viernes, 19 de julio de 2019

ROCK AGAINST LA CANÍCULA (IX)

Cap. 9: "Outlaws" / THE OUTLAWS (1975)

Los Skynyrd, Allman, la Marshall Tucker Band, Burrito (y de paso le pasamos la mopa a la estatua de Gram, ya puestos) y todo lo que se quiera. Antes y después de ese 1975 en el que apareció el elepé destacado hoy y desde lo que suele convenirse como "rock americano", southern o no (que eso, por vergüenza torera, se lo dejo a los que adoran esa vertiente rockera de forma ya más concreta), pertoca. Sea como fuere, el estreno de The Outlaws -homónimo al borrar el artículo- merece permenecer sin duda entre los imprescindibles de la mentada vertiente y/o sutiles variaciones... O por lo menos en la lectura que en esta humilde casa se hace y hará. E importa cero que, al contrario que ocurre con la mayoría de grandes nombres del tinglado, la formación no ofertara nada cercano a este nivel a lo largo de su carrera restante (aunque ojo, no se caiga en el desprecio gratuito, que este personal es apreciado y bastante por los ya antes señalados acólitos del género). "Outlaws",en definitiva y no se dude, trasciende con holgura a su etiqueta y demuestra por enésima (es de esos discos, si) que existe un punto donde la calidad manifiesta pisa y aplasta sin miramientos  todos los apriorismos y simpatías/antipatías habidos y por haber.

Un disco adictivo a poco más poder, con unas harmonías vocales de aplaudir de pie y unos juegos guitarriles del caerse de culo. En él se da espacio a la balada intachable (" It Follows from Your Heart") lo mismo que al virtuosismo porqué sí ("Waterhole"), tiene una tripleta inicial invencible que te mete dentro del disco por espuelas (imposible quedarme con una de entre "Song for you" y "Song in the breeze", para señalar la favorita personal de la colección de no darse después la coda que se dará) y, faltaría y entre otras (haciendo especial hincapié en el tan agradecido y vivaracho tono general), está ese remate ya apuntado con la prodigiosa "Green Grass & High Tides"... Canción que por si sola convierte este lote de tonadas en algo imprescindible. Sin más. A partir de aquí investiguen sobre la formación, vida y obra, lo que quieran (o no), demuestren lo mucho que saben dicendo que tal disco de los Allman o quien fuere es muchísimo mejor en comentarios y/o, en resumen, todo lo que les apetezca. Pero que nadie se haga la putada nunca de privarse de esta maravilla por prejuicios de ningún tipo... Masterpiece, de bluegrass, country, southern, zarzuela western y hasta del canto gregoriano, si hace falta. Y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario