miércoles, 4 de septiembre de 2013

BELLEZA YANQUI CONTRA LA AMARGURA

Como siempre que llega este último día de vacaciones ando con un estado anímico bastante bajero, como de "me-cago-en-la-puta" constante. Y como tras tantos años mi sra me conoce casi tan bien como la madre que me parió ha tenido a bien llevarse a la nena y pasarse el día con los abuelos, dejándome a mi retorciéndome en esa amargura de cabecera de posteo y a mis anchas. Que no es que me guste pero si es lo que me pide el body.

Me despierto ya de entrada sobre las 13.30h, así con un par y sin vergüenza. El "enranciamiento" va creciendo y creciendo, ya así de entrada también y sin tregua... Me ducho, me pongo el "Jailbreak" a toda pastilla (sálvame Phil !) y, hala, a verlas venir. En algún momento entre unas y otras cosas noto que necesito algo más afectuoso en materia musical (las caricias tras la tormenta -y qué de puta madre es "emerald" la madre del tano, eternamente relativizada por la mastodóntica "canción del cowboy"-)... Mmm, ¿qué quiero escuchar?... y que tenga en mi modesta pero orgullosamente seleccionada colección a 33 rpm, claro... Ahá, ya lo tengo. Pero... ¿qué mierda es esta?. ¿De verdad no tengo ese disco en analógico?. Pero si estaba convencido que me hice con la reedición hace ya algún tiempo... Pues no, la intención -que lo fue- engaña a la memoria y me quedo a dos candles. O no. Esto no va a quedar así. En un acto heroico, solo al alcance de unos pocos, me caliento la pasta el tupper que sobró de hace un par de días, me la embuto en el gaznate y me dirijo al metro... Por suerte lo que pretendo conseguir es de esas cosas bien fáciles de encontrar (a poco que vendan vinilos, en la tienda que sea, la reedición del disco ansiado suele ser pieza recurrente), lo que me permite bajarme en cuatro paradas (con transbordo, ojo) y no meterme en el mogollón del centro lo que, recordemos mi estado anímico, hoy puntualmente podría acabar en tragedia... Calle Escorial nº33, Discos 100... De verdad que iba a entrar a lo borrachuzo en barra de bar, como quien se pide "otro doble y rapidito". Algo así como: "A ver, chaval, me pones el "American Beauty" para ayer y ni bolsa ni pollas que me lo llevo puesto"...Al final, la educación y clase que me caracteriza (o no) se alza con la victoria y me pongo a remendar con las filas vinileras... Lo encuentro en seguida ("hombre, a ver") y tras una media hora de "palantes y patrases" con la oferta del local me embuchaco también la reedición analógica  del primer Radio Birdman... Toma. A partir del día 20, viendo la economía doméstica, ya me daré de capones por mi mala cabeza pero, hoy -qué narices-, que me quiten lo danzao.

Llego a casa, 18.30h, y directo para el tocata.  Hummm, lo de -casi- siempre con estas reediciones, pesa cuarenta kilos (ok) pero: la cover, fundita blanca de papel y vas que te matas (y, claro, siempre esa sensación inmediata de "ya se lo podrían currar un algo donde toque, coñe"). En fin, como uno es fan rocanrolero, y el rock es la música de Satán por pura y lógica extensión yo soy amigo del demonio... Así que busco el surco para empezar por la segunda canción (pérdoname "caja de lluvia" que tu también eres leyenda -como todo el maldito e irrepetible disquito de marras- y ahora vuelvo contigo, y más de una vez) y ahí está, por supuestísimo: "Friend of the devil". El crepitar de la aguja... "tin ton, tin ton , tin ton tero..."... Qué canción, dios mio... Y como que ya estoy algo menos jodido y todo, miren ustedes.

6 comentarios:

  1. Vaya par de discazos que has comprado, amigo Guzz. En fin, mucho ánimo en la rentrée laboral; quizá pronto vuelva yo a esas lides.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Ya era hora que trabajases que no das palo al agua!!! bueno, ánimo, y la próxima vez dile que te ponga dos "americans beauties", uno para mí también.

    ResponderEliminar
  3. Thin Lizzy, radio Birdman!!!Perfecto para animarse.Pero ese "Friend Of The devil" es para enmarcar!
    A+

    ResponderEliminar
  4. No pudiste elegir mejor, Guzz. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. cada día tiene una música diferente

    ResponderEliminar