miércoles, 17 de abril de 2013

APOCALYPTO (2006)

INTRO. Hay veces en la vida esta que toca tragarse los prejuicios en crudo, a dos carrillos y sin excusa a valer. Mel Gibson ya demostró que podía asumir un producción costosa como realizador con aquella archifamosa "Braveheart" que, eso sí y a mi humilde parecer, siempre me resultó aunque correcta (y entretenida) como bastante sobrevalorada, alternando grandes activos con cosas bastante menos plausibles que su incontable legión de fans parecen no querer ver (y con las que, por supuesto, ya la liaremos cuando toque el filme en cuestión en esta casa). Pero, de verdad que se lo prometo y para resumir, que no esperaba un largometraje tan tremendamente satisfactorio como éste "Apocalypto" por parte del (hoy caido en bastante desgracia por temas de prensa amarilla y tal) australiano... Cuya lógica ausencia en el cast de la película, además, genera que todo lo que me molesta en films como "Braveheart" (o "Bailando con lobos", por poner otro ejemplo de film popular -y con banda sonora también magnífica, ya puestos- con estrella del joligú moderno partiendo la pana a todos los niveles) que consiste, en gran medida, en el "toque" endiosado-onanista (con su épica quizá pelín demasiado forzada inclusive) cometido por el realizador-star que toque me desaparezca con el film de hoy. Gibson hace un trabajo visual sencillamente espectacular y punto. El mejor de largo, siempre en mi opinión, en su singladura como realizador y, de paso, pone puntos sobre íes a la "generación Matrix" ofreciendo un producto que se desmarca de los tópicos del cine de acción mainstream-palomitero actual al mezclar dicha acción (que también la hay y no poca, quede claro, aunque -importante- servida de forma mucho más orgánica que artificial) con una palpable sensación de aventura clásica que, por fin, vemos aquí recuperada. Quédese quien proceda con sus "matrixes", "orígenes", el último Batman de Nolan -con lo que me gustó el anterior, cagonlá- y "bournes", plis (y eso por no hablar de puros "dígitalbortos" como "300", "Troya", el último Conan y demás... por poner también costosos filmes sin explosiones mil que igualmente me gustaron cero del nuevo milenio-), y a mí que me pongan todos los "Apocalyptos" que quieran. Claro qué sí.

 "SINOPSIS PRESTADA". Historia ambientada en la época del imperio maya. Cuando la idílica existencia de los mayas es brutalmente interrumpida por el ataque de una fuerza invasora, un hombre emprende un arriesgado viaje a un mundo regido por el miedo y la opresión en el que le espera un incierto final. Debido a un giro del destino y espoleado por el amor a su esposa y a su familia, emprenderá el regreso a su hogar en un desesperado esfuerzo por preservar su forma de vida...

A FAVOR. Pues no pocas cosas. La banda sonora de Horner es más que buena y los actores no chirrían en momento alguno y cumplen sin problema que valga (que tampoco es un film que juegue la baza de los grandes solos de guitarra interpretativos, es de cajón). Sin embargo los grandes parabienes se van, según lo veo, con la solidez de un guión tan básico como falto de fisuras (y atención especial por ejemplo a ese final con la llegada "conquistadora" que da significado al título en cuanto al final de una manera de vivir que se remonta hacia atrás en el tiempo por siglos) y, especialmente, con la ya mentada pericia visual del film... Tremendos esos planteamientos de panorámica vertical (el incidente en la montaña cuando son transportados los esclavos o la -impagable, toda ella, esa larga secuencia con su ejemplar colección de travellings poliangulares- llegada a la ciudad maya), la inmaculada nitidez de las cuantiosas escenas selváticas y sin olvidar los planos icónicos (el momento en que se "deshacen" de los esclavos, las montañas de cuerpos o la llegada en la playa de los barcos). Por si fuera poco, faltaría, tenemos esos más de tres cuartos de hora de despedida con el tema de la persecución que nos regalan, directamente, los momentos de cine de acción más brillantes que, por lo menos yo, me he echado a los morros en el cine de los últimos ya demasiados años. Ver para creer, desde luego (da igual que te lo cuenten, de verdad). "Apocalypto" és, en definitiva, un fantástico (y sangriento) relato de aventuras, presentado de forma impecable (y muy preciosista por momentos) que, de paso, te tiene pegado al asiento durante sus más de dos horas.

EN CONTRA. Más allá de manías personales que se puedan tener hacia el realizador firmante (a mí particularmente, y aunque estén en las antípodas de mi manera de pensar, me la pela lo facha que puedan ser o parecer Gibson, Eastwood, o quien sea pues solo me importa -de hacerlo- su trabajo), solo se me ocurren dos posibilidades serias: el innegable exceso de hemoglobina y el asunto recurrente con la mujer del protagonista y su prole atrapados en la cueva/pozo del que caprichosamente (parece a veces) se van acordando... Veamos, lo primero es personal y llevadero a según donde ponga cada uno/a su listón (que yo, mismamente, tengo poco aguante para según que cosas on screen -no soporto ver una traqueotomía sin marearme por ejemplo, y no es coña- y esto no me parecio taaan brutal ni mucho menos); y de lo segundo cabe entender que es algo básico para el funcionamiento del guión... Es la mayor, gran, primera y última motivación del "chico de la peli" para luchar, escapar y regresar al lugar de donde se lo llevaron (no creo que merezca darle más vueltas el tema... simple pero efectivo, que se dice). En fin, nada "en contra" realmente punible en las cuentas guzzeras.

CONCLUSIÓN. Dejarse de pajas mentales y vean (y disfruten) este film. Tal cual. Una de las grandes sorpresas del cine mainstream de los últimos tiempos, altamente disfrutable y (por si fuera poco) de una belleza plástica del caerse de culo varias veces. ¿"Poesía gore", como leí en algún sitio?... Ni lo uno ni lo otro, por supuesto: magnífico film de aventuras que, en verdad, podría haber sido completamente mudo sin resentirse en absoluto, lo que dice mucho de la universalidad de su propuesta (y de la buena salud y vigencia plena que conviene esperarle de cara a los tiempos futuros). De hecho, qué coño, le pongo medio punto de bonus por encima de lo que tenía pensado (y que realmente considero que merece) por ser justo el tipo de cine comercial y actual que quiero ver y que DEMASIADO RARAMENTE consigo. Recomendable, claro.

GUZZTÓMETRO: 8'5/10

6 comentarios:

  1. A mi esta película me parece soberbia, y Mel Gisbon un pedazo de director, a pesar de que personalmente me parezca un desfasado, un ultraderechista y un misógino.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  2. Con independencia de ideologias, rarezas personales, y animadverisión- Lo cierto es que gibson como director no baja del notable y eso e mucho ene l cine de hoy Apocalipto es su mejor obra aunque la Pasión era excelenete salvo demasiado efectista.

    ResponderEliminar
  3. Creo que a Mel Gibson le pasa un poco como a Tom Cruise; su vida privada puede influir en muchas ocasiones en las opiniones de su filmografia. También como miembro de la legión de fans de Braveheart me alegra leer opiniones diversas ya que sino no habría ni cine ni blogs ni ná...todo sería muy aburrido ;). Mel Gibson es un tío que si tiene que enseñar como le meten 8.000 latigazos a Jesús o que si tiene que cercenar una pierna de un espadazo te lo muestra tranquilamente por eso (y más cosas) lo considero un director tremendo. Apocalypto es cojonuda y me sorprende a veces cuando se la critica por su rigor histórico cuando hay en nuestro haber unos excelentes reportajes de National Geographic sobre este tema. Buen post! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. No recuerdo a quien le contaba hace poco, Don Guzz, que la vi este verano pasado en la tele por la noche. Desconocía de su existencia, quizás porque pertenece al período más duro en que dejé de asistir al cine a cambio de responsabilidad paterna. Fue casualidad, la pillé un poquito empezada y me enganché hasta el final, me quedé flipando en los créditos al ver que ponía a Mel Gibson. Incluso pensé en dedicarle un post algún día. Estoy de acuerdo en todo, incluida tu visión en contra, jejejeje. Peliculón, de los mejores que he visto en mucho tiempo. Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gran sensación de cine clásico de aventura, ahí le has dado, Guzz. Completamente de acuerdo. Una película acojonante, a mí también me gustó mucho, más que Braveheart, con sus subidas y bajadas (también en este caso me ocurre como a ti). Tengo que ver de Gibson la de Jesucristo para compararla. Sólo hay una cosa de las que comentas con la que no estoy de acuerdo, en este caso las diferencias son insalvables, creo yo, y es eso de que 300 es un digitalborto. Sí que hay mucha digitalización, pero para mí no es ningún aborto sino todo lo contrario, una peli tremendamente épica desde una visión cómic exagerada de la historia, nada más (con las dos últimas de Bourne tampoco estoy en tu línea. Para mí dos grandes y excitantes pelis de acción –género del que no soy admirador, pero que de vez en cuando saca virtuosismos como estas dos de Bourne –. En lo de Troya sí que estoy contigo. Nada destacable hay en ella para mi gusto y, ¡qué caray!, juicio personal.
    Estaría bien que Gibson se hubiera atrevido a hacer una peli muda en color (como dejas caer, bueno, dices muda, aunque no comentas si debería ser en By N o en color), con la fotografía tal cual la hizo, pero muda… creo que sería la única de la historia (posiblemente) y sería algo revolucionario…¿Es que no se pueden hacer pelis mudas en color? Pero si es que aquí hasta pegaría :-D
    Un abrazo, Guzz. Estupendo.

    ResponderEliminar
  6. Me agrada que la pongas en el sitio que se merece puesto que si entendemos el cine como el arte de narrar con imágenes "Apocalypto" es un ejemplo perfecto de ello. Saludos.

    ResponderEliminar