miércoles, 11 de febrero de 2015

ABOUT... Randy Newman

Lo que de bueno, y mejor, le encuentro a  esta "sección" es lo libre que me resulta desde su planteamiento. Puedo meter algo que aborrezo lo indecible lo mismo que algo que idolatro hasta niveles de complicado definir con exactitud... Y hoy toca esto segundo, está claro.

¿Por qué Randy? ¿A qué tanta reverencia? ¿No se estará exagerando un algo?... 1. Porque la grandeza de la música contemporánea se mide en "Newmans"; 2. Lo explico a continuación; 3. En absoluto, es más, cualquier lisonja -habida o por inventar- se queda insultantemente corta. 


Cuando quien sea, de entre amantes del rocanrol y/o música en general, se pone a enumerar las mejores bandas (póngan aquí las de siempre con las consabidas variaciones personales) o los mejores artistas firmando solateras (ídem de lo anterior) desde mediados del pasado siglo -aprox.- y hasta hoy, no falta con quien más o menos gracia afirma, posiblemente desde el fondo de la sala con aire de superioridad y hasta fumándose un Montecristo si procede: "al lado de Davis, Mingus o Coltrane esos son todos unos mindundis de cuidao" (o similar)... Y seguramente tendrá razón el cabrón, claro. Pero, ay, es hacer trampa (y gorda). Porque vamos a "algo de género" y, por ende, ¿qué pasa si ahora comparamos a esos genios "de género" con un maestro compositor de música clásica que, mejor o peor, ha conseguido pasar a los ojales de la Historia?... De repente el pájaro no vuela tan alto, ¿verdad?. Todo es relativo, en definitiva. Y la exaltación de "lo popular" siempre irá sujeto a la erudición de "lo concreto", si. Nadie puede tener la fama de los Beatles y Elvis, la reverencia de Dylan o Neil, la mitología de los crooners con Sinatra y demás al frente, así como el respeto de los adheridos a la propuesta definida que fuere (sea jazz, folkeos varios o cantos gregorianos rapeados), también está claro... ¿O no del todo?... Cual aldea de Asterix, que a modo excepción resiste con cabeza alta al invasor, hay un personaje que logra aunar todo ello en una sola y rizada almendra. ESA y no otra es a mi modesto entender la grandeza y universalidad del señor Randy Newman. 


Hombre, genio en realidad, de familia indeleblemente unida al mundo del cine que en un momento dado decide bajar al parque para jugar con los otros niños de su edad para descubrir que, aún apreciando sus juegos y pericias, se le queda todo lo que le proponen algo limitado, rígido y corto en aristas. Aristas que, por supuesto, el sí atesora sin siquiera esforzarse (esa risa de bribón, sobrada y hasta -por qué no- soberbia del que ve más lejos le delatará siempre al granuja). Cuando uno entra en el mundo de Randy es muy jodido, imposible según lo veo, volver a salir (o hacerlo del todo). Ya he explicado algunas veces que, particularmente, me niego en redondo a meterlo en el saco de "todo lo demás" en el mundillo este que tanto amamos y necesitamos del rocanrol y variantes... Razón: me jode el puzzle, el puñetero. El puzzle perfectamente, o casi al menos, estructurado que me vengo fraguando en el cabezón tras años y años de darle cera a músicas y músicos (y lo que me queda, desde luego). Newman es hacer trampa. Es crooner y es pop, es folk y es rocanrol... Me da igual las puntuaciones y/o estrellitas varias que me encuentre a colación de su obra (por entero o a piezas), para mi el tipo vive en "obra maestra mode" y no hay debate que me valga o convenza (si algo cae en sus garras, aunque sea la Macarena de los huevos, la cosa asciende a oldie inmediato y punto). A Randy no se le evalua, no "se decide" en un momento dado de la vida que a uno le gusta... Te inunda el hijo de la grandísima Lousiana y ya nada vuelve a ser lo mismo. Con su voz que rebosa carisma a pesar de las lógicas limitaciones y su piano de acompañamiento, -más con lo que sea decida envolver en cada ocasión de hacerlo-, se sobra y basta. Y está claro que no es Bach/Miles/Porter ni los Beatles/Sinatra/Elvis, pero... caray, ni Bach tiene la popularidad de los de Liverpool ni estos el respeto de los más eruditos de la clase del legendario genio barroco... ¿Quién tiene eso en definitiva y a ciencia cierta?. Nadie. O quizá sí... Hay una única duda razonable. Y la mera posibilidad de ello me resulta tan descomunal que no hay sino zambullirse hasta el fin en la obra, en las impagables viñetas, del sinpar Randy. Tiene ud a un agradecido amigo en mi hasta los end times, Mr. Newman.

16 comentarios:

  1. "Es crooner y es pop, es folk y es rocanrol"... es un ARTISTAZO, y punto (y el puzzle, al fondo del armario). Esa foto con el cómic del Sargento Rock capta perfectamente al "hijo de la grandísima Lousiana": se ríe de nosotros, de él mismo, de todos...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estuve ayer noche devorando por enésima el disco de Nilsson a costa del genio... Es complicado escuchar voz más bonita que la del añorado barbas del pandemonium show y ese disco es para ponerlo en el pedestal más alto que encuentre pero... Joder, aún emocionando lo indecible ni eso tan enorme es tan enorme como Randy imbuido en lo suyo. Coincido, el putas se nos ríe a todos in the face empezando por él mismo. Único sin más. Abrazo Coops.

      Eliminar
  2. no puedo estar mas de acuerdo con Vd Uno de mis favoritos de siempre. entiendo que no resulte famoso las canciones para niños de Pixar asustan a la mass media que lo prejuzfga como artista infantil y las otras es un universo personal con notas de New Orleans que siempre es dificil de asimilar en la cultura popular

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será grande Bernardo (que me consta es también una debilidad personal para vos) que lo escuchamos nosotros en "sail away" y demás, los niños de teta en las de la pixar, el purista rockero más exigente vía Nilsson, el coleccionista compulsivo de soundtracks, el fan de Dean Martin y el de Dylan, largo etc... Yo pienso que el cabrito se autoimpone. Es como los impuestos pero en bueno (celestial !): siempre estará ahí téngamos mayor o menor conciencia de él en determinados momentos. Abrazo !

      Eliminar
  3. Que razón tines en eso de que no "se decide" si te gusta o no, el tio te agarra de salva sea la parte y lo hace a traición, a pesar de ti...
    Mas que grande.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que ahí estamos Addison. Randy te obliga a que te guste y no hay nada que hacer. Para mi trasciende (sin intentarlo que es lo que más valor tiene además) a fríos análisis y cuando pretendes intentar entenderlo llevas dos horas escuchándole y buscando letras en los sitios para no perderte ni los silencios. Abrazo lousianero Mr. De Witt !

      Eliminar
  4. Nobody sings Newman like Newman. For me is GOD. Y usted lo està empezando a parecérmelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias Maestro ! Mientras escribía esto hace un rato estaba escuchando "Born again", con el babero de domingos que es -of course- como debe escucharse a este hombre, y descubro en el Almusic que le ponen menos de tres estrellas... Esta gente está llegando a un punto que ya me dan hasta un poco de pena y todo...En fin, cada uno en su casa y Randy en la de todos (qué se le va a hacer)... Abrazo guzzero !

      Eliminar
  5. Soy muchísimo más nilssonadicto que newmanboy y confío que en muy breve espacio de tiempo pueda balancearme en un columpio que, bien sujeto a ambos artistas, me siga llevando muy muy alto.
    Excelente entrada, de esas de convencer.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de decir lo más mínimo en contra de Nilsson (¿canta él como Macca o al revés?) me olvido de hablar, eso por supuesto. Pero es que a mi el otro me parece un monstruo intergeneracional sin parangón (así a lo burro y a dos bandas: por géneros y generaciones)... Bendito "problema" tener que decidirse entre ese par de genios en cualquier caso, desde luego (que lo mejor, como tan sabiamente apuntas, es que tenemos el privilegio de quedarnos con los dos y punto). Abrazo, Javier.

      Eliminar
  6. Le he echado un vistazo a "Little Criminals" para leer tu entrada más a gusto, Guzz. Davis, Mingus y Coltrane campan a sus anchas al lado de Mozart, por ejemplo, pero Randy Newman también. El grado de emoción que consigue con sus armas es el mismo, y eso es lo que importa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El concepto del "grado de emoción" es lo más importante sin duda, si. Pasa que yo tengo una especie de veneración casi patológica a los compositores clásicos que es difícil de explicar... No es nada religioso dado mi ateísmo (que yo quería ser agnóstico pero las religiones me han obligado a ser ateo, cagonlamar) pero siempre los siento como una especie de seres pseudolegendarios que una vez asolaron la tierra y todo el resto nace y crece bajo ellos. Rollos enfermizo-personales al margen, eso si, está claro que tengo el mismo "grado de emoción", sino más según me pille, escuchando "New York" de Reed (por cojonudo ejemplo) que la obra clásica que sea... Y, finalmente tirando del hilo, el crossroads total de estilos de Randy me supone una rara avis tan suculenta que jamás le encuentro pedestal de su talla (siempre en base a mis gustos, por supuesto)... Abrazo, Gonzalo !

      Eliminar
  7. Me gusta lo de la Macarena porque esa es la sensacion que me da. Le das el corro de la patata y le mete tres frases al piano y se pone a cantar como el hace y tienes un himno jazz-pop setentero de aúpa. Lo mismo da una banda sonora de DIsney que un disco con orquesta. Reconozco que no me gusta todo lo que ha hecho y creo que si esta sobrevalorado por mucha gente - frente a otros que no gozan del mismo aura de qualité, pero vienen de la misma época - pero indudablemente es realeza rockera. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que lo de sobre/infravalorado es la piedra de toque por excelencia en los debates de mesa rocanroleros, sospecho... Fíjate que para mi es justo lo contrario ! La gente debiera venerar a Randy al nivel de Dylan, Beatles o Sinatra, para mi. Por otro lado se entiende que su sombra opaque la figura de otras grandes figuras de su generación -o aprox.- lo que para alguien hace que la cosa se salga un poco de madre... Eso sí, a los niveles que intuyo tienes en mente con lo de "frente a otros que no gozan del mismo aura de qualité" no creo que entremos en disputa, vaya... Gustos y colores, en definitiva y que son la salsa del tema por otro lado (que caray si nos dieran un leuro por cada "me gusta bastante pero prefiero a", ... ). Abrazo guzzero.

      Eliminar
  8. Grandísima reivindicación. Tengo un par de discos del gemio, no todos los que quisiera, y es para mi como dices fuera de escala, pasa parecido con Joni Mitchell que hace poco me descubría Joserra, inmedible. Un texto de grandeza absoluta.
    (he cambiado mi url, si estás interesado en continuar con mi blog actualizado en tu blogroll aquí está: http://www.ontheroutemag.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los pentagramas de la Mitchell son de dos plantas, Chals ! Lo que me sucede, y cada vez más acusadamente, con Randy es que estoy llegando a un punto en que me descojono con eso de "su etapa dorada"... Recién me estuve repasando su último disco editado y, one more time y con más años que las bellotas, hace palidecer todo lo que le rodea sin empezar a sudar. Un "elegido para la gloria" que, me repito cual morcilla, trasciende géneros y épocas como quien se quita la pelusa el ombligo. Abrazo Chals ! (y todo ok con el asunto blogrolero, faltaría)

      Eliminar