viernes, 19 de abril de 2013

EELS : DOS DÉCADAS DE BEAUTIFUL BARBAS

A una semana vista (más una poca de propina) tenemos ya aquí al fin el concierto de Eels. Evento para el que el Archienemigo, generosamente y viva él, se  nos agenció sendas entradas hace ya un tiempo. Así, llegado es pues el momento de postear en la cochambra la entrada que le debía al señor Everett, claro qué sí.
Dicha entrada, aclaro de principio, se limita a la obra de estudio de E/Eels pero cabe matizar, al tanto, que para aquellos completistas que quieran su live oficial, hits o/y b sides (y más), con este sujeto lo tienen complicado para quedarse sin material... Y dije sujeto (sin pluralizar ex profesamente) porque, como ya comenté tiempo ha y es como bastante sabido ya a estas alturas, Eels es un nombre de banda completamente eufemístico dado que su producción és, al todo %, lo que Mr. E (Mark Oliver Everett, si no hay confianza) quiera que sea, a cada momento y desde el primer paso y hasta día presente de singladura (de hecho, con la única posible excepción del baterista Butch, se podría decir que Eels -como banda- son el  barbudo músico más quien coño quiera dios que estuviera por ahí en el tiempo y espacio concretos). Es por ello que, obvio, incluyo los primeros dos discos de los primeros noventa, firmados como sencillamente "E", antes de reinventarse como los famosos "anguilas" a partir de 1996.  En fin, allá vamos no sin antes mentar que teniendo en cuenta que los gustos propios suelen mirar mucho o bastante más hacia el pasado que no hacia presentes en materia rocanrolística, muy rara es la vez que puedo colectar la obra de un músico/banda al que sigo y admiro desde el primer disco (y vale, sí, antes estaban los dos discos iniciales mentados que descubrí a posteriori, pero no me sean cabrocentes que la banda es Eels desde "beautiful freak" y, en definitiva, nos entendemos)... Por ello: gracias Mr. E.




1 y 2. A MAN CALLED "E" (1992) y BROKEN TOY SHOP (1993). Tal era el evidente talento de este pájaro que a pesar de lo minimalista y fuera de onda acorde a los guitarrazos que entonces se estilaban (recordemos: primeros noventa, exaltación grunge y similares) ya de entrada lo "acogió" una major (hala)... Pero vamos por partes mejor, si. Los primeros dos discos de E dejaban bien claro el reverso folkiepopero que tan bien manejará siempre el ilustre barbas (con el tiempo su discurso se irá matizando y ampliando pero esos inicios -primer Eels inclusive- son evidentemente pop, de autor si se quiere pero también de manual). Sendos discos de presentación cuentan con una producción muy limpia (con ecos ochenteros en no pocas ocasiones -sobretodo en "a man..."-) y en pos del estribillo definitivo... Curiosamente, por el efecto novedad es de fácil suponer, se suele anteponer el primero a "broken..." pero, por contra y  particularmente, siempre me ha parecido éste segundo como bastante claramente superior al otro en la (innecesaria, ok) comparativa. Prometedor(es) inicio y ambos indispensables (sin duda) para aquellos que, aún hoy, siguen opinando que Eels nunca ha superado su primera reseña de larga duración... En cualquier caso arrancar una carrera con "Hello cruel world", dándole vuelta a la frase postrera más tópicamente recurrente en las notas suicidas, es toda una declaración de principios futuros... "E" ha entrado ya en el saloon con las cartucheras llenas de canciones, prepararse todos.
Deleitación guzzera total: del estreno los aires de soundtrack ochentera con la alegre en formas "I've been kicked around" y del segundo la preciosa e invencible melodia de "My old raincoat".
Posición guzzera en el "Anguilómetro".  A MAN CALLED "E": 11/12   //   BROKEN TOY SHOP: 9/12

3. BEAUTIFUL FREAK (1996). Ya firmando como Eels, con refulgente contrato con la todopoderosa Dreamworks bajo el sobaco y funcionando (de cara a la galería, recordemos) como trío, aparecía este "Beautiful freak" tres años después de "Broken toy shop". Sin duda "novocaine for the soul" (con su bastante conocido videoclip) fue una gran tarjeta de presentación, y otros singles como "Susan's house" o "your lucky day in hell" funcionaban también de narices... Joder, si hasta la breve pero apreciable "my beloved monster" aparecía en cierta peli para críos con cierto ogro verde guarreras en danza... Pero, ay, aún gustándome bastante y algo más (que lo/s descubrí con él, no olvidemos) no creo que, por ejemplo, los de Allmusic lleven razón al afirmar que es este su mejor LP... Tiene canciones cojonudas (no menté por ejemplo "rags to rags" o "flower" -muy superiores para mí a las otras mencionadas hasta ahora-) pero, y espero se me entienda (y no se olvide que SI, me parece un muy buen y recomendable disco pese a ello), le falta la cohesion, la redondez que si se halla en otros discos de Eels. Por hacerlo más sintético, se pierde un algo el todo ante tanta heterogeneidad (y por cojonuda que sea en sus partes, que lo és). Quizá, sencillamente, es que sus canciones son demasiado diferentes entre si (o a mi me lo parece) y punto. Magnífico estreno en cualquier caso, volvamos de nuevo sobre lo brillante de "las distintas partes", que no se me despiste nadie.
Deleitación guzzera total: escondida entre tanto single y baile de sombras y luces, emerge la deliciosa  "not ready yet" cuyo dolor controlado (sin caer en sobreafectismos) nos revela, por vez primera, la eterna admiración que Everett ha profesado siempre (públicamente además) al tito Young.
Posición guzzera en el "Anguilómetro": 8/12

4. ELECTRO-SHOCK BLUES (1998). Este es el único que ya traté anteriormente en el blog por lo que esto será repetirse un algo, claro. Pero es que estamos ante mi disco favorito del pollastre, para mi uno de los mejores de los 90 y una obra única como ella sola... Me trae loco este álbum, vaya. En él están todos los traumas del autor (con las muertes de padre y hermana en cabeza y todo lo demás) y ahí quedan los nombres de las canciones: "going to your funeral", "my descent into madness", "cancer for the cure", "hospital food", "dead of winter", etc... Un disco de hacer paces con pasados para encarar futuros donde Everett abraza definitivamente su lado folkie  (el ramillete con las cinco indispensables canciones finales de este disco han sido escuchadas hasta casi la inconsciencia por su humilde servidor tantas veces que no se acuerda ni el demonio). "Quimioterapia emocional" que lo llamaron en el Ruta en su momento... Seguramente. Pero si alguien quiere ver algo malo en ello quede claro que, desde luego, ya son ganas de tocar los huevos. Para los más impacientes decir que aquí está, en efecto, el super hit "Last stop : this town" pero añadir también que, definitivamente, el perderse, o mejor, el no perderse en este pedazo de trabajo es una enorme y desdichada putada. Imprescindible (o para mí lo es al menos).
Deleitación guzzera total: podría decir "todo" (o poco menos) y quedarme tan ancho pero como sería huir un poco del juego en el que yo mismo me metí: "the medication is wearing off"... La medicación está desapareciendo... Hiriente y precioso (y memorable) tema.
Posición guzzera en el "Anguilómetro": 1/12

5. DAISIES OF THE GALAXY (2000). Este es el favorito de Nikochan... Y es que no tiene mal gusto no, el antagonista de la ínsula marciana de marras. Pelín infravalorado, así de entrada y generalizando, me parece un pedazo de disco donde mucho ha aprendido ya nuestro querido barbotas... No queda ya nada de la (por momentos exageradamente) prístina producción y sobreproducción de los dos primeros discos de "E" y/o el primer "Eels" (que a su vez ya fue un gran paso hacia adelante en esta dirección)... Mark había descubierto que, curiosamente, la exaltación de chimes/ruiditos le jugaba en contra y lo que antes eran teclados ochenteros y grabaciones de techo alto con sobreinstrumentación clásica se tornan xilófonos y trompetas de juguete que, acompañando ese toque folkie que -salvo excepción- ya nunca abandonará del todo, hacen de "Daisies" un caramelo de disco a reivindicar sea dentro o fuera del "opus anguilo". Curioso que empiece con esa especie de marcha fúnebre que és la muy bonita "Grace Kelly blues" cuando, con sus excepciones, estamos ante el disco claramente más alegre de Eels hasta ese momento (y en general puede que también). En esa dirección brillan (por bonitas) esas "Jennie's diary" o "wooden nickles", y aunque hayan otras en esa linea no cabe engañarse: "tiger in my tank", "flyswatter", "Mr.E's beautiful blues", "I like birds", "the sound of fear"... Festival, claro qué sí Mark, sabe quien toque que te lo ganaste.
Deleitación guzzera total: no sé si puede hablarse de pseudogénero inventado pero, joder, esa especie de "toy jazz" saltarín ideado para "a daisy through concrete" me ha parecido siempre una de las grandes canciones obviadas de este magnífico músico.
Posición guzzera en el "Anguilómetro": 3/12

6. SOULJACKER (2001). Y las guitarras llegaron a Ciudad Anguila (ole)... Pero, ojo, que si "daisies" está pelín infravalorado con "Souljacker" llegamos, con claridad, a su disco más claramente ninguneado... Cagonla. Nunca había sonado tan "hard" nuestro prota como en "Souljacker pt.1" o "dog faced boy" (seguimos ampliando horizontes, diga ud que sí) pero es que además tenemos cosas también bien bonicas aquí  como "fresh feeling" o "friendly ghost". En cualquier caso, aunque "teenage witch" lance un guiño hacia al futuro licántropo del barbas, para lo que no hay precio (de verdad que no)  es para las cachondas "jungle telegraph" y "that's not really funny". "Souljacker" es, al fin, la versión corregida y aumentada de "beautiful" y, aquí sí, ya tenemos todo el muestrario para elegir... Muy buen disco quizá demasiado gratuitamente ensombrecido por lo que le precede y/o le sucede. Que no te falte en la cole.
Deleitación guzzera total:  La final "What is this note ?", por supuesto. Con su espasmódico e implacable marchamo y matándome del todo cuando nos abandona la electricidad pero al volver las voces se sigue usando la misma cadencia y tono. Imparable.
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  6/12

7. SHOTENANNY ! (2003). Resumiendo: háganse con él. De los discos-tipo o más/menos de Eels hasta la fecha ("beautiful", el anterior en la lista, "hombre lobo" y el último de este año), para mí es el mejor y el que más me gusta a la vez. El poderoso blues de libro y de entrada, la alegría de "rock hard times", "dirty girl" o "wrong about Bobby", y que bien saben doler "agony", "the good old days" o "restraining order blues", caray. ¿Y el precioso final con el falseto de "fashion awards" y "somebody loves you" (que igual son parihuelas mías pero me recuerda en determinado momento a la imprescindible "she's leaving home" bitelera pero a lo Eels)?... La madre que lo parió. El single estrella, a priori, es la muy vigorizante "saturday morning" y ahí queda también la elegancia adictiva de "love of the loveless" pero.. ¿qué decir de "lone wolf"?. Qué monstruo de canción !. Vuelvo a resumir: de cabeza y sin dudar a por tu copia de  "Shotenanny !".
Deleitación guzzera total:  Si "Numbered days", con su desolador tono por montera, fuese un microápice más hermosa de verdad que te explota el tocadiscos... Una de mis canciones favoritas, y de calle, del artista.
Posición guzzera en el "Anguilómetro": 2/12

8. BLINKING LIGHTS AND OTHER REVELATIONS (2005). Con este llegamos al disco-puzzle definitivo de Everett. Fuera ya de Dreamworks, el barbas se marca un disco con treinta y tres canciones donde cabe espacio para todos y cada uno de sus registros... y se queda tan ancho. Por supuesto no todas las canciones son del nivelazo de "trouble with dreams" (algo así como la hermana mayor de "flyswatter"), "railroad man", "old shit/new shit" o "losing streak", pero entre las que sí lo son y las numerosas pistas más reposadas (y bonitas) que nos recuperan mejor que en ninguna otra parte a esos momentos del excelso "Electro-shock", estamos de nuevo ante otro insaltable de Mr. E. Y de acuerdo que no cuenta "Blinking lights" con la síntesis en contenido de ese disco pero, por semejanzas, se puede acuñar sin demasiados problemas lo de que estamos ante "el otro" disco en el que perderse de Eels. Muy recomendable también, que no creo que hiciera falta la aclaración por otro lado, ni que sea por el ir viendo como van variando tus gustos hacia las distintas partes de su casi inabarcable propuesta.
Deleitación guzzera total:  la cachonda "hey man (now you're really living)", que es la alegría inmediata (joder, si hasta me recuerda a la canción de despedida de la serie televisiva "Pink panther"... People... aaaaaaaah !!).
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  4/12

9. HOMBRE LOBO: 12 SONGS OF DESIRE (2009). Tras cuatro años sin nuevo material de estudio original volvía Mark con la pilas cargadas y uno de sus mejores discos (cuya portada imitaba una caja de sus adorados Cohibas, además). Y es que seguramente, por su indiscutible vitalidad,  "hombre lobo" es el disco "todo singles" por definición de Eels y, por qué no, el que debiera recomendarse a cualquiera que pretenda entrar cuanto antes y desde ya al universo barbudo. Pero, al tanto, que aunque de primeras a uno le de por escuchar (que faltaría no fuera así) "prizefighter", "lillac breeze", "fresh blood", "beginner's luck", "what's a fella gotta do" o "tremendous dynamite" hasta la sordera, en la carrera de fondo su reverso más tranquilo con lindeces como "that look you give that guy", "ordinary man", "all the beautiful things" -momento "daisies" total- o "in my dreams", acaba por dejar el balance en empate técnico. De momento, en mi humilde parecer, el disco (discazo) que todavía debe (auto)superar ya que para encontrar los pocos que así lo hacen uno debe echar la vista algo atrás en el tiempo... Aunque, de acuerdo, el último sin llegar del todo se le acerca bastante, el cabrón...
Deleitación guzzera total:  aquí me quedo con "my timing is off", perfecto ejemplo de medio tiempo con la justa marcheta y que el tipo suele niquelar.
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  5/12

10. END TIMES (2010). El concepto que encierra "End times" es claro. Se trata sin duda del hemisferio contrario al que le precede... Si en "hombre lobo" prevalecen los temas movidos para dejar aparecer (en momentos clave) a los amables remansos de paz pop-folkera, aquí es "lo mismo pero al revés". Vuelven haber temas rápidos como "paradise blues", "gone man" o "unhinged", sí, pero en este caso son (claramente) poco menos que excepciones. Aunque, ay, el verdadero problema con "End times" es que, por primera vez, un disco de Eels te/me dejaba algo moscatel... El paso atrás desde el disco-cohibas es como bastante epatante y aunque, de verdad, apetecía un disco "tranquilo" (era lo que tocaba, por contrastes y eso), son pocas las canciones que alcanzan el nivel ansiado. Ahí tenemos, por eso, cosas del calibre de "nowadays", "little bird" o "in my younger days". No pesan demasiado, cierto, pero algo es algo y permite que hablemos de "pequeño paso atrás" y no de "rotunda decepción".
Deleitación guzzera total:  La buena onda acústica de "Mansions of Los Feliz" brilla con demasiada facilidad siendo, con diferencia, el mejor momento de este disco in my opinion.
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  10/12

11. TOMORROW MORNING (2010). Este es el peor disco de Eels/E con diferencia según lo veo/oigo. En verdad algunas canciones parecen descartes del par que le preceden...  Demasiados chimes, demasiada electrónica... Ni lo necesita ni le sienta bien. Por supuesto hay momentos a rescatar ("what i have to offer", "the man" o "i like the way this is going") que el disco es de quien es, pero lo que excusaba (y rescataba) "End times" aquí no cuela. No me quejo, cuidado, firmo donde sea que de todos los músicos y bandas que me gustan, y al hacer recuento, me encuentre que de cada docena de álbumes ocho me gustan (en distintos grados), tres me parecen interesantes aunque inferiores y solo uno, abierta y realmente, no me agrada. Parece un buen trato, qué cojones. Nada que chistarle pues Mr. E... pero las "soft-raves-electrónicas" con sus colegas se las guarde para casa otra vez, plis...
Deleitación guzzera total:  demasiado palabro "deleitación" (quizá) en este caso, pero el inesperado gospel "looking up" le mete, es innegable, un poco de pimienta al asunto.
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  12/12

12. WONDERFUL, GLORIOUS (2013). Esto ya es otra cosa, coñe... Si no gran, si al menos un muy buen (y esperado) regreso de Eels con esta anaranjada y gloriosa wonderful. La trampa estriba, por poner lo malo por delante, en que si comparamos este flamante nuevo disco de hace unos meses con el par que van antes, si así lo hacemos,  no es que "W.G." sea meramente bueno, no... Es que el "Sgt. Pepper's" y el "Sticky" juntos... Directamente. Es un disco que, eso si, se puede comparar con esos "discos-tipo", que antes escribía,  sin bajar la vista. Y no es poco precisamente... pero tampoco es lo más (que hay mucho flipado de la vida poniéndolo ya en el podio y, a ver... dejemos respirar las cosas un poco y tal). Sin duda es un disco que deja un sabor de boca cojonudo (otra gratificante descarga de anguila a atesorar) en cualquier caso, y un recuperar la senda perdida desde el disco licántropo esperemos que plena y total. Trallazos, más o menos acelerados, como "peach blossom", "stick together", "new alphabet", "open my present" o el tema de cabecera conviven (como antaño, como debe ser) con canciones más lentas y bonicas como "on the ropes" o "true original". Mención al margen para "the turnaround" y su estructura siempre-a-más partiendo del reposo absoluto (solo guitarril inclusive !) y/o el amable medio tiempo "you're my friend" (qué bien le quedan siempre estos virajes poperos al canalla). Para terminar, otro anguilazo tremendo e indispensable (de nuevo) ya no solo para completistas. Esto sí que sí, caballero (welcome again).
Deleitación guzzera total:  "Kinda fuzzy", a qué engañarse. El single del año posiblemente y una de las cosas más adictivas que echarse a los morros en tiempo... Como no la toque la semana que viene el Archi y el que suscribe lo esperamos a la salida cachiporra en ristre, al tanto señor E que se la juega...
Posición guzzera en el "Anguilómetro":  7/12

3 comentarios:

  1. con tu permiso maestro, me imprimo la entrada (entradon, una vez mas) y me la guardo con mis disquitos de Eels.

    Todo un descubrimiento este año para servidor, gracias al entusiasmo de nikochan. Aun me faltan cosas por escuchar de este grupo (este genio, mas bien) y son los discos que menos gustan a sus seguidores de siempre. Pero el resto es acojonante. Un fuera de serie.

    Un abrazo Guzz. Olé por la entrada y puta envidia que me dais con el concierto!!!

    ResponderEliminar
  2. Buen trabajo maestro. Qué lección. Por cierto, tienes lista la barba?

    ResponderEliminar
  3. Vaya trabajo. Joder. A partir del lunes me tomare su tiempo para el sr E.AShoar estoy consternado por el fallecimeinto de Scott Miller el E de los 90. Mi primer contacto con E fu´´e con un increible tributo a los Hollies donde participaba el sr MIller. Mi favorito electric shock blues

    ResponderEliminar