viernes, 4 de octubre de 2013

DOC. DÍAS PELIGROSOS: CREANDO BLADE RUNNER (2007)

Puede que el cambio de diseño del blog, que en principio quería pasar por motivo otoñal pero en algún momento se ha acabado por convertir en sentido homenaje al mundillo de la aceituna (que es que me chiflan), no acabe de convencer... Me da igual. Seguro estoy de que a alguien le gustará tarde o temprano... Y ese alguien hablará con otro alguien (¿sabes que diseño de blog es realmente cojonudo...?)... Y con el tiempo se acabará por convertir en un diseño de culto... Y sacaré el Guzzest cut's edición deluxe limitada (con el doble o más de verde cachumbo !)... Y será, al fin, el Blade Runner del universo template de esto de los blogs y a posteriori -muy a posteriori, eso si-, obviamente, me forraré... O lo mismo no... Pero, mira, al menos ya nos hemos cruspido un párrafo.

Este documental que hoy quería comentar, "Días peligrosos: creando Blade Runner" (2007), es, y lo digo ya de entrada, el making of definitivo. Tal cual. En él se abordan todos y cada uno de los aspectos de la producción (con mayor o menor hincapié), sin descuido a valer. Desde el primerísimo primer paso (que se ubica a mediados de los 70, unos siete años antes del estreno del film), hasta la repercusión ulterior con el pasar de los tiempos (que la bola sigue, y seguirá, creciendo). Particularmente, ni qué decir, me ha resultado un festín importante (esto va más allá del mero "interesante", se lo aseguro a todos/as), dado que estamos ante uno de mis largometrajes predilectos de la historia cinera toda ella... Para plasmar un poco y tal, comento brevemente que al realizar una lista de preferencias, un top de films favoritos de siempre, me resulta muy complicado sintetizar... "Diez imposible, ¿veinte?, no, mejor veinticinco... ¿Y por géneros?"... Muy complicado. Pero, ojo, aparece siempre por ahí un grupúsculo de films que se me mantiene inamovible (como le ocurre a todo el mundo, guste mucho, poco o lo de en medio esto del cine, nos jodió). Y ahí, entre lo más admirado de los gustos propios, siempre estará (no se dude) Blade Runner (R. Scott, 1982). Y, a partir de ahí y volviendo al documento que hoy nos ocupa, aclarar que tras videarlo no hay nada, absolutamente nada que quede en tinteros... Bueno, claro, obviando  lo de si Deckard es finamente o no...  Lo de siempre, vaya. Aquí se explica perfectamente el baile de versiones y a qué responden, las elecciones de casting, el concurso de los dos guionistas involucrados, las desventuras de Ridley trabajando con un equipo en el que no confiaba en exceso, voz en off si, voz en off no, me la pela la voz en off, larguiiiísimo etcétera... Ahora bien, al tanto, no todo es tan maravilloso con estos "días peligrosos". Motivo: hay que encontrarle su (importante) momento si se pretende ver del tirón ya que, el cabrón, dura tres horazas y media (prácticamente el doble que el propio film !)... De hecho esto se antoja más una especie de "estudio magistral" sobre el asunto que el manido making of habitual. Yo lo he visto y disfrutado, no me avergüenza admitirlo, en cuatro tandas (tirando a veces para atrás cuando se trataba algún aspecto que me interesaba de forma especial). Y es así como lo recomiendo (y a ciegas además -que a alguien le convendrá más verlo en cinco o seis tandas y a otro alguien con dos le bastará, por supuesto-). De verse íntegro y sin pausas mucho me temo que se corre serio riesgo de acabar hecho uno/a un replicante también, un manojo puerros gigante en origami o (y ya puestos) hasta la misma tieta Engracia del pueblo. Colapso de información que sería el concepto. Y ahí lo dejo. O casi... Hablamos en definitiva de un film importante para su humilde servidor (se me entienda). Es mi film sci-fi predilecto (y el segundo ni aparece en el horizonte al mirar para atrás), a sumar que és el "género negroide" igualmente (y ya lo comenté en varias otras ocasiones) el que más me tira desde el año el botijo... Y es por ello que, claro está,  quién me toque este film tiene un futuro que va mucho más allá de Orión, con o sin lágrimas en la lluvia, de la patada en el culo que se puede llevar (con perdón por la acritud, pero es lo que hay).


Para cerrar el chiringuito me voy a rebozar un algo en lo del sonado fracaso que, aunque hoy sorprenda, fue este film en su estreno... Y es que lo explican muy bien (y no es bien bien spoiler lo mio, que conste). El cine de los 70's había sido muy rudo, muy desgarrado, y más en contraste viniendo de aquellos, siempre generalizando mucho, "flowerpoweros" 60's ... Estamos ya en los 80's, donde Lucas y Spielberg (y su troupé de confianza, perse) recogerán los frutos de los distintos pelotazos logrados aún en la década anterior y empezarán a dibujar a sus anchas una década que, mayormente, será recordada (y obviemos el muy buen cine de corte "más serio" -para entendernos-, que de eso en mayor o menor proporción siempre lo ha habido) por el cine familiar-juvenil de aventuras y fantasía...Y, ojo, que el que suscribe mismamente (que el haber nacido en todo el mitad de los 70's ya es lo que tiene) se reconoce como orgullosa parte de esas generaciones (de verdad que hice toooodas aquellas putas colas y, por supuesto, todavía guardo gratos recuerdos muy concretos de algunos momentos de según que pelis) y, para no alargar más, sirva como rápido ejemplo que la nueva imagen de cabecera del blog no es sino una recreación de mi predilecta de aquellas producciones de la época (y no las cito/enumero que, no me disimulen, todos/as sabemos de que films hablamos). En fin, cogiendo el hilo de todo ello, en este documental se ilustra muy bien que hubieron, en aquel ya bastante lejano 82, dos films de género fantástico sobre los que se colgó en su momento (y con saña) la chufa del "fracaso galopante"... Uno es "La Cosa" de Carpenter. el único remake de la historia que supera por completo al original hasta alcanzar el tema visos de "comparación imposible" (otra cosa es que yo, humildemente, piense que, aunque partan de la misma premisa argumental básica, la verdad es que ponderando el transcurrir on screen de una y otra se me antojan dos cosas demasiado distintas). Y el otro, faltaría, es "Blade Runner". Pero lo peor, particularmente, es que el culpable tiene cara y ojos... El puto "ET" de las narices que eclipsó absolutamente todo aquel año a nivel de taquilla (y que encarna como nada, además, ese espíritu "buenista" de la época)... ¿Y por qué me saca de casillas esto?. Pues porque la detesto. Aborrezco esa puta mierda de film desde la más tierna infancia... Me llevaron a verla de estreno en la cola más larga que recuerde, me compraron unas zapatillas, un peluche, teníamos el juego de mesa pero a mi nunca, NUNCA, me gustó. Y es que, en síntesis: es un zurullo con ojos y no hay más que hablar !... El boñigo en cuestión solo sabe decir dos cosas todo el rato y vemos a un montón de críos repelentes haciendo cosas que no importan a nadie (no compare esto nadie jamás con "Goonies", "Cuenta conmigo" y demás, por diox) hasta que al final aparece la NASA y el zurullo hace volar bicis y al final se va a la mierda ya del todo y fin... Y es que no la soporto, vaya. Para mi, y para dejar claro que tampoco es un caso de mania maníaca hacia el tito Spielberg, en el diccionario de la historia del cine al buscar "Jaws" nos aparece de antónimo "E.T. El extraterrestre"... Joder si hasta le hicieron un videojuego (al que "premiaron" como el peor de todos los tiempos, por cierto). En fin, mejor nos olvidamos del millonario marciano cara-pasa y veamos el pedazo (en más de un sentido) documental de "Blade Runner", sí. Y si es al poco de recuperar el mítico -este si más que merecidamente- film (enlace endogámico de la casa donde se reseña al mismo, ya puestos) pues ya tremendo.

Pd.


6 comentarios:

  1. Sintiéndolo mucho Blade Runner es una de las películas más aburridas y más sobrevaloradas del cine; aunque me parece bien que tenga su público ya que no dudo de su calidad pero sí que no dudo de su nulo entretenimiento. No me convencen las frases famosas de que si Orion, de que si la puerta de Swenstaigar, nada, nada, se tenía que haber cargado a Harrison Ford y no lo hizo dejando un final igual de edulcoroso que ET. He dicho. Un saludo y buen diseño!

    ResponderEliminar
  2. Usted lo que tiene es un pedazo de trauma no solo con el pobre ET, sino con tooodos los pobrecitos extraterrestres, ya sean color boñiga o,,,ejem, verde betis.

    Tonterías aparte,,, me interesa mucho, el docu, no es seguro, pero a lo mejor lo busco, ya veré.

    Cuídese!!

    Pd. Discos de Rem y TL cargados en iploff, Solo he oido Murmur y me gusta bastante. Ya le dejo!

    ResponderEliminar
  3. Querido camarada, pues a mi me encanta el nuevo aspecto de tu casa y no soy ningún fanatico de las olivas...
    Y yo, como viene siendo abitual me voy a poner otra vez bajo las bombas del enemigo desnudo y boca arriba, como dice anonimo, Blade Runner aburre a las vacas y lo se porque me lo han dicho un par de ellas con las que he pastado recientemente, (estas constumbres son las que hacen de mi un ser obtuso y dado a la poca capacidad de comunicacion y raciocinio, sospecho). No en serio no la aguanto, me ocurre igual que con Odisea, superior a mis fuerzas...Ala ahi tenéis amigos mios para que os entretengáis.
    Abrazos a todos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Sabes que me chifla el verde, y las aceitunas más, tanto las rellenas de anchoas como las viejunas, y mis favoritas? las no verdes, las de Kalamata. Absolutamente inigualables.

    El film? ya sabes, me encanta. Tengo esa famosa caja edición especial, con varias versiones, libreto, hasta la papiroflexia de los cojones.... To creo que sí, que Decland también lo era.

    ResponderEliminar
  5. Para mí también es una de mis pelis favoritas. O sea que el documental, como aquel otro que hicieron sobre El Resplandor, me lo apunto. Estamos ante pelis que se ven una y otra vez y son como parte de ti mismo.
    Bueno, lo de la voz en off tiene su importancia. No es lo mismo con ella que sin ella, se experimenta diferente. Yo la prefiero con voz en off, pero creo que originariamente se hizo sin ella.
    La Cosa también es una buena peli de género fantástico de terror, muy entretenida. Lo cierto es que Carpenter es un fenómeno el tío. ET también me gustó a pesar de esos niños repelentes. Me parece (sueno o no a cursilería) una película bonita y bastante buena; pero está claro que siempre hay filias y fobias.
    El diseño del blog no me gusta absolutamente nada, y eso que me gustan mucho las aceitunas :-P
    Un abrazo, Guzz. Estupenda la entrada.

    ResponderEliminar
  6. A mi me gusta el verde (anque en el tf se ve un poco de gos que fuig), me gustan las aceitunas en cualquier formato, no me canso de blade runner, e incluso le encuentro cierta gracia a e.t.. No tengo criterio, lo se.
    Green KSS

    ResponderEliminar