero, de acuerdo, pero dicho queda ya). 


Pd. En honor al amigo Chals, la primera persona que me hizo conocedor de este "Fade", linkeo aqui hacia su posteo sobre el ahora penúltimo disco de la formación ("Popular songs", 2009), que por supuesto se recomienda sin reservas y humildemente también desde casa Guzz.

Pd2:
 
Pd3. Para quien no se fie del que suscribe añado finalmente aqui la reseña sobre este pedazo de álbum facturada hace cuatro días por nada menos que Maese Johnny del espacio Woodyjaggeriano (que quien busque más caché rockero que éste en la bloguería no lo va a tener nada fácil, por lo menos a mi sincero entender).

9 comentarios:

  1. Pues no lo tengo aún..., estoy mu liado con el Sexsmith.... Eels, Mathew E White, el amigo Jimbo Mathus y.... lo nuevo de Nick Cave!!!! pero siempre hay un hueco para un disco que le parece la repanocha a usted. Varias escuchas le daré...

    ResponderEliminar
  2. Lo acabo de escuchar del tirón... me ha podido la curiosidad.... TREMENDOOOOOOOO, esa Is That Enough me ha ganao!!!

    ResponderEliminar
  3. Don Guzz, tu introducción es de una grandeza espectacular que conlleva el interés hacia esta magna obra del año en curso, del que he escuchado o agenciado varios como Eels, Nick Cave, Camper Van Beethoven (al que me lancé como un poseso), Ron Sexsmith, Eric Burdon, Ben Harper,... pero ninguno de ellos me ha calado como el de Yo La Tengo. y es que dices bien, es adictivo. Me costaría mucho decantarme si me pusiera por mi álbum preferido de YLT. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. y gracias por la mención y el elogio, partiendo de tí lo considero un enorme cumplido.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la mención, tienes razón que necesita de unas cuantas escuchas, aunque de primeras puede intuirse que es uno de sus mejores discos. Del tirón me voy pal espacio woodyjaggeriano que en su día se me pasó por alto. A Fade le debo más tiempo, pero ando desganado, a ver si esta semana le entro de lleno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Lo he escuchado y me ha entusiamado, aunque poco a poco se ha desinflado mi entusiamo!!!No se, sera porque el de Nick Cave lo ha barido de golpe?
    A+

    ResponderEliminar
  7. Estoy mas o menos escuchando (en serio, lo intento) dos o tres de los que se comentan por aquí: Cave, Eels, Sexmith... Però YLT me tiran un poco mas.
    Socorro, qué me pasa, doctor?!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Guuuzz!!!! Y a mi que me pasa lo mismo....

    ResponderEliminar
  9. Eres un cabronazo Guzz!!! me has enganchado a este disco!!!! qué bueno, y esa Is that enough no puedo dejar de escucharla, es puro Lambchop.... qué bonica... is that enough, is that enough....

    ResponderEliminar