viernes, 18 de abril de 2014

¡ MANTÉN LA CALMA ! (KEEP COOL) (1997)

INTRO. Este señor de la izquierda responde por el nombre de Zhang Yimou (como bastantes habrán reconocido enseguida) y, mira tú qué cosas, podría pasar sin excesivos problemas como el más interesante y completo realizador del último par de decenios (y hasta algo más de propina). Uno de ellos, en cualquier caso y sin duda a mediar, lo és al menos. Y antes de tirar para adelante me gustaría ahora recordar aquella entrada de hace poco más de trece meses: "20 FILMS NI EUROPEOS NI YANQUIS DE LOS 90", que creo no da lugar a dudas en cuanto a contenido. Bien, en dicho rol amén de aparecer de entrada tres referencias de Yimou, y sin cortarme un pelo, lo hacía también un largometraje cuyo título había olvidado pero que por contra recordaba y recuerdo todavía con claridad... Esto queda mejor explicado en ese posteo pero, en síntesis, dejé el título en blanco y escribí una descripción/resumen del film a lo que un buen samaritano, firmando como Anónimo,  arrojó plena luz: ""Keep Cool" de Zhang Yimou es la película de la que no recuerdas el nombre"... Y gracias mil siga teniendo ud... Y ya van cuatro de este director en aquella listilla de marras de paso, mira que bien. No me importa, que es de recibo admitirlo, que estemos ante lo que suele denominarse "film menor" de un magnífico realizador... Si bien es cierto que este hombre tiene referencias tan superiores e incontestables (como necesarias a mi humilde entender) del calibre de "La linterna roja", "!Vivir!", "Ni uno menos" o "La búsqueda", esta "Keep cool" me parece mucho más disfrutable dentro del opus del cineasta que otras referencias como las populares "Hero" o "La casa de las dagas voladoras" (sendas entretenidas -especialmente la primera- martingalas de fantasía de espadote y tentieso, aprovechando el tirón de los tigres y dragones de Lee que por entonces -inicios de milenio- todavía se sucedía). Yimou, fuera como fuere, puede presumir plenamente de ser un director que ha sabido mezclar  como pocos, en los últimos muchos tiempos, el cine-arte con el cine-espectáculo, desdoblando temáticas y géneros sin, importante, perder jamás un ápice de credibilidad ni estilo y siendo apreciado, de pasada, especialmente por significante parte del público occidental (y tanto a nivel de crítica como al generalizar). Sobre el film de hoy, finalmente, se puede leer en algunos sitios como la comparan con el hacer habitual del primer (y mejor) Tarantino... No estoy de acuerdo. Antes me vienen a la mente, por ejemplo, algunas referencias concretas de Spike Lee (por tono pseudocómico), del Ferrara más accesible (por ser una pequeña historia directa al vientre, en crudo y sin maquillar) o incluso del primer Mamet (no deja de ser una historia de delincuentes con flagrantes requiebros en su trama).


"SINOPSIS PRESTADA". Un joven librero se obsesiona cuando la mujer a la que quiere le abandona por el jefe de una banda mafiosa.

A FAVOR. Su magnífico dinamismo una vez se arranca y que no salpica, lo que no debe ser fácil, en la sensación de ebullición en continuo crecimiento, más lento/rápido pero sin pausarse jamás, que deja el film... Con el muy notable broche de una conclusión tan sencilla como impecable con ese breve pasaje que hace las veces de epílogo. Se agradece también la manera de filmar sin abusar de la macedonia de los "planos-párpadeo" ni el "zoomeo" gratuito (hábitos de los que mucho se abusó en ciertos momentos de la historia aún bastante reciente del medio al abordar determinados géneros). De mucha nota, ni qué decir, la aportación del duo protagonista: Jiang Wen, Li Baotian, sobretodo el segundo en este entrañable rol de buen e inocente paisano que se ve superado por la situación hasta perder del todo el oremus. Y es que, en verdad, es de la interacción de estos protagonistas de donde se extrae, al menos para el que suscribe, lo mejor y más recordable de la película. Que el resto no está mal, de acuerdo: mafiosos en danza, el romance truncado de fondo, historia de venganza personal (puro Bronson, oigan)... Pero siempre me parecen, al recordar, mero atrezzo al lado de la tan curiosa relación que van estableciendo sus personajes principales... Que alguien pensará que es lo "normal" (por eso son "principales"), pero la distancia me parece mucha y como calculada a escuadra y cartabón, de forma harto premeditada y tangible (y buen tino) por parte del realizador... "Si alguien quiere mirarse los fuegos artificiales pues los ponemos que no hay problema, pero esta historia va de esto clara y mayormente, no nos confundamos", y bravo en definitiva. Muy entretenida según lo veo y en cualquier caso, aún con sus carencias que, no lo negaré, también se dan.

EN CONTRA. Lo eclipsado que queda el resto de componentes del film en base a lo que comento arriba queda abierto a pareceres: descuido o aciertazo del realizador, que va al gusto del consumidor, está claro, pero debe admitirse que la mera existencia de la duda algo debe pesar y así debe señalarse (y aunque uno se cuente entre los que aprecian el film en cuestión). Por lo demás, algún pasaje deslavazado o algún muy puntual exceso efectista en las formas que se da pero que, quede clarinete, al fin no desluce con especial saña una acertada "comedia negra" (que eso es lo que mejor define el folletín en si con bastante probabilidad), firmada por un excelente cineasta.

CONCLUSIÓN. Es de buen presuponer que cuando te ganas la vida como realizador cinematográfico y ya tienes en el currículo dos dianas maestras como "La linterna roja" y "!Vivir!" , parte de tú filmografía posterior  se verá inequívocamente resumida en esto, tan cruel a veces, del "film menor". Que, por supuesto, "Keep cool" lo és en comparación a esos bichos. Pero, atención, también es un largometraje bastante fresco en su conjunto y de agradable sensación en el remanente final (y a pesar de su innegable ligereza argumental y austera carcasa en aspecto). Y sí, sin duda que se admite, el mundo te seguirá girando sin problemas de no verla jamás (ok) pero, básicamente (que es lo que cuenta en resumen), cumple con creces su propuesta de mero y directo entretenimiento y, que eso creo, no creo que nadie pase un mal rato al cruzarse con ella. Seguramente el film más punkie de Yimou, de la mano de "Happy times", que funciona y ofrece lo que vende de pleno aún, obviamente (se recalca por última vez ya), quedando alejado de las grandes cimas. Buena película, en cualquier caso.

GUZZTÓMETRO: 7'5/10

6 comentarios:

  1. Favorito director menos en las de artes marciales que me parecen excesivas. Pese a las temáticas alguna bastante dura me transmiten serenidad y cuando las ves tre das cuanta de que eso es CINE, Keep Cool excelente no la mejor pero si me ahora me apetecería volver a verla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú Bernardo, por lo menos al generalizar, no requiere la filmografía de Yimou de samurais voladores (no me parecen la hez esos films, ojo, pero es como pedirle a Scorsese que te filme la comunión del sobrino). Este señor es Cine de postín en estado puro y, no me cabe duda, la historia lo pondrá (caerá de maduro) donde merece. Abrazo guzzero.

      Eliminar
  2. Esta película la he visto y me chifla. El cine asiático aún es un gran desconocido, y espero que un elitista como ud (en el buen sentido) nos traiga lo mejor. Un abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero el cine asiático/oriental, clásico o no, como una mina de la que extraer enormes diamantes... Imposible abarcarlo todo, yo no puedo al menos, pero hay cosas brutales (y sin ceñirnos a los grandes maestros clásicos, a los Kurosawa, Ozu. Mizoguchi o Kobayashi -etc- de rigor)... Sigo en aprendizaje perpetuo con ello y me enroco en lo de "lo que cuenta es el interés por encima de todo". Gracias por lo de elitista 21CSM, que eso nunca me lo habían llamado, jaja. Abrazo guzzero.

      Eliminar
  3. Pues de Zhang Yimou creo que solo he visto "El Camino a casa" (bonica del tó, que diría tu archienemigo). Aún tengo en el 'debe' títulos como "La linterna roja"; imperdonable, lo sé.

    Abrazos "cineros",Guzz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que sabedor como soy de tu querencia por el cine del sol naciente y alrededores esta no me la esperaba. "La linterna roja", en lo que a calidad cinematográfica refiere, es el tocarse pero atención a "!Vivir!" o "Ni uno menos" que si te gustó "El Camino a casa" te lo pasarás como el increíble Hulk en un desguace de autos... Abrazo guzzero, Coops.

      Eliminar