martes, 6 de noviembre de 2018

TERMINATOR (1984)

INTRO. Por mucho que se empeñe siempre en hacerla "tener un accidente", a fin que el film que hoy reza en cabecera figure como su estreno, la primera peli de Cameron fue "Piraña 2". Repasado ello, estamos con éste "The Terminator" no sólo ante mi film predilecto del afamado y millonario realizador canadiense sino, directamente, ante el único suyo que realmente (y muy marcadamente además) me linda con lo que sería la simple y llana excelencia. O poco menos. 

SINOPSIS PRESTADA. Los Ángeles, año 2029. Las máquinas dominan el mundo. Los rebeldes que luchan contra ellas tienen como líder a John Connor, un hombre que nació en los años ochenta. Para acabar con la rebelión, las máquinas deciden enviar al pasado a un robot -Terminator- cuya misión será eliminar a Sarah Connor, la madre de John, e impedir así su nacimiento.

A FAVOR. La ambientación retro-futurista que, aún desarrollándose la acción en el presente de los mid-80's, consigue proyectar la irrupción de los dos crononautas (con la inestimable e insaltable colaboración de su inolvidable y "sintetizada" soundtrack). La tensión creciente tan bien lograda. Arnold en el papel de su vida (un cyborg asesino completamente inexpresivo) y el otro par de protagonistas, Linda Hamilton y Michael Biehn, que logran dar la credibilidad necesaria al guiso. Terminando, por supuesto, con el carrusel de pasajes icónicos que hacen del film piedra de  toque infranqueable del género al que pertenece. 

EN CONTRA. Si por alguna razón alguien quiere hacer defecto del "chispazo" de turno por aquello de los fx de la época, allá el/ella con lo suyo. No es mi caso y, además, añado que probablemente esté detrás algún pueril intento del fan irredento de T2 tratando de convencernos que es mucho mejor, apostillando -más que probablemente y de seguidilla- un definitivo "porque mola más" (pura añagaza pseudo-argumental del que prefiere espectáculo visual a riqueza narrativa).

CONCLUSIÓN. Magnífico, tremendo film que auna como pocos sci-fi y terror (por mucho que esto segundo, y a pesar de su lectura "soft" en ciernes, se haya perdido un algo en el olvido del omnisciente colectivo al alzarse con el tiempo en pura iconografía pop). Obviando su condición de indispensable, solo queda reincidir que para muchos, y por años pasen, ésta siempre será la única y auténtica "la buena"... La otra, "Terminator 2", es un magnífico film de acción (las otra secuelas -y variaciones- ni siquiera entran en consideración aquí), de los mejores de siempre muy seguramente. Pero, de forma irremediable, la magia y grandeza de ésta historia nos sigue y seguirá anclada a muchos en éste tan poderoso largometraje de su tan orwelliano año de estreno... En la segunda peli de James Cameron, para terminar de concretar ya del todo.

GUZZTÓMETRO: 9 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario