viernes, 24 de enero de 2014

¿R'n'R 00/10's? : PRECUELA DE UNA ETERNIDAD SÓNICA


Ya es tener cojones que el disco de guitarras que más he disfrutado y más claramente me ha llevado al huerto en tooodo lo que llevamos de milenio lo hayan tenido que venir a hacer los puñeteros Sonic Youth: "The eternal" (2009)... No es raro, claro, en la clara perspectiva de que idolatro la de dioses y demonios a esta formación por ese -"clásico"- periplo 86-95 (de "Evol" a "la lavadora", una década de gloriosa exaltación sónica). Pero, coño, ¿qué me dice esto de la evolución del rock guitarril en el último par de decenios? (quedándonos, por supuesto y para la ocasión, con lo de "guitarril" de forma expresa). Nada nuevo realmente destacable bajo el decibélico sol, en resumen (más al reparar de que de la mano de este "The Eternal" lo único otro que me ha rallado al mismo nivel de satisfacción en los últimos ya considerables tiempos son esos tres cacho elepés editados desde su "reencarnación" del 2005 por los Dinosaur Jr)... Seguimos necesitando muchos, demasiados (más de los que pueda parecer), al pirado de Pollard, o a Malkmus, a que Mac desenpolve a los Superchunk y aplaudir a Barlow por resucitar a los Sebadoh, a esperar a ver si sale otro de los Teenage, Yo La Tengo o por lo menos de los Built to Spill, o a que Mould (y Hart), así como los McDonald (faltaría), nos "rescaten" de vez en cuando o, también, rezar por las noches porque lo de los Afghan Whigs sea un regreso de pleno  (lo de Replacements o Pixies ya ni me lo planteo porque el chasco devendría puro dolor físico), todo ello mientras lloramos la disolución de Rem (más añorados cada puñetero día que pasa) y, por lo que se intuye (ojalá que no), de nuestros "noiseros" pseudoprotas de hoy... Contundente etc aquí... De mientras, ahí han estado o están stripes, ferdinands, strokes, las monas árticas, los arcade y hasta la tieta Engracia aupados a "clásicos modernos"... tócate los cojones que se mentan a principio de posteo, sí. Y lo peor es que no sorprende, que esto cae de maduro... En unos lustros donde los hmnos. "garrafer", por ejemplo, son tomados realmente en serio dentro de lo que es la historia en general del tema o una perogrullada como los fastidiosos ruiditos mesiánicos del "actun beibe" ascienden a dolorosamente consensuado "classic album" (me veo venir los posibles reproches en tropel... aunque me la pela, que la manta ya está tirada),  ya es lo que toca, claro... ¿Dónde coño está el nivel de exigencia del consumidor por mucho que la "especializada" se deshaga en elogios cientos por mierdas mil -bajo pago interesado previo de quien proceda, faltaría-?  (no es de extañar que, muy de vez en cuando, te aparezca un Jeff, emporrado perdido y como sin querer, y nos parezca la madre de todas las "masterpieces" lo que oferta cuando no era si no un empezar brillantemente un muy ilusionador camino -este tipo SI que hubiera sido realmente gigante-... es lo que tiene la posesión de personalidad que no la búsqueda del hit por montera archiproducido y megavideado y tal, vaya)... Y lo que nos queda al fin, que está cristalino, sería el agonizar de la pena para esos "demasiados" que ponía más arriba y entre los que (creo está bastante claro) me cuento.


(Mr. Potato mostrando claro escepticismo sobre la última recomendación de la mejor nueva banda de todas las galaxias y parte del extranjero leída ayer en Uncut y RDL)

Después ya puede venir el maestro Julià (el mayor generador de idolatría e información sobre Sonic Youth en nuestras tierras, como es tan sabido y por lo que le restamos en gratitud forever) y decir que no le mola "la nostalgia"... Pero es que, para mí, ahí reside el problema. En esa perspectiva. Si analizamos cualquier forma de expresión artística y su historia, resulta lo de dos mas dos caer en la cuenta que el R'n'R todavía usa pañales y apenas gatea... A qué tanta prisa, joder. Por qué dejar que los medios te marquen la hoja de ruta... Más en estos tiempos donde la información no es coto privado de los pudientes o los que viven, aún indirectamente, del tema/arte a tratar... Tengo un vecino teenager que siempre está guitarrita en ristre y cantando (como una almeja, por cierto)... Y los temas que ensaya mayormente son "by the way" de los Peppers, una baladita de Green Day y el puto "creep" de los Radiohead... y lo peor es caer en la cuenta que aún podría ser holgadamente peor, valga la reguzznancia, claro. Eso es el legado que esta manera de proceder (la del "ya y ahora") por parte de los medios en el último par de décadas (aprox.) ha generado... "Des-educar" a los más jóvenes que empiezan, ir por la de en medio por el camino más fácil... la recreación o/y su búsqueda del hit inmediato versíón X.0... El día menos pensado llamo al timbre de mi vecino y le aclaro que puede hacerse con la discografía entera de los setenta de Stevie Wonder en menos de veinte minutos (y así retomar a Flea y cia cuando de verdad molan), que por mucho que haya leido dios sabe qué y dónde  los Clash de verdad que no tienen la culpa de esto o, claro, que "creep" es el "I bleed" de los Pixies pero en slow motion y entonada como si tuvieras a la vez un dolor de muelas incurable y un cuchillo de pelar papas clavado en un cojón...  No todo es llanto, eso es verdad y al tanto, por otro lado. Siempre habrá novedades interesantes, cosas a descubrir/reivindicar... La trampa es que por un lado cada vez hay que currárselo más en la búsqueda y, a su vez, el no caer en la cuenta de que eso mismo pasa con décadas más remotas donde el nivel medio resulta, directamente, incomparable con el presente por lo ominosamente superior... Prefiero descubrir cosas como el disco aquel de la bomba de los Groundhogs de los 1st 70's o ese primer disquito en solitario de Roger Chapman de 1980 (más ejemplos a centenares a encaber aquí), que no dedicarle tiempo al penúltimo milagro promocionado por "la especializada"... "Nostalgia"... Todavía no he escuchado la obra "post-Muswell" de los Davies, o no he profundizado como considero procede en Grand Funk Railroad, Lynyrd Skynyrd, Zappa o Traffic, otro larguísimo etc... Por qué tirar de gominolas fruteras cuando la pastelería (con sus productos artesanos y tal) todavía me muestra luces mil en su interior y al árbol frutero todavía no me lo han talado de raíz ni de coña... En fin, que esto tenía que ser una entrada para el "Exile" sobre aquel cojonudo disco de los Sonic Youth del 2009 y me ha quedado como chunga precuela lo mismo que el festival de la bilis garrafera... Al menos descansao ya me quedé y ahora ya puedo enfrentarme a ello en el estado anímico correcto... Gracias por la terapia y lo siento por aquellos cuyos gustos puedan haberse visto atacados por la curra (no media falta de respeto alguna en cuanto a intención, quede ello más que claro... aunque los fans de Coldplay, lo admito, me lo ponen extremadamente difícil).

Pd. A modo disculpa y para paliar, ni que sea en parte, lo de la "publicidad engañosa" desde el título de entrada que aquí hoy (claramente, además) se da, recupero entrada ya habida en la cochambra sobre el fastuoso "Goo" de 1990 de la familia sónica.

3 comentarios:

  1. Básicamente coincido contigo, Guzz, en lo que respecta a rock de guitarras (llámalo indie, alternativo o lo que sea) llevamos más de una década en la que no sale nada ni remotamente comparable a lo que se hizo en las dos décadas anteriores. Y en ese sentido, al igual que tú, lo mejor que he escuchado en todo este tiempo son, con mucha diferencia, los dos últimos de Dinosaur Jr. y el (teóricamente) protagonista de tu entrada, "The Eternal", de SY. Respecto a las nuevas bandas o las estrellas mediáticas actuales, en fin, quizá no sea tan drástico como tú, puedo disfrutar de The National, y de algo de Arcade Fire o Artic Monkeys, pero tengo claro que ninguno de ellos les llegan a la suela a ninguna de esas bandas (súmale Pixies, REM, Redd Kross, Galaxie500, Teenage Fanclub, Lemonheads.. y muchos otros que me dejo)... Pero es que ccreo wue aquello fu una época irrepetible para ese tipo de música. Como dices, en vez de perder el tiempo tratando de encontrar a la nueva sensación es mejor buscar todo lo que nos hemos perdido en las décadas anteriores, solo eso ya es para empezar y no acabar...
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. nO se pero The eternal fue una sorpresa pues los Youth andaban bastante perdidos. Sobre si ha habido mejores o no discos de guitarras imagino que si pero este es muy buen0































    ResponderEliminar
  3. Pues no creo que haya quedado tu texto como una ´chunga precuela ´estimado Guzz , más bien al contrario ; tengo que reconocer que me divierte mucho esa escritura tan tuya y espontánea ; pero al margen de la forma ,estoy completamente de acuerdo contigo en TODO , y es que estamos viendo continuamente que la sobreabundancia de información ( sesgada , dirigida , las más ) no lleva precisamente al conocimiento ; yo soy de una generación que nos las tuvimos que arreglar como pudimos , partir de cero , hacernos a nosotros mismos ; la curiosidad , la casualidad en algunos casos te lleva finalmente a crearte tu propio criterio , tu propio gusto ; gusto por otra parte que es muy cercano al tuyo ; y también tengo muchas lagunas , y me alegro por ello porque así tengo mucho donde indagar y descubrir .
    Hablando de rock de guitarras , hay un disco que estoy escuchando estos días en el que ese instrumento ( todavía simbolo de nuestra genitalidad y vitalidad adolescente ) adquiere especial protagonismo : Left By Soft , de David Kilgour & Heavy Eights ; David es de la cuadra de las Antípodas , antiguo miembro de un grupazo : The Clean .
    Un Abrazo , feliz fin de semana .

    ResponderEliminar