lunes, 30 de junio de 2014

CICLO Mr. ALLEN: 18. "DELITOS Y FALTAS" (1989)

INTRO. No deja de extrañarme, al reparar en ello, la gran acepción y despliegue de críticas positivas de toda índole para con la neomilenaria "Match Point" de hace ya algunos años. Y no es que sea mal film, al contrario, es que no entendía/entiendo a qué tanto sorprenderse... Woody Allen había practicado en varias ocasiones ya la intrusión de género (y volcando la estadística a favor) y por mucho que el tamiz de su estilo, manías y guiños acostumbrados inunde lo que sea que toque, estaría bastante claro que limitar al cineasta a "director de comedias" no vendría resultando del todo justo. Es decir, más alla de tonos y maneras, Allen se había atrevido ya (y con notaza en según que casos) con el drama, el documental, los films capitulados por temática y (obviando toda una gradación en el mundo de la comedia -que lógicamente sigue siendo el campo que más le define aunque no sea el único-) hasta con la ciencia ficción. E incluso más... Donde, en efecto, encontramos su visión particular del género negruzo. En alguna ocasión tirando de inercia cómica más directa y sin ambages ("Misterioso asesinato en Manhattan"), o/y en alguna otra bajando revoluciones y refugiándose en el slow burn -aún sin sacrificar por completo la risa, atención- para alcanzar, incluso, un nivel más pleno y satisfactorio... Caso, claro está, de esta "Delitos y faltas" de hoy que, sin dudar un ápice, encajo en el top-5 particular del famoso realizador. Magnífica a todos los niveles y, en resumen a tanta martingala, muy superior (lo indecible, a decir verdad) a esa "Match point", aunque sus intérpretes no sean tan guapos. El "Crimen y castigo" de Woody sigue dejando muy atrás lo meramente "recomendable" y, sin más, al tema...


"SINOPSIS PRESTADA". Judah y Clifford son dos hombres enfrentados a sendos dilemas morales de diferente gravedad. Cuando Judah, un reputado oftalmólogo, pretende poner fin a su relación extraconyugal, su amante lo amenaza con arruinar su vida contándoselo todo a su esposa; según su hermano Jack la única solución es asesinarla. Por su parte, Clifford es un director de documentales que se ve obligado a rodar una película sobre su cuñado, al que desprecia.

A FAVOR. Nueva retahíla de planos medios e intermedios con mucha verborrea y actuaciones de varios quilates. Para el caso, aunque el triangulo (la parte del "romance", dígamoslo así) Farrow-Alda-Allen es intachable, sobretodo el pedante e insufrible rol de Alda que dan ganas de acercársele almohada en ristre en plena siesta, es especialmente el trabajo tremendo, excepcional, tanto de Landau ("revivido" aquí que no de la mano de Burton con "Ed Wood", común confusión) como de una inmensa Huston que cuenta su tiempo en pantalla por pura y dura exhibición de -su- arte y oficio, lo que brilla con máximo fulgor. Mucho, mucho talento. La calidad musical, innegociable con este hombre de por medio, ahí queda de todas formas y, claro está, ya solo queda disfrutar de como se van cocinando sin prisa ni pausa las dos tramas, más que claramente diferenciadas, sobre las que gira el film... Hasta que se juntan, casi a modo moraleja y en boca de sus dos mayores protagonistas, donde (pesar de pesares o no, según se vea/entienda) queda claro por enésima que al fin existe ese punto por el que todo en esta vida, y lo que la envuelve, no es sino un puro azar donde se recompensan bondades y maldades lo mismo que se castigan. Y sin que nada (o bien poco, en el mejor de los casos) podamos hacer al respective. Mucho más que las sombrías conversaciones del rol de Martin Landau con su hermano (interpretado por Jerry Orbach) o ese mirar imágenes de archivo de Allen y la Farrow en un cuartucho oscuro oferta esta película cuya recuperación periódica se estima -y estimará- siempre tiempo más que bien invertido en esta humilde morada . Afilado al máximo aquí el talento del protagonista de esta saga.

EN CONTRA. Pues, miren uds, en esta ocasión prescindo de paripés. Aunque no sea "Crimes and Misdemeanors" uno de los diez mejores largometrajes de la historia (de acuerdo), no se me ocurre nada punible en su contra por denuedo y mala leche que le quiera meter al tema.


CONCLUSIÓN. Uno de los más imprescindibles films del cineasta para quien suscribe. Esa fluidez tan natural para funcionar como un todo partiendo de historias y enfoques tan, en apariencia, distanciados no puede ni debe ser relativizada. La historia con Landau es noir del bueno, con unas interpretaciones sangrantes y un cuidado (y respeto por el género) en las formas a tener muy en cuenta. Y, a su vez, los virajes cómico-dramáticos de la parte que le toca a Allen otorgan un contrapunto tremendo... inmenso Alda (se insiste) en su pomposa e insufrible aportación tan niquelada... Y atención a una de las grandes frases/citas en todo el opus "allenero" aquí encontrable: "Un desconocido ha defecado encima de mi hermana"... Impresionante y mucho, sí. Pleno al quince estos "Delitos y faltas" de Woody para servidor (aunque hubiera quedado ello cristalino ya) y, puestos a decirlo todo, mi film favorito del año al que pertenece, en verdad.

GUZZTÓMETRO: 10/10

Pd. El mismo año de estreno del film de hoy aparecía también aquella "Historias de N.Y.", el episódico film con las tres historias independientes firmadas por Coppola, Scorsese y Allen, pero (que ya está bien mentarlo por el tiempo transcurrido desde la anterior ocasión) se recuerda que este "ciclo" engloba únicamente los films pura y duramente dirigidos por el alter ego del señor Königsberg, sin contar aquellos en los que colabora en cualquier otra forma pero sin figurar como -único- realizador... Eso sí, les soplaré un secreto tan breve como gratuito: de entre esas tres historietas del film en este párrafo mentado, para mi es nuestro querido sionista el que se lleva el gato al líquido elemento (y aún a pesar de que, ok -se admite sin problema-, sea su relato el más ligero del ramo).

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo: una de las películas más brillantes de Allen, llena de matices y aciertos; quizá junto con "Zelig" su mejor película. En cuanto a tus reflexiones sobre "Match Point" —que considero excelente—, me han traído a la cabeza "Los puentes de Madison". El caso de Eastwood es igual al de Allen: la gente tiene una imagen tópica de su cine, no conoce su carrera, pero opina alegremente cuando cree que dan un giro radical en sus planteamientos, si bien dichos autores ya han explorado anteriormente esos terrenos que a muchos parecen nuevos. En fin, una pena.

    Un abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor. La facilidad y ligereza de un ingente importante por etiquetar y ubicar lo que toque hace incurrir con frecuencia en el error del "todo por una parte"... lo que en parte, a su vez, se puede entender (demasiada oferta y muy poca vida en contraste) pero que, desde luego, al acercarnos a gente de gran calibre da, como tan bien señalas, más pena que otra cosa... Abrazo, Gonzalo.

      Eliminar
  2. Como dices no hay nada reseñable en el "en contra", uno de los mejores films de Allen, ambos extremos del argumento son ingualmente brillantes y empastan de forma genial en la obra definitiva, yo tambien me iria a por Alda pero en lugar de almohada casi prefiero atizador mientras ve la tele...
    el diez lo veo merecido en esta ocasión.
    Algun dia hay que debatir sobre "Match Point"
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aay, "Match Point"... Buena, muy buena incluso por momentos. Pero mentiría si no admitiera que le encuentro algún lance de catálogo de revista de tendencias que me chirría... muy poco de acuerdo, pero algo sí. Ya llegará, ya. Abrazo, Addison.

      Eliminar
  3. Como a ti, "Delitos y faltas" me parece uno de sus mejores títulos. "Match Point" reincide en el mismo argumento, lo que le resta puntos a pesar de que es una película estupenda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá quien la encuentre mejor quizá, por estética a vaya ud a saber, pero no deja de ser, de alguna manera, un update con actores guapos que, y ojo no quisiera dar a entender que no me gusta cuando no es así, aunque inferior también arranca buena nota. Abrazo guzzero !

      Eliminar