sábado, 23 de mayo de 2015

GRAHAM, RUMORES Y PEGAMENTOS

De verdad que la intención es volver a dar mayor presencia a la otra vertiente del espacio, la "cinera", pero esto es algo de lo que realmente necesitaba dejar constancia... Tal es la consternación, la contrariedad y agrio sinsabor que me deja el último disco del Graham Parker y sus -parece- ya definitivamente recuperados Rumour. Muy jodido que me ha dejado, -ya adelanto-, pero por partes mejor...


Recuerdo bien cuando a mediados de la pasada década el King Nikochan, buen sabedor de mi querencia y devoción por el rock de la segunda mitad setentera y primer lustro ochentero, me venía con lo de "de verdad que tienes que escuchar a este tío"... El nombre no me era desconocido, por mi filiación "costellera" casi patológica y por pertenecer el artista a ese periplo indicado, lo había "encontrado" en artículos y biografías varias, pero por la razón que fuere no me había detenido aún en su música (no tengo perdón, claro... o sí, qué cojones, que solo tengo una vida y lo de la omnisciencia nunca lo he acabado de controlar del todo). La cuestión es que el marciano vecino me pasó muy generosamente un par de discos de su etapa inicial... El estreno, "Howlin' wind", que es canelón fino y, claro, "Squeezing out sparks"... Disco éste que, directamente, hay que escuchar de pie y, en verdad y al humilde parecer propio, una masterpiece de tres pares de esto del rocanrol... A partir de ahí y hasta hoy, recuperar la carrera de Graham ha sido un guzztazo de otros tantos pares y más, qué duda cabe. Así pues, ya casi en present time, celebré y disfruté como una enano de ese "Imaginary television" de hace un lustro (no era "squeezing", obvio, pero me acompañó mucho, muy bien y durante muchas semanas) así como, y aunque algo menos siendo honesto, el anterior a su flamante estreno en el que se reencontraba con su legendaria banda de acompañamiento ("Three chords good", 2012)... Y ahora, este mes, ha caido al fin su continuación con esto del "Mystery glue". Disco que, volvemos al principio de entrada y me repito, me ha dejado una muy desgarrada y marcada sensación de pesadumbre, de machaque anímico importante, tras algo más de una semana de compulsivas escuchas.


"Mystery glue" es un drama de la hostia, para resumir. Una trampa fatal e hijoputesca a más no poder para almas y espíritus (sensibles o no). Y la razón es, finalmente, clara y transparente como ella sola la muy puta... Es una maravilla de principio a fin. Un trabajo de otro y para cualquier tiempo que (me) relativiza de una sentada todo lo que he escuchado, y seguramente sobredimensionado,  en los bastantes últimos tiempos. Es soulero que nos morimos, tiene vitalista arrojo newaver (del bueno y añejo, del de Lowe y cia) en cada poro y las canciones... Joder con las canciones. Y cómo las canta (elegante cuando toca, colega cuando quiere)... No es un disco que meramente "mole" (aunque obviamente lo haga), no es solo "arruga bella" (65 palos que nos cumple Graham en unos meses), o un correcto reflotar glorias pasadas por un día... El/los canallas se ha/n marcado una "masterpiece" de la hostia reconsagrada. Tal cual. Un batiburrillo donde Dylan y Newman conviven con los grandes nombres de aquella movida que propulsaron el ya mentado Lowe y Edmunds hace ya tanto a costa de las formas más primigenias y reconocibles de esto del rocanrol... Un trabajo que, al fin y de una puta vez, me recuerda (cual barco pirata al final de Peter Pan) que lo difícil, lo difícil de verdad, es hacer grandes canciones y dejarse de leches... Sin armazones innecesarios generados en estudio, sin aupamientos externos gratuitos, sin que la palabra "tendencia" aparezca en ninguna esquina de la foto...  Es lo que ocurre, lo que debe ocurrir siempre con los grandes discos si en verdad lo son y algo que nunca falla (que es más viejo que la sopa ello). Lo que ocurre con "Squeezing" y lo que cada vez tengo más claro que ocurre/ocurrirá con "Mystery glue"... Sí, así de burra es la cosa. De entre los discos de la última década solo "The eternal" de Sonic Youth, y en un registro evidentemente tan distinto, me había dejado una sensación tan rápida y palpable de estar ante algo que, no me cabe duda, merecerá ser muy largo tiempo venerado (aún más allá de marcadas querencias propias o de  las de quien toque)... Y, finalmente, ¿por qué tan jodida es la cosa, -volviendo sobre lo de antes-, pues?... Pues porque el puñetero Graham me ha dejado cristalino, como casi nadie había logrado en tiempo (recuerdo ahora el "Together Through Life" de Bob o esa pseudo-reencarnación de los Groovies por parte de Jordan con lo de Magic Christian), que cuando algunas generaciones de artistas vayan levantando la mano para pedir la cuenta final al inefable y cabronazo camarero que responde por "tiempo" muchos nos vamos a quedar muy, muy, solos. Y ahora ya pueden relativizar lo que les salga de lo suyo que hay barra libre: "Es lo que hay", "¿qué esperabas?", "ley de vida"... Pues vale, pero sigue jodiendo y permítanme (por ello mismo y en consecuencia) que, por esta vez, invite a zumbarse quien proceda su realismo/pragmatismo por ese lugar donde la espalda cambia de nombre sin la menor dilación... Como escribí hace bien poco en otro lugar: "Graham is no ordinary word". Magistral lo suyo Señor Parker.


8 comentarios:

  1. Un disco que me recuerda a la época gloriosa del Monalisa sister's Sies una Obra Maestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi el tipo se las ha apañado para dejar muy buenos discos en todas las décadas (aún en los 90's que es su bajón más marcado)... Lo que pasa, y esto es humilde opinión personal de uno, que empezo tan arriba y tan fuerte que sin que sea justo ni pretenderlo auto-eclipsó de alguna manera su propia obra para siempre... Y ojo que yo pienso que tiene algunos contados de ese nivel, sí, pero es que así en ramillete de media docena, o casi, seguida... Pfff, eso es mucho nivelon... Nivelon ante el que no debe bajar la cabeza este flamante estreno, ya puestos y me alegra la coincidencia.
      Abrazo Bernardo.

      Eliminar
  2. Estaba asustado con la introducción de tu entrada, pensando que te había decepcionado el disco. Ya veo (leo, más bien) que andaba totalmente descaminado. Tengo pedido el disco, antes de haberlo escuchado (no me bajo música, ni suelo escuchar anticipos de canciones de las obras de los autores en los que confío a ciegas, y Graham es uno de ellos). Me alegro entonces de tus comentarios y de saber que te ha gustado. Tu entrada, en definitiva, me hace salibar más a la espera de que caiga en mis manos este su último trabajo.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que el tío es bueno de narices pero, eso me parece a mí al menos, con éste clava el discón que venía tanteando de hace un tiempo. Los recientes eran muy disfrutables pero aquí hay "algo más" que se dice, vaya. Tremendo cuando un grande vuelve y nos pone las cosas en su sitio para recordar de que va esto... A ciegas sin duda, Javier. Sabio eres y abrazo guzzero.

      Eliminar
  3. Joder cuando he leido el principio me temía lo peor...ya lo tendo meroreando por casa y toca para esta semana, lo escuche ayer de viaje en el coche y me pareció un pelotazo pero la escucha no es de las que valen, viaje con familia charlando y música de fondo.
    Me lanzo a él, esperaba un buen disco pero parece mas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un regalazo de disco, Addison. A mi me ha ido (y me está) gustando cada vez más con esas sensación de "joder, joder qué bueno", para volverlo a poner otra vez y cambiando de favorita casi a cada escucha. Y no es solo la nostalgia por su sonido y estilo, que podría haber salido tranquilamente en su momento de esplendor este disco, es que las canciones son cojonudas sin más. Abrazo Mr. De Witt !

      Eliminar
  4. Aquí un humilde admirador de Graham Parker y fan siempre ; este Mistery Glue rescata en mi opinión aquel no se qué que tiene el pub-rock ( también mucho de pre pub-rock ) que tanto tantísimo me gusta ; y es que los Rumour son supervivientes y legitimos abanderados de aquel tinglado y eso , querido Guzz , tiene mucho que ver en que Mistery Glue me tenga enganchado ; las canciones buenas buenísimas , su ejecución aún mejor .
    Siempre me divierto con tus ocurrencias porque yo también me había asustado en principio , eres tremendo .
    Suscribo todas tus palabras .
    Un Abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como Maestro newaver total que para mi eres Jesus (que "watch your step" is the song) tú entusiasmo ante el nuevo Graham no hace sino rubricarme esta sensación de que estamos ante algo grande, grande de narices. Esto es así. Y sí, soy un rato cabroncete... Me gustan los giros efectistas de a granel (aunque, contrariamente, me repelan en según que films... qué cosas). De aplauso, eso sí y hasta la autolesión de manos, el tan cojonudo envoltorio de los Rumour !
      Abrazo Jesus !

      Eliminar