domingo, 15 de febrero de 2015

ABOUT... The Wire

Uno de los axiomas más vehementes (y pocos no habría) de la casa sería: "Twin Peaks es lo mejor que ha ofrecido la televisión, como producto 100% televisivo -entiéndase-, y punto leños"... O similar, claro. Además suelo añadir algo en la linea "de la mano con el Flying Circus pero eso ya es otra historia..." para, posterior y finalmente, quedarme tan ancho o más (a veces levanto la mano extendida y hago un barrido a la sala añadiendo "va por ustedes"... hasta que descubro que estoy solo en dicha sala y entonces me siento un muy gilipollas, si... pero eso, adivinaron, también es otra historia). 


Por otro lado resulta innegable que en los últimos dos-tres lustros vivimos en una ya más que evidente "edad dorada de las series"... Lo que, obviamente, ha acabado por saturar el mercado y, cada vez más, uno se ve obligado a dejarse cornás para encontrar lo que realmente gusta e interesa (cuestión de gustos, como siempre, que las flores y la mierda se enfocan o no en función de quien observa -aunque, me acelero a convenir, hay puntos de encuentro demasiado sonados como para ser tomados a la ligera-). Dos denominaciones de tres siglas que destaco yo de forma perentoria: HBO (por sus ingentes virguerías) y BBC (por interesante número de miniseries ya a considerar muy seriamente de un tiempo a esta parte)... ¿Recomendaciones muy expresas de la casa de lo uno y lo otro?... "Los Soprano" (soy la releche de original, si) y "The shadow line"... Pero, ay, hoy toca rendirse a otro tipo de evidencia: "The wire". La única y obligatoria obra maestra que me cierra el hat-trick de series ever, empatando con la gente del Bada Bing y solo por detrás de las, ya legendarias, pesquisas de Coops y Truman.


¿Y por que "The Wire"?, ¿qué tiene de especial más allá de ser tan devastadoramente putámica?... Pues miren, y partiendo siempre de consideraciones propias, creo que al fin encontré el culmen de porque esto resulta tan especial y admirado por un ingente de fieles alrededor del planeta... Nunca, NUNCA, ví un caso de serie aupada a estos niveles directamente por el espectador, por el boca a boca y donde tanta gente claudicara a la vez... "The Wire" fue descubierta por muchos cuando ya iba por la mitad sino después en el mejor de los casos (fue el archienemigo Nikochan en mi caso, no podía ser otro claro, el que me habló de esto por vez primera y  a quien debo gratitud por ello hasta el minuto final)... Que mucha gente, la mayoría me atrevo a afirmar, se hizo "fans" cuando el asunto estaba finado hacía ya la tira. Y es que este serial, aunque "obra" sería aquí más justo y en efecto, es algo de la que gente, y gente muy distinta, me ha hablado/recomendado durante su emisión, al terminar -o "a punto de"-, o también (y se insiste) cuando ya llevaba varios años rubricada. Me rebozo sobre lo mismo: si analizo un algo el fenómeno "The Wire" me doy cuenta que es algo sin casi promoción al compararse con algunas series de "sus años", maltratada por defecto por la televisión (más allá de los sibaritas abonados al canal de pago yanqui al que pertenece) y que, por contra, ha generado un cultura propia y ubicable de primeras, y que no hace sino crecer con el tiempo, a base de un único y poderoso concepto: talento. Puro  y duro. La serie de David Simon tiene un carrusel de personajes carismáticos e inolvidables, algunas situaciones (y de todo tipo) que para mi son ya historia del medio audiovisual (y ruego se repare en la elección de palabro), una duración perfecta donde nada es ni parece añadido (más larga era una estupidez con esa gloriosa despedida y más corta quizá, -solo quizá pero quizá al fin-, no hubiera resultado a la postre algo tan tremendamente épico) y, para no alargar más, el mejor final que se puede ver avezado a algo susceptible de llamarse "serie". Tal cual se lo digo.  No taladro más y recuerdo que esta "sección" no va de otra cosa que el plasmar una idea general propia de quien suscribe sobre lo que quiera diox me dé por tratar... Y es por ello que no entro aquí en los detalles mil que, para la ocasión, me convierten la visualización de "The Wire" en algo absolutamente insaltable a nivel televisivo, audiovisual, universal o lo que de la puta gana... Obra maestra, así en general, para resumir del todo y ya sin más.

8 comentarios:

  1. The Wire es más grande que la vida, el retrato más veraz de los tiempos que nos han tocado vivir: el capitalismo voraz y canibal, el declive de lo público, el fracaso de la política, la vida en las calles, lo poco que importa en un mundo así ser o no honesto,... Y qué personajes: Bubbles (mucho sufrí con él), Stringer Bell (el carisma se llama Idris Elba), McNulty, Bunk y su sempiterno puro, Omar, ese Marlo de las últimas temporadas o el gran Lester Freamon... paro, que me están entrando ganas de volver a ponerla y aún empecé esta semana con True Detective (ya huelo la psicoesfera jejeje)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que admitir que de un tiempo a esta parte estoy un poco en modo desintoxicación de series pero, sin duda, si una me ha gustado y mucho en los últimos times es esa "True Detective" (y mira que, a priori, le tenía una manía importante el macojney este... pero lo hace lo de narices el cabrón, las cosas como son... además soy incondicional con el otro). A ver qué tal esa 2nd season... Sobre "The wire" el resumen que haces es de bisturí Coops... Y es que mas allá de su impagable calidad, resulta de un "creíble" y "actual" que acongoja sin remisión si nos paramos ni que sea un algo a pensarlo... Y qué personajes por el amor de todo, claro... Shiiiiiiit !. Abrazo baltimoriano.

      Eliminar
  2. No veo series jamás, te lo juro, pero ésta está enterita en DVD en la biblioteca a la que voy con mi hijo aquí en Carabanchel, y me la han recomendado cientos de veces. Si tras leerte no la veo, el problema es estrictamente mío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo de excepciones y reglas esto, Gonzalo. Si hay una serie que me atrevo a recomendarte a ciegas es ésta, aún a sabiendas que el mundillo de las series no te las tiene todas.. Hay otras locuras de HBO, sin duda, pero la construcción de personajes de "Los Soprano" y la majestuosidad coral de "The wire" las ponen a ambas tan claramente por encima de todo en su medio que hay que mirarlas con sunglasses. Abrazo, Gonzalo.

      Eliminar
  3. Yo al ver a McNulty y Bunk pensé, mira esos cabrones se parecen a Don Guzz y a un servidor... ja ja.. igual de capullos... ja ja.. .en serio, pensé esto a mi archi le va encantar.. pero no quiero apuntarme el tanto porque tarde o temprano la hubieses descubierto porque es muy tuya y muy mía... tantas coas te debo a ti querido Guzz.... es un serión que hay que ver de principio a fin, para cerrar el circulo y darse cuenta de su grandeza.... con The Sopranos la más grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a cada uno lo suyo en cualquier caso... Recuerdo empezar a ver esto con cierta sobradez (que estaba muy ensopranado yo por entonces) después me lo comentaras y, en efecto (jeje): joder... jodeeer... jodeeeeer... Y así hasta el final de la serie. ¿Y esa galería de secundarios que aparecen y desparecen? ¿Y las mamonadas del par que mentas? Muchas cosas. Y, para más cojones, es solo cuando acaba y tiras unos pasos atrás en pos de mayor perspectiva cuando reparas en lo realmente enorme que es la motherfucker... "más grande que la vida", como dice Coops, ciertamente.

      Eliminar
  4. Putoámica, jodidamente redonda y entretenida, pero sobre todo VALIENTE: madre, jamás había visto una obra que echase tantísima mierda (y a la vez belleza) a la hora de reflejar nuestra época. No me extraña, la verdad, que solo le hayan dado 5 temporadas, aunque quien sabe. Una obra maestra brutalísima, aunque también muy triste: el final es, en esencia, el comienzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: Momentazo: la fotocopiadora-polígrafo. Estos americanos son unos cachondos mentales

      Eliminar