miércoles, 22 de octubre de 2014

EL BOSQUE (2004)

INTRO. A veces es bueno, purga el alma que se dice y comenta, dar a conocer algo que abiertamente te contradice (deja retratado, con las posaderas al aire, etc.). Tampoco me preocupa en exceso, quede claro. A pesar de mi rumbosa lozanía, muy cercana a las cuatro décadas de vida sin haber llegado aún,  ya me vengo dando cuenta de un buen tiempo acá que más allá de géneros, subgéneros, prejuicios y verbenas mil, la inercia natural del admirador/fan de según que medios artísticos/creativos (siempre y cuando medie honestidad,  empezando por uno mismo)  es crearse su propia e intransferible bitácora personal... Nunca presupongo gustos ajenos y, sinceramente, no me merece la más mínima consideración la opinión/parecer de alguien que cometa dicha fechoría para con mi persona. Para el caso que hoy nos ocupa: Shyamalan. Cuantas veces le he ninguneado, relativizado y hasta masacrado... La lectura "en contra" estrella por mis partes suele ser que no es que me parezca mal cineasta en realidad... Es que lo suyo, para mí (recuerdo siempre), no es cine. Son largos y sobreproducidos capítulos (y no de los mejores) de la Twilight Zone o Historias Imprevistas, puestos de largo para el cine de manera algo forzada y muy -MUY- artificiosa, sin más... Esos "finales impacto" de brocha bien gorda (oh, está muerto / oh, el malo era este / oh, llevan un cucurucho de papel de albal en la almendra/ oh, está todo tan oscuro y llueve tanto que ya no sé si la joven sigue en el agua o dónde coño para, etc.), el ritmo cansino que a algunos parecerá "de autor" y para mí no resulta sino la única manera posible de alargar un entramado que, está cristalino, no da más de si y sin excusa plausible que cuele, rematando por una dirección de actores cuyo aire trágico por montera, según como (y porque yo soy así de cabrito, miren), me tomo más a risa que otra cosa (¿por qué todos están tan jodidamente preocupados siempre en los films de Shyamalan?, no se da cuenta que en las secuencias que no procede el tema es hilarante a más no poder... en fin, él es el artista, sí). Sin embargo, caray: me gusta y mucho esta "The Village" (de hecho, cuando me rebozo en mi hijoputez de raciocinios varios suelo decirme que "no puede ser suya", de la misma forma que me niego a que el viejo querido Allen haya tenido nada que ver con la "Vicky..." de los huevos). Pero no, negando último paréntesis, es lo que hay y a cada uno lo suyo. Para más inri, me temo que este film concreto no es de los que suele gustar más a sus fieles (o al público en general -menos de un 6 mismamente y por ejemplo, observo le endilgan en Filmaffinity cuando voy en busca de la sinopsis-). Bueno, recordemos lo de la hijoputez de raciocinios, es ello también una chispa de esperanza, sí...


"SINOPSIS PRESTADA". Los vecinos de una pequeña población rural de Pennsylvania viven atemorizados por culpa de unos extraños seres que habitan en los bosques circundantes. Saben perfectamente que para salvarse deben cumplir escrupulosamente ciertas reglas: evitar que vean el color rojo porque los atrae, mantenerse alejados del bosque, donde esperan agazapados la llegada de alguien, y obedecer la campana de alerta, que indica que se acercan a la aldea

A FAVOR. No les engañaré. Aquí tenemos más de esa preocupación extrema general en todos los roles que, aunque mejor disimulada que en otras ocasiones por el fantástico y coral elenco (Hurt, Weaver, Glesson, Brody, Phoenix, etc...), ahí queda. Tampoco da esta atemorizada aldea una sensación de cuasi endogámica enclaustración del calibre de Dogville, Perros de Paja o Conspiración de Silencio, está claro... Pero, al tanto, si se consigue enfocar el asunto como un simple y llano cuento, sin más, la cosa cambia... y sobretodo funciona. Uno se sumerge fácilmente en la historia merced a esa intriga tan dirigida y que tan de la manita te lleva: no salir hacia el bosque, las señales de la puerta, la campanita, evitar según que colores, entre otras y sin olvidar, claro, el peligro siempre presente de las peligrosas y furibundas "bestias" amenazadoras... Pero, atención, justo en ese momento en que uno ya se espera el rollo macabeo, la "baratura", al ir encarando la resolución (preparemos el "oh" de turno, sí) por parte del realizador, se obra el milagro... Se consigue que todo lo descrito pase a importarte un pimiento, literalmente, al ofrecer un carrusel de planos y secuencias tanto de paisaje como de la joven protagonista (esta Bryce Dallas Howard de acuosa mirada que borda del todo su trabajo -a lo mejor ocurre igual en "La joven del agua" que también protagoniza pero está tan oscuro que a saber-)  bosque atraviesa en una suerte de inesperada "Caperucita Amarilla", que ubico, directamente, como lo mejor que ha hecho (y hará jamás casi con toda probabilidad -que lo pensé en voz alta, sorry-) este cineasta. Me gusta ese vuelco de trama, esa inesperada y libre huida en vez de recurrir al truco ramplón, al consabido y chusco  "impacto",  que pretende pasar por artero y que como tal valga y cuele. Es ello, además, lo que revaloriza todo lo que precede. Se relativiza el momento de resolución de misterio (de hecho no me acuerdo de cuando se da -ni me importa, insisto, y ahí para mi el gran triunfo aunque pueda parece extraño-) que se ve venir perfectamente por otro lado, y pareciera que el director intuyó que al cambiar a "modo drama" con esa travesía bosquímana que, obvio, sin ser "Dersu Uzala" o "Stalker" (tampoco se "flipe" nadie, vaya), el tema se multiplicaba lo indecible. Gran trabajo, al menos para mi, que por una vez (exclusivo ello en Shyamalan en base a gustos propios) fluye desde lo ofertado tanto visual como argumentalmente, sin los acostumbrados tirones ni trucos de "mercachifle blockbustero". 

EN CONTRA. Que la mala recepción, generalizando (no soy especial, me consta, que aunque repudiada en muchos lugares no falta quien gusta de este film), parece desinfló a este cineasta que después volvió con perlas como esa bosta intragable de las plantas o la del niño de los rayos... Aunque insisto, todo ello es explicado por alguien que no simpatiza precisamente con las forma habituales de este señor... téngase muy en cuenta. Ya puestos: la del niño que ve muertos es un film que verás solo dos veces -máximo-  en la vida y para mi un gran film, si realmente es grande, no tiene ese tipo de limitaciones; la de los cómics parte de una premisa que me parece absolutamente lamentable; y la de los marcianos... hombre, si te la tomas a cachondeo, puede valer... Que en caso contrario es ridícula a todos los niveles, está claro. He dicho (y ya me pueden fustigar si se estima necesario). 


CONCLUSIÓN. El único film de Shyamalan que es plato de mi gusto y una propuesta que sorprende, haciendo recuento al concluir, por una personalidad y empaque tan definidos como chocantes al provenir de alguien que, amén de aquí, ha tirado de estereotipos (personajes más muermos y/o arquetípicos no los podía construir, no, el tío) y fórmula (puro trabajo de cadena en línea -hay, por ejemplo, escenas de "Señales" que por cadencia y tono podías meter en "El protegido", o viceversa, y ni se nota que se lo digo yo de no ser por el cambio de intérprete/s-) por sistema. Una suerte extraña y bienvenida este film que, para terminar con la elegancia habitual, podría ser perfectamente una especie de "múerete de envidia Burton post-Ed Wood de los cojones"... de merecerme algún tipo de consideración, más allá de dos o tres referencias (y que tampoco es que me pierdan, ojo), el Burton "post-Ed Wood", claro. Pero bueno... ya le tocará otro día pillar a este, ya.

GUZZTÓMETRO: 8/10

11 comentarios:

  1. a mi no me parece mas que un aprobadillo . Le falta chicha y mordiente . creo que el guión necesitaba mayor enjundia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuestión de querencias personales, claro. A mi me sorprendió muy gratamente y aprecio ese romper el libreto de Shyamalan para explorar -de una maldita vez- otros derroteros sin caer en lo chorrístico... Pero, sí, todo parte de una percepción muy personal que le endilgo a este film (algo similar me pasa con "Shutter Island" de Scorsese... que parece no le gustó ni a él y a mi me parece un peliculón del caerse). Abrazo guzzero.

      Eliminar
  2. Pues es curioso que este sea el filme que más te gusta de Shyallaman (debo decir que también es el mio), normalmente suele ser de las que menos gustan... Como bien dices, cuestión de querencias personales, claro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho es el único film suyo que me gusta. Y en verdad me generó cierta ilusión ("parece que espabila este hombre...") que se vio desatendida de inmediato y ya en adelante con esa "joven del agua" cuya opinión me reservo para no hacer el tema más sangrante... Saludos guzzeros !

      Eliminar
  3. El final de la película me parece bochornoso (enlazo con lo que dices de los finales de Shyamalan, aunque en el de "El bosque" no coincidamos), pero hay momento visuales muy logrados. Un cineasta muy inflado, cierto.

    Un abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que muy seguramente merezca eso o peor (el tío no se puede estar de poner su efectista impacto televisivo de tres al cuarto al resolver, sí). Pero eso, y aún a pesar queda claro lo que pienso del cineasta fuera de este film, me parece -felizmente- relativizable aquí... Vuelvo al ejemplo de Shutter Island (obviando todo lo incalculable entre el proceder y pericia de ambos realizadores): la cosa se ve venir y ahí está para quien lo quiera pero tiene "algo más" que (me) suscita una especie de: "miren esto acaba así porque hay que acabar de alguna manera, pero no es esto lo que propone el film realmente". Si se prefiere un poco lo del reloj parado que acierta dos veces al día. Para mi Shyamalan acierta solo, sí, una pero creo es de recibo se lo reconozca. Abrazo Gonzalo !

      Eliminar
  4. Pues coincido contigo Guzz. MI pelicula favorita del Shyamalan, y con diferencia. Sin ser nada del otro mundo, consigue tension y la historia es (como idea original) formidable.

    Buena recuperacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mansion ! Para mi este tipo mete sus propuestas en cajas muy cerradas (todo muy aséptico y forzado en base a gustos propios) y lo que para muchas gentes sera opresión para mi es puro sopor... Construye las tramas y pone el autopilot hasta el final rimbombante que toque, sin más. Aquí por una vez abre la tapa y el cocido se fortalece con ello... Lo que, insisto, me hace esa "epifanía" suya de despedida de turno como algo más meramente anecdótico, no me jode tanto la -para él innegociable- artificiosa pirueta habitual de cierre. Muy lejos de la masterpiece en cualquier caso, sí. Y abrazo, Mansion.

      Eliminar
  5. Yo es que a este hombre apenas le trago, Guzz. Mucho lirili, poco lerele.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos Alex. Para mi, exonerando solo lo del posteo, es también un pintamonas de cuidado... Hasta, que ya es ser borde/mezquino, como que me fastidia un poco el que me agrade un film suyo a este nivel, mire ud... Abrazo guzzero !

      Eliminar